Portada » Más Actualidad » Desarticulan una trama internacional que fabricaba y exportaba medicamentos ilegales
La operación se ha llevado a cabo. entre otras provincias, en Sevilla/ Guardia Civil
Más Actualidad

Desarticulan una trama internacional que fabricaba y exportaba medicamentos ilegales

La Guardia Civil desarticula en el marco de la Operación Ayúrveda una red criminal internacional de fabricación y exportación de medicamentos ilegales en una operación en colaboración con autoridades europeas que en España se ha desarrollado, entre otras provincias, en Sevilla. La trama operaba fabricando y exportando a varios continentes medicamentos fabricados ilegalmente o vendiéndolos bajo una marca española falsa tras importarlos de Asia.

En concreto, junto a la provincia hispalense la operación se ha centrado en Teruel, Barcelona, Castellón, Valencia y Madrid. La investigación comenzó cuando la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) puso en conocimiento de las autoridades la denuncia previa de un laboratorio iraní que nunca recibió la remesa de medicamentos que había encargado y adquirido ni recibió importe por ello.

La investigación llevó a los agentes al descubrimiento de una trama de fabricación y distribución ilegal de fármacos a varios países de Asia, África, Europa, América Latina y América del Norte desde España, para su reexportación o introducción en los canales legales de distribución.

Con ayuda de las autoridades extranjeras, se supo que la Oficina de Investigación Criminal de la Food & Drugs Administration norteamericana vinculaba al laboratorio español en cuestión y a su administrador único con otro ubicado en Mumbay (India), implicado a su vez en tráfico ilícito de medicamentos con destino a EE.UU. para ser exportados a América Latina.

Inicialmente, la investigación se centró en la provincia de Teruel, donde se ubica el laboratorio y otra empresa farmacéutica del mismo administrador, probando la conexión comercial con otras similares en Sevilla, Barcelona, Castellón y Valencia.

A su vez, las empresas mantenían vínculos comerciales con otras farmacéuticas ubicadas en Francia, Reino Unido, EE.UU. y especialmente una en Mumbay que actuaba como asociada del laboratorio de Teruel para fabricar y distribuir los fármacos falsificados. En el caso de EE.UU, sus autoridades procedieron a la detención de una persona por tráfico ilícito de medicamentos en ese país.

Una falsa marca española para exportar los fármacos importados

La trama actuaba de varias formas, especialmente fabricando o acondicionando fármacos en España de manera ilegal, habiendo introducido antes los principios activos de estos en países como India o China usando documentación falda y creándose a posteriori para su distribución una marca ficticia. También se importaban medicamentos terminados de la India o China sin medidas sanitarias mínimas de conservación y transporte, que en España pasaban por fabricados en el país para facilitar su venta en otras naciones bajo una supuesta marca española.

Los fármacos así fabricados estaban destinados a tratamientos de distintas patologías, algunos para contrarrestar dolencias de gravedad como leucemia, psicosis y síndromes de ansiedad e incluso afecciones cardiacas graves, destacando fármacos como la penicilina, heparina, vincristina y morfina. También se ha detectado que a estos medicamentos fabricados irregularmente, se les dotaba de prospecto, cartonaje y etiquetado falsos, al igual que las indicaciones sobre fabricante y origen, siendo distribuidos posteriormente bajo esta falsa apariencia.

En algunos casos estos medicamentos falsificados, eran adquiridos al laboratorio ubicado en Teruel por otras entidades del sector farmacéutico, esencialmente distribuidores,  que bajo su propia marca ficticia y simulando el papel de fabricante,  eran comercializados fuera de la Comunidad Europea a países con legislación y control más laxo en materia de medicamentos, principalmente de África, Asia y en menor media de América Latina con el consiguiente riesgo para la salud pública ya que como se ha indicado, carecían de las mínimas medidas de control en su fabricación, transporte y almacenamiento.

Todas estas empresas participantes en este proceso de fabricación y distribución, carecían de los permisos necesarios para ese tipo de actividades, circunstancia acreditada por la AEMPS, organismo regulador y competente en materia farmacológica en nuestro país.

Según han constatado los investigadores, la trama en cuestión no realizó intento alguno de introducción de estos medicamentos en el circuito legal español/europeo, dedicándolos exclusivamente a la exportación.

El esclarecimiento de estas actividades también ha contribuido  a salvaguardar la buena reputación a nivel mundial en lo que se refiere al control y fabricación de medicamentos en España, ya que en varios de estos fármacos figuraba como fabricante nuestro país para así aprovecharse de esta garantía de calidad.

Esta operación ha sido llevada a cabo por la Sección de Consumo y Medio Ambiente (SECOMA) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y coordinada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz (Teruel) y por la Fiscalía Provincial de Teruel.

La Guardia Civil ha colaborado en la operación con Europol, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), su homónima en el Reino Unido MHRA (Medicines & Healthcare Products Regulatory Agency), Gendarmería Francesa,  Oclaesp(Office Central de Lutte contre les Atteintes à l’Environnement et à la Santé Publique), así como de otros grupos de trabajo y foros internacionales en los que participa la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil como son Pfipc (Permanent Forum on International Pharmaceutical Crime) y WGEO (Working Group of Enforcement Officers), ambos relacionados con el tráfico ilícito de medicamentos a nivel Europeo y Mundial.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required