Portada » Cultura » Visglerio: “Utilizo los tópicos para combatirlos; la empleada de hogar es madrileña”
manuel visglerio
Cultura

Visglerio: “Utilizo los tópicos para combatirlos; la empleada de hogar es madrileña”

Manuel Visglerio Romero (Los Palacios, 1961), columnista de Sevilla Actualidad desde ‘El Mirador’, escribe su primera novela, ‘El Asesinato de la casa de los libros y otros matariles’.

Este arquitecto técnico palaciego, otrora político, comenzó a escribir relatos por afición a la literatura, pero uno de ellos lo atrapó. La historia de Vargas Llosa, Cayetano Rivera y otros matariles, gestada en un curso de escritura narrativa como un relato, fue engrosando capítulos hasta convertirse en su primera novela que Editorial Triskel presenta mañana en Sevilla a las 20:30 horas en la Asociación Cultural “La Imprenta”, calle González Cuadrado, 22 de Sevilla.

Manuel Visglerio recibe a Sevilla Actualidad en su casa de Los Palacios, nos conduce a su estudio, un lugar luminoso con un gran ventanal rodeado de tantos libros que casi no caben en las estanterias. Él sostiene en sus manos el primer ejemplar recién salido de imprenta. Lo enseña como la madre que enseña a su bebé, lo toca con delicadeza y sonríe como un chaval con pelota nueva.  

Sevilla Actualidad: Aunque ya escribía relatos y columnas de opinión en prensa, es su primera novela escrita y publicada. ¿Un sueño hecho realidad a la primera?

Manuel Visglerio: Más que un sueño cumplido, que lo es, se trata de un reto logrado. Siempre quise escribir una novela, pero nunca me creí capaz de escribir una obra extensa. Al final se trata de esperar a que llegue la idea; después, cuando llega, te rodea y te absorbe y, entonces, unas palabras llaman a otras y una trama conduce a otra y lo que era un reto imposible acaba atrapándote y haciéndose realidad.

SA: Es usted un lector voraz, pero ¿Cuándo comienza a tomarse en serio el salto a la escritura?

MV: La literatura requiere predisposición, yo la tuve desde joven con la poesía, pero sobre todo requiere tiempo. Yo siempre me acerqué a ella como lector y paradójicamente, la crisis económica y laboral es la que me ha ofrecido ese tiempo del que antes no dispuse para conocer este mundo desde el otro lado. Yo soy un aprendiz de escritor y gracias al magisterio de Eduardo Jordá, en su Taller Narrativo, aproveché parte de ese tiempo para aprender a trasladar al papel mis experiencias como lector y como persona.

SA: Como escritor, ¿cómo se define?

MV: Como ya he comentado, soy un aprendiz de escritor. En esta novela he explorado el humor y la intriga, pero sigo trabajando y explorando otros estilos y formas de narrar.  

SA: Es ‘El asesinato de la casa del libro y otros matariles’ una novela que pisa los terrenos de la novela policiaca sin ser exactamente una novela negra. Es comedia, es surrealismo. ¿Cómo la define usted exactamente?

MV: La novela tiene un poco de todo. A uno de mis personajes lo describo, en broma, como autor de novela “oscura” casi negra; yo la novela la definiría, por tanto, como una novela oscura, porque bajo la trama policiaca trato de denunciar, utilizando un humor a veces costumbrista y a veces surrealista, los tópicos y estereotipos que denigran a los andaluces, sin renunciar a reírme de nosotros mismos que creo que es una buena terapia contra el chauvinismo.

SA: ¿Qué se puede encontrar el lector en esta historia?

MV: Unas horas de lectura intrigante y divertida llena de personajes pintorescos y, en muchos casos, esperpénticos. Yo me lo he pasado muy bien escribiéndola y espero que a los lectores les ocurra lo mismo.

SA: ¿Se puede escribir una historia, con humor, radicada en Sevilla sin caer en tópicos?

MV: Aunque parezca un contrasentido, yo utilizo los tópicos para combatir los tópicos; en la novela, por ejemplo, la empleada de hogar es madrileña y los personajes sevillanos emigrados a Cataluña son catedráticos de universidad. Por contra, el mejor inspector de policía del país es naturalmente sevillano; pero un sevillano muy alejado de la ortodoxia y del tópico.

SA: ¿Qué lee habitualmente? ¿Hubo alguna lectura que inspiró ‘El asesinato de la casa del libro’?

MV: Yo soy un lector indiscriminado y nada ordenado. Supongo que en lo que uno escribe esta parte de lo que ha leído. En mi novela una influencia fundamental ha sido la obra de Eduardo Mendoza, un autor al que siempre he admirado y con el que me divierto cada vez que lo leo porque tiene un sentido del humor muy particular. 

SA: En la novela aparecen Vargas Llosa, Almudena Grande, Cayetano Rivera… ¿Por qué ese juego? Nombres de personajes famosos para dar nombre a sus personajes.

MV: Los equívocos y las coincidencias forman parte de la novela de forma muy evidente, pero además de ser un recurso humorístico, en el caso de Vargas Llosa y Cayetano Rivera las coincidencias son fundamentales en la trama; sobre estos nombres recae el comienzo y el desenlace la historia.

SA: ¿Usted ha pasado por la política antes que por la literatura? ¿Si empezara a escribir hoy la novela, habría algún Pablo Iglesias y Albert Rivera entre sus personajes? ¿Matariles o policías?

MV:  Esta novela es tan disparatada que no sería extraño encontrarlos. Bueno, bromas aparte, en la novela la política apenas se trata y cuando aparece un personaje público siempre es imaginario; aunque eso no impide que se escape alguna crítica velada.

SA: ¿Qué espera de su primera novela?

MV: Espero que llegue a mucha gente; eso será una señal de que mi trabajo ha trascendido a la mera satisfacción personal de escribir una historia. Espero que los lectores disfruten con su lectura porque creo que se lo van a pasar bien entre sus páginas.

Sobre el autor

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required