Portada » Cofradías » La Milagrosa, estreno radiante de un caluroso Sábado de Pasión
El misterio de la Milagrosa es el más grande de toda la Semana Santa de Sevilla/SA
Cofradías

La Milagrosa, estreno radiante de un caluroso Sábado de Pasión

Con el paso de misterio más grande de la Semana Santa, la hermandad de Ciudad Jardín centró ayer las miras del sevillano con un cortejo singular. La guardia judía es la gran novedad de una cofradía que no dejó ver su sencillez y sí unos pasos de gran belleza. El homenaje en el Hospital San Juan de Dios fue uno de los más emotivos del Sábado de Pasión.

María Santísima del Rosario, camino de San Juan de Dios/SAÁngel Espínola. Era su primera salida procesional, y el cortejo sorprendió a más de uno. Lejos de la humildad y sencillez que se presuponen en una hermandad joven, La Milagrosa se mostró, desde ayer, como aspirante a recorrer la Carrera Oficial en un futuro. Los momentos protagonizados por el ‘Puente del Cedrón’ principalmente, serán hábito en los Sábados de Pasión venideros.

La guardía judía es la principal novedad de esta cofradia/SAY es que el misterio de la hermandad de Ciudad Jardín, el más grande de toda la Semana Santa sevillana, se mueve con arte, de costero a costero y con detalles que arrancan el aplauso del que se pasea por el barrio buscando anestesia para el Domingo de Ramos. La ornamenta del paso es espectacular.  El paso, comprado a la Exaltación de las Viñas de Jerez, está tallado al completo y se muestra con maestría, al ritmo de la banda de la Redención. El ambiente nada tiene que envidiar al que se vivirá hoy por toda la ciudad, la gente se amontona en cada esquina.

Muy emotivo el homenaje en San Juan de Dios, ya de noche, con los residentes disfrutando de una visita especial. Una saeta y varias marchas pusieron de punta hasta las ramas de la vegetación que rodea al hospital. Tras el Cristo, la guardia judía, única documentada en la Semana Santa de Sevilla y que tiene un ejemplar en el misterio.

No es para menos el paso de María Santísima del Rosario. Con movimientos lentos, quizás demasiado, luce ya un palio bordado en la parte frontal y una candelería con todo detalle. Aunque hermosa, no consigue dejar la misma impresión que el misterio, pero levanta la misma devoción que cualquier otra imagen mariana.

La salida procesional de La Milagrosa fue sin duda una sorpresa para el foráneo que ayer visitó Ciudad Jardín. Ni si quiera aparece en algunas guías, pero el paso del Cedrón irá acrecentando su notoriedad en cada chicotá que nos ofrezca. Se ha ido El Sol, pero con La Milagrosa, el Sábado de Pasión seguirá siendo algo más que una víspera de la Semana grande de Sevilla.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Ángel Espínola

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required