Portada » Opinión » La era » Hacer el Caminito del Rey: una promesa civil
Caminito del Rey
La era

Hacer el Caminito del Rey: una promesa civil

Si los «rocieros» hacen «el camino», una y otra vez, vivan en Sevilla, Almonte o Suiza; si los musulmanes «deben» visitar, al menos una vez en su vida La Meca, tú, no vas a ser menos y no  te irás al otro mundo sin «hacer el caminito», sí, ese que ahora está tan de moda: El Caminito del Rey.

Málaga ha sabido aprovechar el tirón de este enclave turístico en un paraje natural inigualable -todo el mundo, cuando yo era joven había ido a bañarse en tren al Chorro-, puesto en valor ahora -machaconamente- por la Junta, desde su reapertura en 2015.

Según el guía que nos acompañó, la manera de atraer a más gente al caminito-unas 1200 personas al día- es hacerlo «más peligroso», proponiéndo al visitante un reto a conseguir…hacer el caminito, como sea, haga calor, hasta 47 grados  o llueva. Si hace mucho viento, mejor no ir…

Ahora quieren los malagueños -boquerones para los perotes de Álora y los  aldaleños de Ardales- que El Caminito sea reconocido como Patrimonio de La Humanidad por la UNESCO, como ha ocurrido con Los Patios y Medina Azahara en Córdoba o el Albaicín, en Granada.

¿Cómo prepararse para hacer el «Caminito»?

Primero, hay que agotar todas las posibilidades para no ir, si una tiene cierto respeto a las alturas, sufre de vértigo o está operada de rodilla y/o cadera. Hay que intentar que tu pareja vaya con otra «compaña», o elegir un cuñao que se preste. Tú quedarás con la otra para esperarles a la salida.

Si al final, agotados todos los recursos, tienes que ir-tú lo haces porque tu compañero está empeñado en ello y no quieres más que su bien- solo te queda armarte de paciencia y encomendarte a los dioses griegos, o romanos o  si no a La Blanca Paloma para que no te de un «yu-yu» antes de emprender «el caminito», durante o después de hacerlo.

– ¿Y tú no has hecho todavía el caminito? te preguntan una y otra vez.

Hacer el caminito del Rey es toda una aventura, dicen los folletos: es un itinerario que nos permite atravesar el corazón del desfiladero de Los Gaitanes por pasarelas adosadas a la roca, a casi 100 mts del suelo. Es toda una «sensación de vivir» o «Cómo ser escalador en pocas horas».

Disfrutarás de un entorno natural y podrás, si no estás pendiente de la pared a la que estás pegado como una lagartija en mayo, conocer  la flora-matagallos que servían en la época para lavar platos-, la fauna-buitres, cuervos, palomas y águilas- ¡Y del paisaje!

Podrás oír y ver pasar al tren que une Málaga con Sevilla-para eso el ingeniero que ideó «la presa» entre los ríos Gaudalhorce, Guadalteba y Turón, Don Rafael Benjumea, y que industrializó la zona, era de Sevilla. Al albor del siglo XX, se construye la Presa de El chorro, en Málaga para producir  electricidad al aprovechar los desniveles de los desfiladeros. Para su conservación y mantenimiento, se hace un precario camino adosado a la roca  para lo que hicieron traer a marineros de Cádiz y La Línea, por estar acostumbrados ellos a realizar trabajos en vertical. Se le dio el nombre de «Camino de Los Balconcillos», porque este joven creador, D. Rafael, conocido como el «arquitecto poeta» por su esmero en embellecer los edificios, realizó varios «balcones» para poder disfrutar también de sus vistas.

La visita del Rey Alfonso XIII para inaugurar el Pantano del Chorro en 1921, supuso que años más tarde cambiara su nombre por el de «Caminito del Rey»

En los años setenta se abandona esta obra, aunque había gente que seguía usando el caminito, con gran riesgo para su persona. Hubo algunos accidentes como los que sufrieron tres escaladores, y la Junta de Andalucía cerró al público el caminito, reabriéndose en 2015 de nuevo, ya remodelado y con más seguridad.

¿Sabéis quién mató a La Voz, Frank Sinatra?-nos pregunta el guía en una de sus paradas. Como nadie responde, él continúa:

– Fue un muchacho de aquí del Chorro (si le preguntas a alguien de por aquí ¿tú eres malagueño? te contestará ¡no, yo soy del Chorro!). Este chaval  acudía todos los días a llevar la comida al equipo que rodaba una película-se han rodado muchas-. Frank Sinatra hacía de militar americano asediado por las tropas nazis…

Pues bien, continúa el guía, este chiquillo venía siempre por las vías del tren para acortar camino; pero ese día, cuando rodaban el final de la película,  al atravesar el túnel, se topó con el tren. De cómo salieron ilesos, el mulo y él del túnel , nadie se lo explica. Quien no perdió de vista al del Chorro fué el director, quien le dijo:

– pues ahora, vas a ser tú el que acabe con el  protagonista de la película.

También en los años 70, dicen los de por aquí, que solía venir la actriz francesa Briguitte Bardot y que se bañaba desnuda en el pantano, lo que atraía a todos los cabreros de la zona.

Se dice también que Ava Gardner, por su parte, se enamoró de un cabrero…

Hay gente de los pueblos cercanos, Ardales o Álora que dicen no haber hecho aún el caminito.¿Cómo puede ser eso? Si aquí llegan autobuses repletos de gente, de España y del extranjero. Lo mismo, si se lo ponen más lejos, a lo mejor les atrae la idea. ¿Lo de la ruta del Care…?, ¡un paseíto, al lado de esto!

¿No es visita obligada en Roma La Capilla Sixtina, en París La Torre Eiffel ,  en Londres el Big Ben o en San Francisco El Puente Colgante?

Pues aquí hemos puesto uno en la pared. ¡Más difícil todavía!

Eso de ir colgados por una pared a casi 100 metros de altura por un desfiladero…es una experiencia «irrepetible». ¡Vamos, que con una vez…!Pero si tú, amigo que me estás leyendo, no vas, pues no pasa nada que por «hacer el caminito» no vas a conseguir más sellos para cruzar las aguas en la Barca de Caronte.

Ahora que si es una promesa…la cosa cambia. Los franceses dicen «c´est promis!Y eso hay que hacerlo.

Nosotros nos hacemos promesas y las cumplimos…

Ya puedo decir aquello de «yo estuve allí».

Sobre el autor

Lucre Romero

Lucre Romero

Maestra, especialista de francés. Titulada por la Escuela Oficial de Idiomas, colabora en La Voz de Alcalá desde el año 2003 y en el periódico local 'La higuerita' de Isla Cristina desde el año 2010. Desde 2014 coordina El Club de Lectura en Francés en la Biblioteca José Manuel Lara.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required