Portada » Opinión » El Graderío de la Catedral » En busca del tema interesante
El Graderío de la Catedral

En busca del tema interesante

Es difícil escribir cuando el único tema que acude a tu mente es el único del que no quieres teclear ni una palabra más. Es complicado alejar de tu cabeza  esta funesta semana para profundizar en  cualquier otra cuestión.

El proceso de un columnista de nivel será arduo, documentado, reflexivo… Esta columnista, cuando no sabe de qué escribir, consulta la prensa, pregunta a sus amigos… Triste desgranar aquí mi pobre procedimiento a la hora de preparar esta columna, pero hasta este punto hemos llegado…

Hice un esfuerzo por recordar los tiempos en que seguía la columna de Elvira Lindo, pero claro, con un marido Académico y una vida social como aquella no era complicado sacar una columna que si no siempre era buena, al menos era entretenida. Pero claro, esta jovencita hispalense con vida social moderada y sin marido con silla de letra que la lleve a ningún lado, mejor decantarse por los recursos que antes comenté.

Rubalcaba sale al baile con facilidad, siempre está en algún tema interesante, quizás temas en los que yo no quiera profundizar porque casi de pasada he vuelto a ver la película “Lobo”, que siempre me deja algo inquieta sobre el terrorismo en España y como los diversos gobiernos, sean del color que sean, han tratado el asunto.

Las próximas elecciones garantizan material a raudales, pero no tenía cuerpo de eso, ya habrá miércoles para ello…

Recurrir a las últimas películas o libros leídos es un recurso habitual, pero tristemente ando consagrada a novelas de Jane Austen, cuyo carácter romántico y algo cursi no encaja mucho con el Graderío; en todo caso me encamino a ser esa mujer victoriana que mi madre siempre ha dicho que seré en un futuro.

Otro amigo sugería la boda real británica, comparando al futuro guapo matrimonio con la boda real que vivimos en esta ciudad, con el consecuente contraste en la belleza de los contrayentes. Esto, además de ser un ataque gratuito, es demasiado monárquico para mí.

Es insistente el interés de otro amigo en que desmigaje el nuevo negocio de Pedro J. Ramírez y su kiosquillo virtual, pero sinceramente, si su mujer (o ex mujer, que nunca lo tengo claro) se ha forrado a costa de vender cualquier cosa con corazones y tulipanes mal dibujados, yo no pondría en tela de juicio un negocio que procediera de esa casa, lo mismo es rentable y todo.

El  “copacidio” propiciado por Sergio Ramos y su repercusión en las redes sociales podría ser un tema a tratar, pero yo me he limitado a clicar que me gustan todas las páginas al respecto que me hicieron reír. Por lo demás, que los Madrid vs Barça o viceversa te interesen tan poco como a mí, te dan una paz de espíritu y un relajo de la mente comparable a pocas sensaciones.

Y entre tantas incoherencias  la noticia que tendría una sintonía aplicable: “Las vacas del pueblo que se han escapao…”  porque en Salteras se han escapado no pocas vacas por el pueblo, que para colmo, tenían la fea costumbre de embestir. Hasta un helicóptero ha llegado a tomar parte en la captura de la última vaca que se resistía, y en todo esto, a mí me dio por pensar que podrían habérselas llevado a los de “Conde de la Maza” como hembras parideras, tal vez con la tendencia a embestir de las madres podrían ser capaces de llevar a la Maestranza algún toro que dé algo de juego en estos días.

Así que tras exprimir lo poco que quedaba de mis neuronas, escribí este refrito y me encomendé a Dios y al Diablo para que la semana que viene mi mente abordara un tema al menos decente.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora irremediable, considera la escritura como una gimnasia obligatoria a la vez que placentera.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required