Portada » Cofradías » La lluvia privó al Cerro del Águila de una jornada para la historia
Vecinos y devotos pudieron acompañar a la Virgen de los Dolores en su templo hasta la medianoche / José Antonio Martín
Cofradías

La lluvia privó al Cerro del Águila de una jornada para la historia

A la hora señalada asomaron los primeros grises sobre los tejados y las azoteas del barrio. Desde ese preciso instante el cielo se convertiría en protagonista de una jornada que pudo ser y no fue. La culpa la tuvo un frente tormentoso, espectacular como el del pasado viernes, que descargó con fuerza sobre Sevilla hasta bien pasadas las 22:00 horas.

Ante el escenario que se planteó, difícil de predecir, la junta de gobierno reaccionó en primera instancia retrasando el comienzo de la procesión a las 20:30 horas; pero, de nuevo, un segundo bloque de precipitaciones bastante activo provocó una nueva demora de una hora. Ahí se fijó el límite, y desgraciadamente las condiciones climatológicas no mejoraron y por tanto no pudo superarse.

Poco después de las 21:30, con el sonido de la lluvia resonando, el entrañable párroco, Alberto Tena, anunciaba la suspensión definitiva de la salida. Los vivas a la Virgen desde la calle retumbaron más que los truenos, se rompía un sueño de meses.

El templo abrió sus puertas hasta casi la medianoche, para que vecinos y devotos pudieran contemplar y rezar ante el paso de la Virgen de los Dolores, que portaba el manto de salida de la Virgen del Refugio de San Bernardo y lucía entre un exorno floral compuesto por alstroemerias, nardos, gladiolos, claveles y lisianthus.

La imagen titular del Cerro del Águila portaba el manto de la Virgen del Refugio / José Antonio Martín

Un barrio engalanado para la ocasión
No había calle del itinerario previsto que no estuviera revestida de punta en blanco. Confluían el día de la Virgen con los 75 años de la parroquia, y por ello cada vecino aportó su granito de arena para la ocasión. Así, cientos de fotos de la Virgen, guirnaldas, banderolas con lemas, colgaduras o el altar instalado por la hermandad del Rocío, llenaban de esencia un barrio fiel a sus costumbres; un barrio, el Cerro del Águila, cuya fe inquebrantable por su Virgen de los Dolores puede más que la peor de las tormentas.

Sobre el autor

José Antonio Martín

José Antonio Martín

Licenciado en Geografía y experto en Ordenación y Gestión del Desarrollo Territorial y Local, desarrolla toda su formación en la Universidad de Sevilla. Actualmente trabaja lejos de su campo de estudio, analizando y reportando datos. Amante de la Semana Santa que pervive en los pequeños detalles.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required