Portada » Cofradías » Madrugada de Viernes: la pérdida de la consciencia
tres-caidas-rioja-candela-vazquez
Cofradías

Madrugada de Viernes: la pérdida de la consciencia

Y ahora cómo les explicó sin que puristas se me tiren encima que la madrugá sevillana empezó con una levantá en la capilla de San Andrés el miércoles santo encendiendo una  antorcha en medio del huerto de los olivos, y terminará cuando el misterio de la Mortaja quede recogido para otro año en el antiguo convento de la Paz. Y ahora como les cuento…

No tiene un principio claro ni un final bien definido. La ciudad se ha vuelto loca. No habrán terminado de recogerse las cofradías del Jueves Santo para ya habrá en la calle nazarenos de otro día. Y antes, bastante antes, recorriendo la ciudad la Legión Romana, los armaos de la Macarena.

No hablaremos de partir la noche en dos, los primeros enlazando con las del jueves y los segundo levantándose temprano. Habrá quien en medio se pegue su sueñecito o quien, alternando los años vaya modificando planes. La noche, la más dura los último años por las aglomeraciones y lo variopinto de los que se apiñan entorno a las cofradías han dado una ventaja clara a los que optan por las tres de capa desde la amanecida. Valore que quiere ver y tome sus decisiones, y tenga en cuenta que durante la noche los desplazamientos serán lentos. Hay mucha gente por todos lados. Comienza la locura.

Ya habrá tapeado por algún bar, por ejemplo, de la zona de Santa Catalina y disfrutado de Pasión y el Valle que hasta pasada la una ha tenido tiempo de saborear. Ponga rumbo a la calle Correduría. Deberá ir callejeando por las laterales a la calle Feria para evitar la bulla de la recogida de la Virgen del Rosario. Si no en la misma esquina con calle Feria más adelante buscando la Europa. La Macarena, su cofradía, sus nazarenos y finalmente la Virgen lo acaparan todo por donde pasa. Es verdad que las llena de Esperanza, y de su idiosincrasia,  muchas veces mal interpretada por los propios macarenos pero no hay tiempo para el debate, ¡ya llegan lo del Arco! ¡Llega Roma enamorada!

 Les comenté que a estas horas es difícil ir a buscar, avanzando terreno, cosa que sí podrá hacer ya de día en muchos otros sitios, la visita al convento de Dueñas, en San juan de la Palma o en la plaza de los Carros. Muchos a las ocho ven al impresionante pasocristo de la Sentencia en el saludo a Montesión y luego buscan a la Virgen Macarena por San Juan de la Palma. No olvide compartir unos calentitos con chocolate con las personas con las que esté conviviendo unas horas, es parte del rito.

Y hablando del rito, y la  regla, tiren de google maps si le hace falta pero póngase en camino buscando San Miguel, Orfila o Cuna dependiendo de la hora para ver El Silencio, rodeada de simbolismo visual, sonoro y olfativo, sí, péguense al palio de la Concepción.Cofradía que disfrutará desde la cruz de Guía (qué sólo toca el suelo en la Catedral) hasta el preste.

A las cinco de la mañana llega a la plaza del Duque para entrar completamente en una hora prácticamente. Es una cofradía que anda rápido y viéndola allí normalmente con no mucha gente, le parecerá que no está en la madrugá sevillana pero sí, no lo dude.

infografia madrugada

Y para ver al Gran Poder podría decirles y terminar rápido que cualquier sitio les vale aunque busquen un lugar que les permita verlo venir y luego situados en el lado bueno, disfrutar de todo, desde el canasto magnífico y antiguo hasta las expresiones encogidas de los que miran. Todo es Gran Poder, todo. Y por Castelar y Molviedro sobre las cuatro de la mañana o más tarde antes de llegar al Museo que lo hace sobre las seis…y si llega apurado, tranquilo, por San Juan de Ávila que en ese momento no le parecerá nada fea, podrá ver e incluso caminar junto a las Imágenes. Sitio ideal para el palio del Mayor Dolor y Traspaso. No se lo pierda.

Pero vuelva sobre sus pasos para llegar otra vez a Molviedro. A las siete deberá estarEl Calvario, una cofradía contra la que tendrá que luchar para despedirse de ella una vez vista. El sonido de la madera del paso del Crucificado será un soniquete que a modo de imán le  irá haciendo cada vez acercarse más. No lo dude si tiene oportunidad de acompañarla hasta San Pablo. Oirá de lejos la levantá de la Virgen de la Presentación.

Nunca se sabe si antes o después pero sería raro no desayune por el Arenal donde ya va cambiando la brisa para abrir la puerta a la amanecida escuchando  llegar por Almirantazgo la procesión trianera. Y se nota. Busque una posición que le permita ver llegar el misterio de las Tres Caídas con romano a caballo incluido para luego ser absorbido por el Postigo. Por calle Arfe también es buen sitio. Y si puede de nuevo en Almirantazgo si se movió para recibir a la Esperanza. Triana pura. El goce de los sentidos en pocas palabras.

La mañana en Triana es diferente, como en laMacarena, se distinguen las gentes que llegan a un  nuevo Viernes Santo sin la carga de haber más que madrugado o incluso no haber dormido. Las mañanas del Viernes Santo si no existieran habría que inventarlas.

Ya sea por los alrededores de Santa Ana y Pureza o por Parras y Resolana. Llega la mañana.

Pero nos quedaremos con la que cariñosamente desde la hermandad de Los Gitanos llaman la mañana de los niños, cuando se incorporan sus nazarenos más pequeños en la parte final del recorrido.

Muy popular es la subida de la Cuesta del Rosario del Señor de la Salud que siempre va rodeado de una gran multitud por lo que es recomendable verlo en sitios anchos que nos den una perspectiva de su andar  y su fuerte atractivo. Tras la salida de Sales y Ferrer  a la plaza del Cristo de Burgos y luego San Pedro le permitirá seguirlo varias chicotás. Luego vendrá la Virgen de las Angustiasque le aliviará el cansancio. Canela y clavo.

Puede acercarse luego a ver el paso de la Mortaja que estará puesto y dispuesto para la tarde en la cercana Bustos Tavera, y luego… ¿necesita volver a escuchar La Saeta y llorar al ver pasar al Cristo de los Gitanos? No lo dude, búsquelo.

Sobre el autor

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora irremediable, considera la escritura como una gimnasia obligatoria a la vez que placentera.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required