cabecera-opinion

Tribuna

De la arrogancia de unos y el pesimismo de otros tras las elecciones generales

Nuestro país se encuentra sumido en un mar de sentimientos encontrados desde que se conocieron los resultados de las últimas elecciones.

El Graderío de la Catedral

"Trabajo Social", no "Voluntario"Mercedes Serrato

No es la primera vez que cierta ONG, generalmente con renombre, y hasta "prestigio", lanza una oferta supuestamente laboral, y digo supuesta porque todo respondería a una oferta de este tipo si no resultara que la remuneración se especifica como "Voluntariado", que va a terminar por ser el "Dios te lo pague" de este siglo.

Lo que nos hace humanos

AcostumbrarseEduardo Parody

A que ya no tienes edad de buscar la teta, a las comidas buenas y las no tan buenas, a que no siempre tienes razón, a que no se puede hacer todo lo que quieras sin pensar en el resto, a que el planeta lo habitan más personas que tú mismo, a que no todo el mundo está en tu contra, a crecer, a que vuelvas a tener edad de buscar la teta a [ ... ]

Marea escorada

Insuflar el miedoPaco Ramos

El final de los años 60. El comienzo de los 70. La Primavera de Praga, el Mayo del 68, la Revolución de los Claveles, Woodstock contra Vietnam, Latinoamérica levantándose contra sus regímenes. Un mundo en lucha.

Rueda de reconocimiento

Los cielos de ce...NizaFrancis Segura

Tenía que haberme puesto a escribir. Debía haber superado la crisis de los últimos días y dejar puesta en pie la Rueda con antelación, como le había prometido al director en propósito de enmienda. Me arrepiento sobremanera, porque ahora, cuando debe comenzar el día y todavía ahí fuera ese de noche, no soy capaz de eludir, sobrevolando l [ ... ]

La Sevilla Moderna

Apología del cuñadoGermán Jiménez

El concepto cuñado (brother-in-law en inglés), según el abecé de la nueva política, responde a aquel hombre de más de dieciocho años que cuenta con una habilidad natural para opinar con aplastante autoridad sobre todo.

La vuelta de tuerca

Reflexión de jornadaMaría José Santos

Cada jornada electoral en mi familia celebrábamos nuestra particular fiesta de la democracia. Nos levantábamos a eso de las 8 con nuestras papeletas ya preparadas, íbamos a desayunar al bar que estaba cercano a nuestro colegio y no más tarde de las 10 ya habíamos depositado nuestro voto. Volvíamos a casa satisfechos por el deber cumplido e  [ ... ]

El blog de la redacción

Y Sevilla, pese a todo, se mueve

Domingo, 14 Octubre 2012 07:00

Christopher Rivas

La crisis económica, el paro y la parálisis de las administraciones sumado a un desánimo arrollador en la ciudadanía no impide que grupos de sevillanos estén tratando de impulsar el avance de la ciudad desde la constancia, el trabajo desinteresado y el deseo de mejorar.

Son ya más de cinco años desde que entramos de lleno en la crisis económica más dura de la historia reciente. Y nos pilló empezando a despegar. Era precisamente entonces cuando Sevilla y Andalucía comenzaban a sacudirse los complejos post expo. Presumían de sus mayores presupuestos de la historia, de sus menores registros de desempleo, de las inversiones en infraestructuras e incluso de cierto avance social y cultural. Y entonces nos dimos de bruces con la realidad.

La realidad hoy es que el paro roza cotas preocupantes, las administraciones capean el temporal entre recortes a los servicios públicos, entre su propia crisis existencial y de representatividad. La economía está paralizada y las inversiones, también. Y eso sólo acaba lastrando más aún el avance.

Y sin embargo, la ciudad no está quieta. Ha sido precisamente esta semana cuando se ha constituido la Federación de asociaciones ‘Sevilla por el metro’ con el objetivo de aunar a la sociedad sevillana sobre un plan concreto: apostar por la construcción de la red completa del Metro de Sevilla como medio para impulsar el progreso social y económico de Sevilla y su entorno. Son entidades que poco o nada tiene en común a priori. Eso si pasamos por alto el mayor nexo entre todas ellas: Sevilla. Con esta idea, Sevilla por el Metro intentará de hacer partícipes a cada ciudadano de Sevilla y su área metropolitana del arranque, nuevamente, de las obras del metro.

Precisamente la editora de Sevilla Actualidad, la Asociación Deguadaíra, es una de las fundadoras de esta iniciativa que tiene circunstancialmente a este que les escribe como portavoz. Y aprovecho para recordar que si la economía no se activa, difícilmente saldremos de donde estamos, y si para activarla hace falta estímulo económico ¿qué mayor estímulo para Sevilla que su red completa de metro? Esta iniciativa ha sido la última en nacer, pero ni mucho menos, por suerte para esta ciudad, es la única.

También hemos conmemorado esta semana la celebración de los 20 años de Expo’92. Y una vez más, ha sido la ciudadanía quien ha vuelto a estar a la altura, mucho más que las administraciones de todo color político, aunque mención aparte merece la improvisación de una fiesta aniversario de dudosa calidad (por la poca o nada vinculación con lo que fue la muestra universal) que ha apañado nuestro gobierno local ante la dejadez, la falta de interés o la limitada visión de sus miembros, vaya usted a saber.

En este caso ha sido la Asociación Legado Expo, un grupo de jóvenes –algunos ni conocieron la Expo’92- que conscientes de la importancia de aquel evento para Sevilla ha trabajado desde la ausencia total de recursos económico una agenda dignísima de conmemoraciones y eventos, que, de haber tenido mayor respaldo institucional, habrían cerrado con respeto la conmemoración de aquella gesta que puso a Sevilla, Andalucía y España en el mapa mundial.

Han organizado visitas por la Cartuja para 3.000 personas, fiestas conmemorativas en dos discotecas de la ciudad, una marcha ciclista y hasta una exposición de objetos de Expo’92. No han tenido el apoyo de Ayuntamiento, Junta o Estado, pero han tenido todo el apoyo moral de sevillanos más o menos conocidos que, cada uno en su campo, y con sus posibilidades, han aportado un recuerdo, han comprado una camiseta o un pin, han gestionado la visita a tal o cual pabellón o simplemente, han participado activamente. Es una muestra más de que Sevilla, pese a todo, está lejos del conformismo y la pasividad que reflejan sus gobernantes.

Pero si de ejemplos sobre avance ciudadano –o sobre la falta de liderazgo de las administraciones- se trata, podemos continuar con la Asociación Sevilla se Mueve y el blog Cultura de Sevilla. Ambos de la mano están organizando la que será la Noche en Blanco. Una jornada que recupera desde el trabajo altruista, y la práctica ausencia de recursos económicos, lo que fuese La Noche Larga de los Museos, que durante tres ediciones se celebró en Sevilla con notable éxito de participación. Luego vino la crisis y el desinterés político. Y aquello acabó en el olvido.

En este caso ambos colectivos llevan meses trabajando con empresas culturales y el Ayuntamiento de Sevilla para, entre todos, poder conformar una noche abierta de la cultura sevillana. Y lo han conseguido. Esta semana ofrecerán más detalles del evento que, en grandes cifras reúne ya más de 30 espacios culturales de la ciudad que el próximo 26 de octubre mantendrán una programación ampliada para acoger al público que aprovechará la cultura para salir a las calles y todo ello, hecho por ciudadanos y para ciudadanos. Y sí, desde Sevilla. Ejemplos claros hay de que lejos quedan ya los tópicos del conformismo andaluz, o la dejación sevillana, porque así es como se van desmontando los tópicos: a fuerza de realidad.

Sin duda mucho deben aprender políticos y gestores de esa ciudadanía que sigue construyendo proyectos, ilusiones e ideas frente a viento y marea y que no se da por vencida por el pesimismo, la dejación o la visión conformista de la vida. Y a ver quien dice ahora que Sevilla no se mueve.

www.SevillaActualidad.com

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar