Todo lo que debes saber sobre una Sociedad Civil
Más Actualidad

Todo lo que debes saber sobre una Sociedad Civil

En primer lugar, para poder conocer cómo funciona un tipo específico de sociedad, tendremos que saber qué es exactamente, en qué consiste, qué es lo que debemos saber sobre ella y cuáles son sus principales ventajas, así como averiguar si tiene desventajas.

Muchas veces, en la definición de Sociedad Civil, nombramos la Comunidad de Bienes para hacer una comparación y hacernos una idea sobre cada uno de estos dos conceptos. Pues bien, se trata de un tipo de sociedad en la que los proyectos empresariales son más bien sencillos.

Suele tratarse de un acuerdo entre dos personas, las cuales quieren alcanzar un mismo objetivo: crear una sociedad civil. Así pues, ambas partes han de firmar un contrato mediante el cual, comienzan un nuevo proyecto o actividad a través de la que se podrán obtener distintos beneficios y ganancias.

De modo que, tras haber iniciado este contrato y empezar manos a la obra, las dos partes que constituyen dicha sociedad comenzarán a llamarse socios capitalistas, siempre y cuando aporten capital propio.

Así pues, aquí es preciso mencionar de nuevo la Comunidad de Bienes y ver exactamente en qué se diferencias estos dos conceptos tan estrechamente enlazados. En la Comunidad de Bienes, debe, estrictamente, existir un bien común, es decir, que pertenezca a más de una persona. Sin embargo, en la Sociedad Civil, esto no es un requisito estrictamente necesario, sino que cada socio puede aportar bienes por su cuenta.

Además, no es necesario que se trate de bienes, sino que también puede tratarse de dinero, trabajos, o industrias. Asimismo, existen otros rasgos que hacen a estas dos sociedades ser bastante diferentes, puesto que la Comunidad de Bienes puede simplemente custodiar un bien común, mientras que la Sociedad Civil se construye única y exclusivamente para llevar a cabo un ejercicio económico a través del cual se esperan obtener beneficios. Es decir, tiene firmemente ánimo de lucro.

Debes leer también  China ya tiene vacuna y la usará para sus militares

Por otro lado, veremos que la reforma laboral del pasado año 2016 mantuvo que las Sociedades Civiles deben tributar por un impuesto de sociedades. No obstante, la Comunidad de Bienes ha de tributar a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Toma nota de estos consejos antes de constituir una Sociedad Civil

Antes de comenzar a constituir una Sociedad Civil, tendremos que saber que para empezar, necesitamos firmar un contrato privado mediante el cual se especifica de qué va a tratar dicha sociedad anónima laboral.

Es decir, tendremos que ser explícitos y dar detalles sobre la actividad del negocio, las aportaciones de cada socio, el sistema de administración y de representación, el porcentaje de participación al que contribuye cada socio, así como las causas de liquidación y disolución.

Por consiguiente, la responsabilidad de cada socio es personal e ilimitada frente a las posibles deudas que puedan ir apareciendo, ya que la sociedad que se ha constituido no goza de una personalidad jurídica propia. Es por esta precisa razón que la sociedad tributa por el impuesto de sociedades y los socios deberán estar dados de alta como autónomos para poder ejercer.

Finalmente, como hemos podido observar, hay varios aspectos y detalles que debemos tener en cuenta a la hora de formar una Sociedad Civil, por lo que debemos andar con cuidado y tomar nota de todas las normas que debemos cumplir para poder llevar a cabo este pequeño gran proyecto.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required