festival danza italica
Cultura

Arranca el Festival Internacional de Danza de Itálica

El Festival tendrá lugar del 30 de junio al 15 de julio, participarán nueve compañías en el Teatro Romano y el Monasterio de San Isidoro del Campo, con cuatro espectáculos de producción propia del Festival.

Con la directora artística del Festival, Victoria Guzmán, al frente, Itálica va a desarrollar en 2017 una programación multicultural y con variedad de enfoques, desde el flamenco, máximo exponente de nuestra identidad cultural; hasta la danza clásica, necesaria para ‘hacer banquillo’, y, por supuesto, la danza de vanguardia, con figuras y compañías que ya son clásicos contemporáneos. En esta edición, Itálica repite con la danza urbana, que contará con más de un día en cartelera.

Las cuatro propuestas que presenta Itálica este año en el Monasterio de San Isidoro del Campo son arriesgadas e innovadoras y buscan dar visibilidad a proyectos que no tendrían cabida en escenarios más tradicionales. Son: Miserere de la compañía LA PHÁRMACO. Offlimits de la compañía LAGUILDA OBSCÉNICA. La Maldición de los Hombres Malboro de EXCÉNTRICA PRODUCCIONES e Isabel Vázquez.

Todo ello se completará con un espectáculo previo, llevado a cabo por Raquel Madrid y Javier Vila. Ambos, guiarán al público por el claustro del Monasterio, en el que la danza y las nuevas tecnologías se mezclarán para deleite de los asistentes, con su obra Tratado de Sueños de Andar por Casa.

La pieza itinerante Tratado de sueños de andar por casa tendrá lugar antes de los montajes representados en este espacio

El Monasterio de San Isidoro del Campo acogerá, en el marco del Festival Internacional de Danza de Itálica los últimos espectáculos de las compañías La Phármaco y Raquel Madrid & Javier Vilas. Así lo ha hecho público la directora del festival, Victoria Guzmán, quien acompañada por la diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, Rocío Sutil, ha expresado que el Monasterio es “un escenario muy especial donde solemos buscar montajes con una atmósfera diferente”. Así, por un lado, tendrán lugar allí las dos sesiones (domingo 2 y lunes 3 de julio) del Miserere de La Phármaco y, por otro, los pases de la pieza itinerante Tratado de sueños de andar por casa, que se representará en el Claustro previamente a los espectáculos que tengan lugar en el Monasterio. “Este espacio necesita ser más visitado, que el público lo conozca más”, ha señalado Guzmán.

La coreógrafa y bailarina Luz Arcas, una de las más prestigiosas de la escena nacional como demuestran sus recientes reconocimientos, entre los que destaca la nominación a los Premios Max 2017 como mejor intérprete femenina de danza, trae a Itálica Miserere. Cuando la noche llegue se cubrirán con ella. Se trata de una obra para seis bailarinas de diferentes generaciones y formaciones –provienen de la danza clásica, el teatro físico o la influencia de William Forsythe, entre otros. Según ha explicado Arcas, codirectora junto al poeta Abraham Gragera de la compañía La Phármaco, es la puesta en escena de una ceremonia pagana (inspirada en las militares, deportivas, etc.) alrededor de la figura una víctima ofrecida en sacrificio, celebrando con este acto la violencia y la fe.

La idea Miserere parte de los tratados de antropología de autores como René Girard o Elías Canetti, quien en su libro Masa y poder (1960) defiende la tesis de que “la civilización se construye sobre los muertos”, según ha explicado Arcas. El montaje que se verá en Itálica “va de los humores trágicos a los festivos” y ha supuesto para su creadora “toda una investigación en el folclore” a través de dos vertientes. Por una parte respecto a la música original, interpretada en directo por un conjunto de piano, vientos, percusiones, guitarra y la voz de una soprano, que contiene influencias que van desde Schubert a los fandangos verdiales y letras del citado Abraham Gragera.

Por otro lado, también para la coreografía hay numerosas referencias al folclore tradicional, desde las tarantelas a las jotas, siempre desde un prisma y un lenguaje contemporáneos. Se trata, según ha comentado Arcas, de la propuesta de mayor formato de La Phármaco hasta la fecha, donde el elenco plenamente femenino se debe a la intención de “representar el papel del cuerpo en nuestra tradición cultural”. Así, según la coreógrafa malagueña, que interpreta uno de los roles, hay en Miserere “un amplio registro de texturas físicas donde la danza de cada bailarina ofrece una visión del mundo”.

Danza y Live Cinema en el Claustro del Monasterio

Por su parte, los codirectores de Tratado de sueños de andar por casa, Raquel Madrid y Javier Vila, han presentado esta pieza itinerante de unos 30 minutos, que se representará los días en que haya espectáculos en el Monasterio, de forma previa a estos. En concreto, será los días 2, 3, 9, 10, 12 y 13 de julio, a las 21:30 horas. A este respecto, cabe destacar que el aforo para este montaje-recorrido por el Claustro estará limitado a un total de 40 personas, ya que se trata de una propuesta intimista parecida a una visita guiada, pero con bailarines. Así pues, para poder acceder a esta pieza es necesario adquirir la entrada junto con la del espectáculo programado en el Monasterio correspondiente a la fecha en que se desee asistir.

Producido de forma expresa para el Festival Internacional de Danza de Itálica, este Tratado de sueños de andar por casa está basado en los decires narrativos alegóricos de la Baja Edad Media, con textos como la Divina Comedia de Dante. Según ha explicado la codirectora, coreógrafa e intérprete Raquel Madrid, aquí se recrean “los viajes iniciáticos de ese tipo de historias”, con una estructura cercana al cuento tipo Alicia en el País de las Maravillas. De ahí la idea de un espectáculo itinerante que combina la danza con el live cinema, y a través del cual se van descubriendo diferentes estancias del Monasterio de San Isidoro del Campo. “Es en sí mismo una escenografía preciosa”, ha afirmado Madrid al respecto.

De hecho, el gran reto de este montaje, según sus responsables, ha sido hallar establecer un diálogo equilibrado entre el propio espacio histórico, la danza y las piezas audiovisuales. “El poder del Monasterio ha ido ganando terreno sobre el planteamiento previo que teníamos, donde las proyecciones iban a tener más presencia”, ha admitido Javier Vila, codirector y creador visual de la obra. Un espectáculo que tiene su origen en el programa Creaciones en Proceso del Mes de Danza 2010 y que en el Tratado actual “se refleja en la atmósfera de sueño-pesadilla, pero contextualizado en espacios distintos y en formato dúo de bailarines”. Vila ha destacado, finalmente, la presencia de una música “hipnótica, poética e incluso épica” a cargo de Miguel Marín y compuesta de forma expresa para la ocasión.

El Festival Internacional de Danza de Itálica continuará desarrollándose hasta el próximo 15 de julio. Programación completa y entradas: www.festivalitalica.es

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

La prensa en andaluz

Medios en igualdad

Registrarse para Sevilla Actualidad

* = campo obligatorio