Portada » Cofradías » El Domingo que Sevilla esperaba
palio-amargura-cuesta-bacalao-pilar-delgado
Cofradías

El Domingo que Sevilla esperaba

Las nueve hermandades del Domingo de Ramos han realizado su estación de penitencia. El buen tiempo ha invitado a salir a la calle a miles de personas que han abarrotado muchos puntos de la capital.

Estábamos perdiendo la costumbre de mirar al cielo simplemente para admirar lo despejado que estaba o el sol que atacaba fieramente… Estábamos perdiendo la costumbre de ir por la calle sin un pinganillo de radio donde nos avisaran de lo que salía, lo que no, los cabildos reunidos… Estábamos desacostumbrados y deseosos de una jornada de Semana Santa tan magnífica como este Domingo de Ramos. 

El día se desperezó pronto, la gente se echó a la calles y la novedad fue el calor, no la lluvia. Hemos soportado la parte alta de los veinte grados, y benditos sean. Incluso ha sido agradable volver a ver las típicas escenas propias de la jornada de los estrenos; chicas como cervatillos que aprenden a andar, chicos como guardaespaldas de pelis de serie B… También eso es Semana Santa, hasta eso nos hacía falta. Incluso ese raro pique de saetas que ha padecido La Hiniesta era necesario para recordar como se viven aquí los días grandes.

San Roque se ajustó bien a su nuevo emplazamiento en la Iglesia de Santiago e incluso a su nuevo horario, aunque remoloneó algo a su vuelta. Alguna incidencia en el palio de esta hermandad no ha deslucido su estampa aunque plantea alguna duda que ya se preguntan algunos desde hace unos años; ¿la excesiva brusquedad en las «levantás» de los pasos están llegando a perjudicar a los mismos?

El día en general no ha ido mal de tiempo, el retraso habitual en estos casos. El celo por cumplir los tiempos que el Consejo impuso para el paso por La Campana hizo que más de una y dos cofradías pasaran a tambor, decisión tan lícita como cuestionable ¿No sabemos andar con música? ¿Si hay marchas es imprescindible pegarse un bailoteo? La gran beneficiada de esto parece ser la Avenida de la Constitución; tramo de la Carrera Oficial con fama de soso que en los últimos años goza de enorme suerte en cuanto a lucimiento de cortejos se refiere. Destacable el paso de La Estrella en este tramo, más Triana que nunca.

Virgen de los Reyes con su dominio del carrillón nos ha regalado un acompañamiento añejo hoy en Jesús Despojado, probablemente y a pesar de todo, pocas agrupaciones consiguen sonar como esta…

Excepcional la Hermandad de La Cena, tanto en exorno como en repertorio o estilo, una gozada siempre ver esta cofradía. El setenta y cinco aniversario de La Paz y su paso a la vuelta por la Plaza de España fue otra de esas pinceladas que hicieron único al día.

Quizás lo más raro de la jornada ha sido cierto movimiento humano que no he logrado entender. Si algo sabe esta ciudad es como anda una bulla y extrañamente se han formado muchos tapones y colapsos en sitios en los que la cofradía más cercana estaba a una hora de pasar por allí y de lejos… También cierto murmullo y cháchara incesante cerca de los pasos, atípico total eso de que no se haga el silencio nada más escuchar un varal a cinco metros…

Todo llega a su fin, las cosas buenas no son excepción, recogidas Borriquita y Amor, misma moneda con las dos caras de la jornada, volvía cruzando el Puente La Estrella; el Cristo de Las Penas con una escolta muy especial este año, la Virgen con ese cirio de los donantes que hace un puñado de días se fundió en su capilla mientras el coro de su hermandad le cantaba esos magistrales versos de Barbeito que describen como la luz intenta iluminar lo que tiene brillo en sí.

¿Cuántas veces los músicos alcalareños habrán tocado Amarguras? no importa, setenta veces siete es la medida justa para oír esa marcha, para disfrutar de esa cofradía y esa dolorosa que es capaz de consolar en su desconsuelo…

Definitivamente sí, Sevilla necesitaba un día como este, y necesita una semana llena de días así.

[widgetkit id=31]

Imágenes de: Álvaro Ballén, Ángel Espínola, Ángel Vílches, Candela Vázquez, Carlos Álvarez, Christopher Rivas, Elu Luceño, Laura Contreras, Mercedes Serrato y Pilar Delgado.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Avatar

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora irremediable, considera la escritura como una gimnasia obligatoria a la vez que placentera.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required