Portada » Más » Networking empresarial » La decepción Público
Networking empresarial

La decepción Público

Ya me está tocando las narices Público oye. Que no sólo te cobran por un servicio que “desde siempre” –me encanta esa expresión que parece que protege a la Coca-Cola de un futuro envase verde- había ofrecido gratis sino que además tenemos que seguir tragándonos su bandera inicial de “progresista, de izquierdas, popular” sin chistar.

Belén Zurbano Berenguer. Me pellizcó por primera vez la sensibilidad el día que, misteriosamente, desapareció Reig de sus páginas. Y vaya, este tipo sí que me sacaba de mis casillas a veces, pero por eso mismo tenía que estar ahí, para decirnos lo que a algunos no nos gustaba y de la manera que a él, solo a él a veces, le venía en gana. Pero bueno, llegaron los libros comunistas y se me pasó el berrinche. A ver, debilidades tiene todo el mundo.

Luego vinieron las sucesivas subidas del precio. ¿No era éste el periódico de todos? “Del pueblo” les hubiera faltado decir. Lo callaron para no dar la impresión de trasnochados pero impulsaron su promoción cultural y vino un derroche de DVD’ s, libros, colecciones fotográficas, capítulos de Barrio Sésamo y hasta documentales de animales. Si bien es cierto que no ofrecen cartulinas acumulables para adquirir a buen precio una minipimer tampoco hay que obviar que pagamos 2 euros queramos o no por el producto cultural X que a Público le encarte meternos el domingo en casa.

Desde luego costar, cuesta lo que todos. Y ahora lo de la hemeroteca… o “edición papel” o como quieran llamarle. ¿Qué lleva? ¿Tres años?  Desde su aparición en 2007 ha prestado el servicio de consulta de la versión impresa de manera gratuita y retroactiva. Que podía consultarse cualquier número vaya, desde el 1. Por algo Ignacio Escolar, cuando aún era director de Público afirmaba su defensa “del espacio público, el interés público, el dominio, público, la cosa pública, el gasto público, la sanidad pública, la educación, pública y el foro público”. (1)

Y ahora lo ponen de pago. A tomar viento fresco el espíritu cuasi social de este diario, el afán culturizador y “popular” (2) de este medio, ese mirar de veras por la garantía en el acceso a la información. Que no te gusta leer en formato web y quieres la noticia maquetada, pues paga. Que quieres comparar lo que salió en prensa con las sucesivas actualizaciones y su resultado final en la web, pues paga. Que investigas y la hemeroteca digital –gratuita- te viene de perlas, pues te aguantas.

 Ésta, como tantas otras decisiones que ha tomado Público en su corta trayectoria, en la que los vaivenes directivos y la relación el poder político no han faltado, no es sino una decisión empresarial más en última instancia. Sin hablar de los despidos que, “claro” en tiempos de crisis se hacen más necesarios que nunca (3). Asumo que solo tengo derecho a una pataleta de pobre empedernida pero lanzo una duda, la inquietante duda, ¿y si algún día nos negáramos? ¿y si un día la sociedad dijese no?

[Consultado: 27/08/10]

(2) Escolar.net. Disponible en

http://www.escolar.net/MT/archives/2007/09/todo-lo-que-siempre-quiso-saber-sobrepublico.html

[Consultado: 27/08/2010]

(3) Sindicato de periodistas. Disponible en

http://www.sindicato-periodistas.es/profesion_ver.php?id=261

[Consultado: 27/08/2010]

(1) El Mundo. Disponible en http://www.elmundo.es/elmundo/2007/09/20/comunicacion/1190308120.html
[Consultado: 27/08/10]
(2) Escolar.net. Disponible en
http://www.escolar.net/MT/archives/2007/09/todo-lo-que-siempre-quiso-saber-sobrepublico.html
[Consultado: 27/08/2010]
(3) Sindicato de periodistas. Disponible en
http://www.sindicato-periodistas.es/profesion_ver.php?id=261
[Consultado: 27/08/2010]

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Belén Zurbano

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required