Portada » Opinión » Lo que nos hace humanos » Condiciones para el SÍ
Lo que nos hace humanos

Condiciones para el SÍ

1. Prohibición de la fabricación, compra y venta de armas en nuestro país por manos privadas: producir la muerte ajena no será nunca más un negocio. Establecer como prioritario convencer al resto de países de la Unión Europea de la necesidad que la mayor parte del planeta tiene de que se deje de fabricar armas.

Hacer lo propio con Estados Unidos y el resto de países del “primer mundo”. El lanzamiento de bombas no será jamás contemplado como una vía para solucionar conflictos con otros países. Situarnos, de esta forma, como una potencia mundial de la paz.

2. Concretar las medidas oportunas para que ninguna empresa española transnacional ofrezca condiciones laborales a sus trabajadores y trabajadoras de fuera de nuestro país (especialmente las que colocan sus fábricas de producción en países en desarrollo), que estén por debajo de lo que la legislación europea permite. No ofrecer a niños, mujeres y hombres lejanos lo que no nos atreveríamos a ofrecer a niños, mujeres y hombres cercanos.

3. Permitir el acceso a nuestro país a todos aquellos ciudadanos y ciudadanas de otros países que permitan nuestro acceso a ellos: si nosotros podemos ir a algún país determinado, los de ese país determinado también podrán venir al nuestro. Atención de todo inmigrante que solicite asilo y que proceda de algún país en el que esté teniendo lugar cualquier conflicto bélico sustentado con armas que hayamos fabricado y/o vendido nosotros. Ir progresivamente abriendo fronteras al resto de países. Establecer como línea fundamental de nuestro papel en la UE la apertura total de fronteras de Europa con el resto del mundo en un plazo inferior al de una legislatura.

4. Romper relaciones con todos aquellos países y ciudades que sean paraísos fiscales. Quitar la nacionalidad española a quien sea sorprendido con cuentas en estos lugares. Promover y luchar para que la Unión Europea siga el mismo camino.

5. Desarrollar proyectos energéticos que den una alternativa al petróleo. Sol, agua y viento, que en España tenemos en cantidad, deben ser nuestros principales combustibles, y el desarrollo de la tecnología que lo procese el principal objetivo en este aspecto. Si nos hacemos independientes del petróleo no tendremos presiones ni tentaciones de participar o mirar para otro lado ante los conflictos bélicos que regularmente tienen lugar en los países productores de petróleo.

6. Prohibición total de construcción en primera línea de playa (allá donde aún quede esa primera línea de playa). Tener como base de las decisiones urbanísticas el hecho de que nuestra descendencia pueda disfrutar de la naturaleza que nos queda al menos como la llegamos a disfrutar nosotros. Que puedan ver una playa virgen, que tengan acceso a una montaña limpia, que disfruten de parques y jardines.

7. Toda la inversión que antes se dedicaba a armamento se invertirá en desarrollo científico y tecnológico. Los descubrimientos alcanzados en estos ámbitos serán de esta forma propiedad del país y no estarán sujetos a negocio.

8. Situar a la educación y a la medicina como las bases de nuestra sociedad. La mejora y el conocimiento continuo serán los estandartes de la enseñanza y la sanidad. Aprender es uno de los caminos que conducen más rápidos a la felicidad, así que se promoverá el aprendizaje al máximo.

9. Creación de un Servicio Cultural Obligatorio (una especie de “mili cultural”): todo ciudadano o ciudadana, por el simple hecho de serlo, tendrá el derecho y la obligación durante al menos un año de dedicarse a leer libros, ver películas, acudir a obras de teatro, conciertos y demás eventos culturales. Esta “mili cultural” incluye conocer culturas distintas a la nuestra, luego se creará un sistema de intercambio de viajeros y viajeras con otros países.

10. Cambio de paradigma legislativo: la justicia será implacable con el poderoso y comprensible con el débil, hasta equilibrar, al menos, la presión controladora a unos y otros.

Aquel partido que apoye estas condiciones tendrá mi sí incondicional a la investidura. Ya, es posible que yo sólo represente a una persona. Pero también es posible que esto lo quieran millones.

Sobre el autor

Avatar

Eduardo Parody

Biólogo de formación con filósofa deformación, escritor, autor de la novela 'La soledad del escribido' y del blog 'Mi Mundo Descalzo', ha sido infectado por dos moscas ciertamente peligrosas: una, no le permite dejar de viajar; otra, no le permite dejar de escribir.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required