Portada » Cultura » El flamenco, candidato a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad
Los jovenes flamencos son el futuro del arte.
Cultura

El flamenco, candidato a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Actividades flamencas durante el día en Andalucía

Desde Kenia llegará la noticia de la declaración o no del arte Flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

José Balboa. Hoy martes se decide la candidatura Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, un gran día para este arte que necesita ya el reconocimiento que se merece, compitiendo con 47 candidaturas llegadas de todo el mundo.

Esta propuesta será defendida por el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, que dispondrá de no más de 44 segundos para convencer al tribunal. ¿Cuál será el mensaje? Lo ha trabajado su equipo con cariño para ser contundente y dejar bien claros los atributos de la causa para obtener la distinción, caso de su peso histórico y de su carácter intercultural, con esos ramalazos negros, gitanos y muy de quejido de pueblo que lo caracterizan.

El flamenco que comenzó en el siglo XVII en ciudades y villas agrarias de la Baja Andalucía, aunque su auge comenzó con los famosos cafés de flamenco, como el sevillano Café Los Lombardos, esta moda permitió el surgimiento del cantaor profesional y sirvió de crisol donde se configuró el arte flamenco. En ellos los payos aprendían los cantes de los gitanos, mientras que estos reinterpretaban a su estilo los cantes folclóricos andaluces, ampliándose el repertorio. Asimismo el gusto del público contribuyó a configurar el género flamenco, unificándose su técnica y su temática.

Contextualizando ya en el siglo XX, el siglo dorado de este fabuloso arte que merece el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y sobre todo tras la Guerra Civil Española, durante la postguerra y los primeros años de Franquismo, se miró con recelo al mundo del flamenco, pues la autoridades no tenían claro que dicho género contribuyera a la conciencia nacional. Sin embargo el régimen pronto acabó adoptando el flamenco como una de las manifestaciones culturales españolas por antonomasia.

En verdad, podríamos decir, que la primera mitad del siglo pasado fue una época abierta a la creatividad y que conformó definitivamente la mayor parte del repertorio flamenco, con figuras como Antonio Chacón, Manuel Torre, La Niña de los Peines, Pepe Marchena y Manolo Caracol.

A lo largo de la historia hemos tenido grades cantaores como los que hemos mencionado antes han pasado por los tablaos flamencos grandes cantaores, aparte de guitarristas y bailaores, haciendo vivo este arte que está  tan dentro de nuestras almas, el flamenco., como pueden ser Camarón, Manolo de Huelva o Pastora Imperio entre un larguísimo etcétera.

Todos estos artistas que levantaban a un público durante el siglo pasado han sido precedidos por otros cantaores que viven hoy en día y que están dejando el escalón muy alto, aunque siempre mirando hacia atrás para recordarnos que ha habido muchos cantaores mejores, de los cuales están muy influenciados, incluso llegan a nombrarse como herederos, un claro ejemplo es Miguel Poveda, uno de los mejores cantaores de flamenco de la actualidad, al que apodan, como heredero de Caracol.

También podemos mencionar a otros fantásticos cantaores como Esperanza Fernández, Arcángel, Antonio Mejías, Maite Martín, Carmen Linares, Julián Estrada y José Mercé entre otros los cuales son los que levantan a todos los andaluces, por no decir, a todo el planeta de sus asientos cuando les escuchan cantar con los vellos de punta.

En cuanto al toque de la guitarra, los más representativos que podemos escuchar hoy en día y que también nos muestran sus sentimientos a partir del roce de sus dedos con las manos son Paco de Lucia, Manolo Sanlucar, el Niño Jero, el Niño Sebe, Vicente Amigo, Tomatito y el Morao los cuales también nos han hecho sentir todo lo que tocan.

Aunque el baile flamenco tampoco se queda atrás, mostrándonos, la complejidad de un arte centenario, que no sólo son unos taconeos, sino la muestra de una vida dedicada al baile y al estudio del flamenco con los movimientos del cuerpo, aquí podemos destacar a las magníficos bailares como pueden ser Sara Varas, Farruquito, Rocio Molina. María José Francos, el Queco y Concha Calero los cuales nos muestran sus quejios flamencos con sus movimientos de brazos, piernas y su cuerpo en general.

El mundo del flamenco no acaba aquí, sino que ahora mismo están apareciendo numerosos jóvenes que están continuando la tradición del cante, el baile y el toque. Entre los que destacan en el cante Amparo Ramos, Rocío Luna, Juan Antonio Caminos y Ana Mochón junto a otros jóvenes que nos muestran su joven arte por doquier.

En el toque de la guitarra están empezando están Gastor de Paco, el Niño de Brenes, Javier Conde y Laura González los cuales tocan la guitarra como sus grandes maestros, también cabe mencionar a los grandes, pero pequeños jóvenes del baile, como son Marcos Morales, Hugo López,  Marcos Flores, Laura Santa María y Cintia Cano, son un claro ejemplo de los bailaores que están empezando a mostrarnos sus movimientos en el tablao y que lo seguirán haciendo por mucho tiempo.

Debemos recordar que el flamenco debe ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, porque aunque no lo entiendas se te pone el vello de punta, es un arte que aparte de tener unas reglas, puede ser libre en su ejecución, El flamenco es tan rico y tan increíble que casa y mezcla perfectamente con todo, desde el jazz hasta el rock.

Finalmente podemos decir que ese duende, que está en la sangre de todos los artistas y de todos los andaluces, por eso, este reconocimiento, uno de los mayores que puede ganar, no lo gana sólo lo gana un arte, sino todo una comunidad, un país y una cultura.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required