Portada » Más » Mente sana » Cómo tener una relación de pareja saludable
Mente sana

Cómo tener una relación de pareja saludable

Elige a tu pareja con mucho cuidado. De esta decisión dependerá el 90% de toda tu felicidad o tu tristeza; pero después de elegir cuidadosamente, el trabajo apenas empieza. -H. Jackson Brown-

 

Las relaciones de pareja es un compromiso que adquieren dos personas para acompañarse y compartir juntos el “viaje” de la vida.
Por eso es fundamental que la pareja, desde el inicio, comparta unos mismos pilares y sean capaces de construirlos unidos, para que puedan apoyarse en ellos en todos los proyectos futuros.

Para comenzar a construir, lo primero que debe existir entre ambos es un equilibrio. Todo tiene que estar lo más “equitativo” posible. No es sano, que siempre sea el mismo miembro de la pareja, el que más dé recibiendo poco a cambio. La balanza en este aspecto siempre tiene que estar proporcionada.

A menudo, que una pareja no continúe, se debe a un fallo en estos pilares. Bien puede ser porque no se llegó a un acuerdo a la hora de establecerlos y, por lo tanto, no existe una base fuerte sobre la que sostener la relación.

Partiendo de esta base, hay expertos en psicología de pareja y familia, que establecen un número determinado de pilares sobre los que fundamentar una relación, para que sea duradera y sana. Algunos expertos señalan 4, otros 7, incluso algunos fijan 9 o más pilares. Esto, evidentemente, es algo muy personal y muy íntimo de cada pareja, el decidir en cuantos apoyos asentarán su relación. Si bien es cierto, que se recomienda fijar un mínimo para que la relación suponga un estado de disfrute y felicidad.

A mi parecer, conocer algunos de estos pilares, es algo aconsejable y que no está lejos de ninguno de nosotros. Además funciona como algo orientativo y que puede sernos útil, incluso si ya mantenemos una relación estable, puesto que, a veces, necesitamos reeducarnos y adquirir nuevas habilidades emocionales.

No está demás puntualizar que, aunque estos factores pueden ser motivo de éxitos en nuestras relaciones de parejas, la piedra angular de todo somos nosotros mismos; aunque esto pueda resultar impactante. Las relaciones son un espejo perfecto de la relación que tenemos con nosotros mismos y con nuestra historia personal. Todo lo que no hayamos solucionado o trascendido de nuestro pasado, de nuestro origen familiar, lo reproduciremos en nuestras relaciones de pareja. Precisamente porque es una asignatura pendiente que hemos de sanar en nuestra vida y sigue estando presente porque no lo hemos solucionado.

Dicho esto, pasamos a conocer cuales son estos pilares:

1. Amor sin dependencia. Para establecer este pilar, es fundamental que ambas partes lo sientan.
El amor sin dependencia, significa que queremos compartir nuestra vida con el otro, pero que no lo necesitamos. Es decir, aceptar que somos dos personas diferentes y no un pack dos en uno, significa dejar nuestras inseguridades a un lado y conseguir que el otro esté con nosotros porque quiere y no mediante manipulaciones. Supone que nuestra pareja puede conocer a miles de personas pero aún así, nos prefiere a nosotros.

2. Comunicación: la clave del éxito. Diríamos que es el más básico de todos. A partir de este pilar, se construyen todos los demás.
A través de la comunicación, llegaremos a acuerdos y conoceremos mejor cuales son los deseos y aspiraciones a las que quiere llegar la pareja. Es muy bueno reservar un tiempo del día a conversar con nuestra pareja de cualquier cosa, ya que favorecerá el que mantengamos una relación satisfactoria y basada en la confianza. Con la comunicación no solo expresamos nuestros sentimientos, sino que también escuchamos los de la otra parte.

Sin embargo una comunicación inadecuada puede causar muchos estragos, sobre todo en el terreno de las discusiones. Se puede llegar a tener una discusión de manera constructiva, en la que aportemos nuestro punto de vista con respeto,sin reproches y acusaciones.
Para ello podemos emplear algunas pautas como, hablar de como me siento yo, sin acusar al otro; utilizar un tono amable y evitar el reproche; ignorar si la otra persona nos ataca o cambia de tema; hablar solo de un tema por cada vez.

Esto puede resultar complicado, ya que no siempre nuestros nervios están tan calmados y nos apetece tirar todo lo que encontramos por la casa, pero si respiramos hondo y esperamos a que nuestro nivel de activación haya bajado un poco, los resultados serán mucho mejores.

3. Respeto. Íntimamente relacionado con el respeto, está la Confianza. Si existen estos dos pilares, viviremos en una relación saludable y en armonía.

Si hay respeto, también existe el Amor y una Comunicación adecuada. Respetar al otro es crecer juntos, al compás, sin imposiciones, sin expectativas sobre el otro, sin dependencia emocional, y sin agresiones. Relaciones basadas en celos y faltas de respeto están destinadas el fracaso.

4. Ser uno mismo. Compartir la vida con una persona no tiene que ser sinónimo de perder la identidad propia.
Lo ideal es expresar claramente quién soy, en cuanto a gustos, intereses, ideologías, aspiraciones, valores personales…

5. Momentos propios. No hay nada mejor que compartir momentos o aficiones con otras personas distintas a nuestra pareja o incluso en soledad.

Esto no supone que no hagamos actividades en pareja, todo lo contrario; significa, que además de llevar a cabo distintas actividades en pareja, también podemos hacerlo con amigos e incluso si nos apetece a solas, pues también.

Aunque no lo parezca, esto también ayuda a fortalecer a la pareja. Después tenemos más temas de conversación y también favorece el aumento de nuestra autoestima, ya que inconscientemente, nos hace vernos mas dependientes y autosuficientes.

6. Fidelidad. La Fidelidad es un acuerdo y una forma más de vivir las relaciones afectivas. Sólo compete a la pareja decidir cómo quiere enfocar éste pilar, siendo condición indispensable que sea un acuerdo mutuo, y por el cual ambos se sientan seguros y con confianza plena en el otro.

Sobre el autor

Avatar

Sara Iglesias

Nacida en Aracena, Huelva, siempre ha estado muy vinculada a la ciudad de Sevilla y su idiosincrasia particular. Se instala en ella hace nueve años para formarse como educadora en lenguas extranjeras. Actualmente, está especializada en Coaching Social para la Motivación y los procesos de Cambios.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required