Portada » Deportes » La Grada » ¡Que bote el Villamarín!
La Grada

¡Que bote el Villamarín!

Hoy quiero incidir en algo a lo que no se le está dando, en mi opinión, la importancia que tiene. Me refiero a los números del Betis como local. El Benito Villamarín es un fortín del que no se ha escapado ni un solo punto hasta la fecha pese a las dificultades planteadas por los rivales.

Ismael F. Cabeza. No recuerdo (ni en Primera ni en Segunda) un comienzo de liga tan espectacular del Betis en Heliópolis. Atentos a las cifras porque son impresionantes:

Partidos jugados: 6

Ganados: 6

Empatados: 0

Perdidos: 0

Goles a favor: 18

Goles en contra: 4

18 puntos de 18 posibles y una media de 3 goles por partido. No se ha escapado ni un punto pese a que el Granada llegó a empatar a uno un partido en el que los de Mel acabarían goleando, pese a que se empezó perdiendo con Valladolid y Girona y el reciente partido ante el Xerez iba empatado en el minuto 87. Este equipo no da nada por perdido hasta que el árbitro de turno pita el final y ahí radica gran parte del éxito de los de Pepe Mel.

El entrenador merece, en mi opinión, un capítulo aparte. Salvo por el arreón final de la temporada pasada y que a punto estuvo de culminar con el ascenso, el equipo estaba muerto y el míster ha sido capaz de levantar al equipo y mantener la motivación en unos niveles desconocidos por Heliópolis desde hace años. La remodelación de la plantilla ha permitido la salida de jugadores que no estaban implicados con la causa y la llegada de otros que sí lo están.

Igual de importante está siendo la promoción de jugadores de los escalafones inferiores, chicos que quieren ser algo en el mundo del fútbol y están aportando la frescura, garra y calidad necesaria para complementar el trabajo del resto de la plantilla. La mezcla de jóvenes y veteranos está dando muy buenos resultados y ahí están los números para corroborarlo.

Los Jorge Molina, Miguel Lopes, Rubén Castro, Salva Sevilla, Roversio, Belenguer, Momo y Dorado, por una parte, más los Ezequiel, Israel, Beñat, Razak, Isidoro, Cañas y Miki Roqué, por otra, han conseguido que, junto con algunos jugadores que ya estaban y que este año parecen otros (Emaná, Iriney, Goitia…) el Betis esté donde está. La temporada es muy larga y no se ha hecho nada aún, pero el comienzo ha sido ilusionante.

El próximo sábado, en Cartagena, el equipo tiene una buena oportunidad de demostrar que pese a tener una considerable ventaja en la clasificación (le saca 5 puntos al segundo y 7 al tercero), «relajación» es una palabra que no existe en el diccionario de Pepe Mel y de una plantilla que camina con paso firme en pos del tan ansiado ascenso a Primera División.

El trabajo hecho hasta la fecha es innegable, pero igual de innegable que el hecho de que quedan 30 partidos por delante, un mundo porque esta segunda división es así, un inmerso desierto que hay que recorrer paso a paso. Y el paso del Betis está siendo firme. Próximo capítulo: Cartagena.

Más detalles en: http://rbetisb1907.blogspot.com/

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Ismael F. Cabeza

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required