cabecera-cofradias

Rafael Laureano: "Estamos acostumbrados a ver cuadros con letras en vez de carteles"

Domingo, 26 Marzo 2017 14:06

Mercedes Serrato

rafael-laureano

El pasado domingo, festividad de San José, se presentó en Triana el último cartel de Rafael Laureano Martínez González; una obra con la Esperanza de Triana como protagonista, cuya composición no ha dejado indiferente a nadie.

Aunque a veces genere confusión, Laureano no es apellido sino segundo nombre. Este pintor afincado en Benacazón está generando de este segundo nombre todo un estilo a la hora de componer sus obras. El folclore revisado y la integración de múltiples símbolos ofrecen la base para unas creaciones que en algunas ocasiones, suscitan muchos comentarios y no poca polémica.

De esto, y algunas cosas más, ha hablado para Sevilla Actualidad en los últimos días de una Cuaresma que empieza a extinguirse entre un clima demente y el incipiente bullicio de las calles.

Sevilla Actualidad: Sus carteles suelen tener un gran estudio tras su composición, cuestión que usted intenta explicar convenientemente pero ¿cree que esa información se transmite a primer golpe de vista sin más?

Rafael Laureano: Creo que si, por lo menos la mayor parte. De todas formas también es muy interesante que el espectador lo interprete personalmente, a veces hay cosas que ha realizado mi subconsciente y no lo sabía. Una de las obras que realicé en la que aparecía una caseta de madera en la Fundación Antonio Gala hacía una crítica social por las personas sin vivienda. En la exposición, una señora se dirigió hacia mí emocionada por que le había recordado a su infancia y el campo de su abuelo. Al final, el arte es un modo de transmisión y de un modo u otro, mis obras lo cumplen con creces. El estudio para mí es muy importante, mis obras no son nada superficiales y al que le apetezca, le ayudo a bucear en ellas con mis explicaciones.

SA: Existe una definición muy conocida, que expone que un cartel es un grito en la pared. ¿Se adhiere a esta definición a la hora de afrontar sus carteles?

RL: Sí. Estamos muy acostumbrados a ver cuadros con letras en vez de carteles, o realismo mágico. Yo intento crear una forma de cartel distinta y propia, eso es quizás lo más difícil. Creo que si no lo he conseguido ya, estoy muy cerca. La gente cuando ve mis obras reconocen que son de mi autoría, eso es fundamental para mí. Algo que realizo en mis obras cartelísticas es poner un punto de tensión, un centro de miradas y después, elementos secundarios. Así consigo que, aunque hayan muchas cosas, estén ordenadas y no creen caos.

cartel-rl-semanasanta-huelva

SA: Del cartel de la Semana Santa de Huelva usted realizó libretas, marcadores para libros y algunos objetos más. ¿Es esto otra forma de transmitir el arte?

RL: ¡Claro! Y una forma de interactuar con el espectador de forma distinta para que la obra forme parte de su vida diaria. Eso es algo que no se ha realizado nunca y yo llevo tiempo queriendo sacar. El de Huelva ha sido el primero y con el de la Esperanza de Triana estamos en ello, saldrán en los próximos días.

SA: El último cartel, presentado el domingo 19 en Santa Ana es prácticamente un collage ¿le gusta esta denominación?

RL: Bueno…ni me molesta, ni me encanta. En el arte contemporáneo los márgenes de las diferentes disciplinas se han desdibujado. Yo concibo el collage como algo más plano, con menos relieve. Me recuerda más a un relicario, a un encapsulamiento de tiempo y/o sentimientos. Me encanta el collage y lo practico sobre todo en mis bocetos, pero esta obra es más compleja de definir. Cuando presencias la original parece una mini instalación, porque crea una experiencia visual y conceptual muy completa. Estoy muy contento con esta obra.

SA: ¿Hasta que punto es la pintura de Rafael Laureano barroca? 

RL: También me han dicho que es minimalista, fíjate que conceptos más enfrentados (risas). Las últimas beben bastante del barroco, con últimas me refiero al cartel de la Semana Santa de Huelva, al de la revista La Muy o el de la Esperanza de Triana. Un barroco revisado y contemporaneizado, porque no soy mucho de “neos”. Cojo elementos como los marcos, flores u otros característicos del motivo a representar y de diferentes épocas, los filtro y hago, como dicen mis compañeros, obras muy Laureanistas.

SA: Sus últimas obras han tenido cierta polémica, destacando por encima de todas la de Arahal, donde el consistorio optó por retirar su cartel, que además fue objeto de fotomontajes y memes. Sin embargo, usted afronta estas cosas con relativo buen ánimo ¿Aprende mucho de estas críticas?

RL: No, porque por desgracia estas críticas suelen estar vacías y provenir de personas sin conocimientos. He de reconocerte que para mi eso es un éxito. Provocar tantas reacciones con obras como las mías que no insultan o transgreden de forma agresiva es muy difícil. Lo peor que le puede pasar a un artista es pasar desapercibido. Eso ha pasado siempre, la Torre Eiffel fue criticada hasta la saciedad y hoy es el icono de París, la obra de Caravaggio La Muerte de la Virgen fue rechazada y hoy se considera una obra maestra en la historia del arte, Olympia de Manet, Picasso, Van Gogh, Monet, Duchamp, Turner… ¡Todos! El arte es una forma de generar sentimientos, y no todos tienen que ser positivos. A mi me alegra mucho tener en común rasgos como estos con los grandes creadores que todos hemos estudiado.

cartel-esperanza-triana

SA: Dejando a un lado la cartelería, sus últimas obras vienen a ser una revisión actualizada de estampas costumbristas ¿De dónde procede esta inclinación? 

RL: De Andalucía. Todos sabemos la riqueza léxica y monumental de nuestra tierra. Sus costumbres, folclore y tradiciones están aquí presentes en nuestras vidas directa e indirectamente. Los artistas, plásticos, cantantes, escultores, escritores, etc, que nacen/mos aquí, estamos rodeados de una presión cultural por la confluencia de culturas, un legado temporal y atemporal que en otros territorios de nuestro planeta tienen más reciente. En mi discurso, propongo mirar a nuestro pasado, sumergirnos en él y tomar las herramientas que este nos da para aplicarlo a nuestra obra. También mirar al mundo, lo que se está haciendo en él, así seremos auténticos, leales a nosotros mismos, internacionales y contemporáneos. Representar algo que no conozco o he visitado en un breve intervalo de tiempo me parece vacío para el tipo de obra que estoy realizando en este momento.

SA: ¿Hay algo que le gustaría pintar especialmente?

RL: Me gustaría diseñar y pintar una ópera. Escenarios, attrezzo, cartel… todo. Eso es algo que no me gustaría morir sin hacer.

SA: Su próximo cartel ¿Cuál será?

RL: Como expliqué en la presentación del último, de entre todas las propuestas que me llegan cada año para realizar carteles de hermandades, entidades, revistas, asociaciones... acepto muy pocos trabajos por el escaso tiempo que poseo y por la cantidad de horas, imaginación y esfuerzo que dedico a cada uno de ellos. Ahora mismo solo tengo firmado uno para el 2018, será de algo que no había realizado anteriormente para la provincia de Cádiz, hasta ahí puedo contar. Tengo otras cosas no cofrades cerradas para este año como nuevas obras que irán a Venecia, una exposición de un proyecto que me han seleccionado en una Fundación, dos exposiciones relacionadas con el año Murillo, etc. La verdad es que es mucho el trabajo que me llega y estoy muy contento por dedicarme a lo que soñé toda la vida, el arte.

SA: Muchas gracias, y buenas críticas.

RL:  ¡A ti! Cambiaría el “buenas” por “muchas” (risas), da igual que sean buenas o malas, si son buenas mejor, pero que tampoco falten las malas. Señal de que estamos vivos y nuestro arte no pasa desapercibido. Me gusta estar en el balcón mientras veo lo que pasa debajo. Feliz Semana Santa a todos y a todas.

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar