Portada » Cultura » Lope de Vega en su teatro
'El perro del Hortelano' en Lope de Vega/Paula Romero
Cultura

Lope de Vega en su teatro

“Ni come ni deja comer” es el famoso dicho que arraiga ‘El perro del hortelano’, una comedia dramática que se podrá ver hasta el 11 de marzo en el Lope de Vega en homenaje a su escritor.

La Compañía de Teatro Nacional con Helena Pimenta como directora, sucesora de Eduardo Vasco, vuelve a Sevilla para cerrar el ciclo de funciones que dieron comienzo en julio de 2011 y que el próximo domingo verá su clausura. Sin embargo, Helena adelanta futuros proyectos dentro del gremio clásico para la próxima temporada y vislumbra la posibilidad de entablar una mayor relación con el histórico teatro sevillano.

‘El perro del hortelano’ ,escrita por Lope de Vega en 1618 y representada posteriormente en el Siglo XVIII, vuelve a los escenarios, esta vez adaptada y versionada por Eduardo Vasco y con un aval de 25.000 espectadores que han apostado por esta producción.

David Boceto, que se meterá en la piel de Teodoro, el secretario que conquistará a la condesa, reconoce que en su papel hay cierto «canallismo«. Además, se considera «afortunado de poder representar ese personaje y salir cada noche rodeado de un gran equipo y con la seguridad de hacer al público partícipe de esta grandísima fiesta que es el teatro». Adelanta que la finalidad de su personaje es el amor, como es usual en las obras de Lope, y alude a la vitalidad del teatro clásico ya que “es divertido, valiente, actual y tiene mucho que contar”.

Por otro lado, Eva Rufo, que protagonizará a Diana, la condesa de Belfor y pilar de la historia, reconoce que «hacer de la condesa es un placer y un regalo para una actriz. Aunque también es peligroso ya que hay muchas referencias sobre este personaje». Asegura que ha tenido que quitarse de encima todo ese peso para enfocarlo «desde mi propia energía». Define a Diana como «una mujer acostumbrada a mandar en un mundo de hombres donde se le da la libertad de jugar y hacer lo que le da la gana».

De nuevo en Lope, la figura femenina es el eje impulsor de la trama y esencia del contenido. Diana, asegura su intérprete, “se desenvuelve en un mundo donde el poder social establecido es tan grande y su cabeza y corazón se encuentran tan distanciados que le es muy difícil llegar a saber qué es lo que le pasa y luego, actuar en consecuencia”.

Esta obra, aclara Helena, «corresponde a una gran madurez del autor y a su vez, de las profesiones del teatro y del público quienes actúan del hecho teatral». A su vez, menciona la «belleza extraordinaria» en el tratamiento del discurso que Eduardo Vasco ha sabido sobrellevar con un estilo «muy hábil y emocionante».

Una vez más, el teatro se reconoce como el «espacio habitados por unos personajes donde se da el reflejo de la vida» y es el espectador el que recoge no solo la «tradición sino el pensamiento de la memoria emocional de la cultura» añade Helena.

Con 14 actores y tres músicos que trabajan en directo, además del colorido vestuario seleccionado por Lorenzo Caprile, una interpretación del verso clásico elaborado por Vicente Fuentes y la sintética pero elaborada escenografía de Carolina González, Helena asegura la diversión y la calidad de un largo trabajo que ha supuesto un «éxito en taquilla».

Por otro lado, ha confesado sentirse en «proceso de enamoramiento» tras asumir el cargo como directora del Teatro Nacional y asegura que su nombramiento supone una suma de experiencia. También ha resaltado la necesidad del «teatro para la salud de un país y de la ciudadanía».

‘El perro del Hortelano’ es un espectáculo que Helena Pimenta ha caracterizado de «vital, como era Lope, y de un canto a la vida como tema fundamental del amor» donde «poco ama el que no pierde el sentido».

www.SevillaActualidad.com

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required