Portada » Cultura » La Facultad de Bellas Artes pone sobre Murillo su mirada más contemporánea
Cultura

La Facultad de Bellas Artes pone sobre Murillo su mirada más contemporánea

La exposición ‘Murillo y la Facultad de Bellas Artes 400 años después’ se presenta hoy a las 20.00 horas en la Sala de Exposiciones Santa Inés y se podrá visitar hasta el próximo 28 de enero de 2018. La muestra se encuentra dentro de las actividades organizadas con motivo del 400 aniversario del pintor sevillano, Bartolomé Esteban Murillo.

Tras ‘Murillo y los capuchinos de Sevilla’ y ‘Murillo y su estela’, la exposición ‘Murillo y la Facultad de Bellas Artes 400 años después’, comisariada por Fernando Infante y Marisa Vadillo pretende aportar al calendario del año Murillo una mirada más contemporánea.

Se trata de una muestra creada por 64 profesores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla en la que se rinde homenaje desde el ámbito universitario a la figura de Murillo y además intenta poner sobre la mesa el recuerdo de la creación de la primera Academia del Arte de la Pintura de la ciudad.

‘La Inmaculada de la Arquitectura Patriarcal’ de Inmaculada Rodríguez Cunill.

De este modo, la exposición celebra la creación de esta institución el 11 de enero de 1660 por Murillo, junto con otros pintores destacables como Juan de Valdés Leal y Francisco de Herrera el Mozo. Según el decano de la Facultad de Bellas Artes, José María Sánchez “la facultad considera a esta institución como el antecedente remoto a los estudios superiores de artes plásticas que se dan en Sevilla y convierte a Murillo, por decirlo de algún modo en nuestro primer decano”.

En total, son 64 obras creadas por profesores de la propia facultad aglutinadas en siete conjuntos diferentes. En palabras Fernando Infante, la exposición muestra “la riqueza, calidad y variedad de la creación actual que representa el colectivo docente de la Facultad de Bellas Artes a día de hoy. Además, las obras hablan unas con otras, renunciando a su individualidad y prestando significado a las obras de al lado”.

El comisario explica que el conjunto expositivo reúne un estilo de montaje no propio del arte contemporáneo, sino característico de la primera modernidad y de los llamados gabinetes de curiosidades donde las obras se colocaban muy juntas y una encima de otras.

Estos siete conjuntos artísticos se diferencian por un gran título acompañados de un texto poético que dejan entrever lo que se quiere reflejar en cada punto. Así, los 64 profesores que han tenido total libertad artística, – en la muestra se puede ver pintura, creación digital, fotografía, escultura, videocreación y la performance- han querido demostrar que “Murillo rompió barreras en el arte clásico”, tal y como señala Marisa Vadillo.

‘Casi dioses’ de Mayte Carrasco

Un homenaje a la institución

Entre los objetivos de esta exposición con una mirada más contemporánea sobre Murillo se encuentra el homenajear a la Academia de Arte de la Pintura que el pintor sevillano creó en 1660 en la ciudad.

En los principios de esta institución solo se le daba cabida a los pintores y dejaban a un lado a otros profesionales como arquitectos o escultores. Pero años más tarde la academia abrió sus frentes y entre los alumnos se encontraban el escultor Pedro Roldán, el retablista Bernardo Simón de Pineda o los hermanos Ruíz Gijón.

La principal actividad docente se centraba en el estudio artístico del cuerpo humano. En la Casa Lonja o actual Archivo de Indias se reunían los alumnos en torno a una tarima donde posaba un modelo que era copiado a través del dibujo – o los escultores a través del modelado- y se adquiría destreza en la representación del cuerpo humano.

No obstante, también intentó formar intelectualmente a los alumnos. El plan de estudios no contemplaba clases teóricas, pero en las lecciones de posado se les prohibía a los alumnos hablar de temas que no fueran relativos a la pintura.

En este sentido, la Facultad de Bellas Artes considera esta institución como su precedente remoto y por eso, plantea esta muestra como un homenaje al presidente de la academia, Murillo.

Por ello, a través de procedimientos técnicos diversos, desde la abstracción hasta el arte figurativo, la exposición pretende acercarse desde el ámbito universitario y creativo a la figura del pintor sevillano 400 años después.

Izquierda: ‘Monotipo Inmaculada’ de María del Mar Bernal.
Derecha: ‘Concepto XVII’ de José Manuel Calle González.

Sobre el autor

Luis Miguel Rojas

Luis Miguel Rojas

Estudia Periodismo en la Universidad de Sevilla, por lo que se identifica como protoperiodista. Concibe el periodismo como una de las mejores formas de construir el día a día . Actualmente es redactor en la revista AISGE Actúa de la Fundación AISGE.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required