Portada » Opinión » Cartas al Director » Digo y Hago exige unas disculpas del PSOE de Castilblanco por las acusaciones de su último boletín
Cartas al Director

Digo y Hago exige unas disculpas del PSOE de Castilblanco por las acusaciones de su último boletín

En el boletín del PSOE de Castilblanco con fecha de diciembre de 2010 se afirma que un curso organizado por la Asociación de Mujeres DIGO Y HAGO se convirtió en un mitin político donde “se obligó” –según sostienen- a los asistentes “a firmar” documentos en favor de otros colectivos, como el AMPA González Guerrero, o hojas de protesta contra algunas actuaciones municipales.

 

Ante la gravedad de las acusaciones vertidas contra de nuestra asociación y en perjuicio de otros colectivos locales, queremos manifestar lo siguiente:

El pasado 4 y 9 de noviembre la Asociación de Mujeres  DIGO Y HAGO impartió en su sede un curso homologado de manipulador de alimentos. Esta actividad, demandada por  nuestras socias, permitió a 120 vecinos de nuestro pueblo tener acceso a su correspondiente acreditación sin la necesidad de desplazarse a otras localidades, y con un costo sensiblemente inferior al habitual.

Con la organización de este curso nuestra asociación ha logrado objetivos que forman parte de la acción global de DIGO Y HAGO  y redundan siempre en beneficio de nuestro pueblo:

1 – La formación de nuestras socias,  demandantes y beneficiarias de nuestra actividad, razón de ser de nuestra asociación.

2 – Como el resto de actividades que nutren la intensa programación de DIGO Y HAGO a lo largo del año, y dada la vocación de servicio público al conjunto de la sociedad, el curso estuvo abierto a todos los vecinos interesados en obtener el carné de manipulador de alimentos.

3 – En DIGO Y HAGO hemos garantizado el acceso especialmente a quienes en estos momentos sufren las consecuencias de la crisis económica y del desempleo en nuestro pueblo. ¿Cómo ha sido posible lograr este objetivo?  Gracias al bajo costo del curso. Sólo 10 euros, frente a los 30 euros que exige el Ayuntamiento de Castilblanco a los vecinos cuando éstos se imparten en las instalaciones municipales.

4 – En DIGO Y HAGO hemos primado el interés en generar oportunidades a nuestras socias y a los castilblanqueños, frente al ánimo de lucro y al censurable afán recaudador de los responsables de la administración municipal  que parecen mantenerse al margen de los problemas de buena parte de los trabajadores castilblanqueños, y en este contexto de que son las mujeres –que además suelen llevar las tareas de ámbito doméstico- las más vulnerables.

5 – DIGO Y HAGO subvencionó  el curso de manipulador de alimentos a aquellos vecinos que, nos constan, están en una situación crítica. Con esta decisión, nuestra asociación ha evitado que cualquier vecino o vecina pueda verse discriminado o en una situación de desigualdad a la hora de acceder a cualquier empleo que precise del carné de manipulador de alimentos.

En definitiva, nuestra asociación sigue, y seguirá trabajando por la igualdad de la mujer, y  la igualdad de oportunidades de los castilblanqueños. Trabajamos codo con codo con otras asociaciones de Castilblanco y de nuestra provincia a través de la Mesa de la Ciudadanía por la Igualdad, de la que formamos parte, o del Corredor de la Plata. Sin embargo, superamos los tres largos años de un incomprensible bloqueo sistemático por parte de nuestro Ayuntamiento.

Esta realidad de agravios se pone de manifiesto especialmente en dos factores claves para la capacidad de actuación de cualquier asociación, y con los que han tratado de perjudicar la consecución de nuestros objetivos: el reflejo en los medios de comunicación locales (como el boletín semanal o la cadena de televisión municipal que emite sin autorización ni licencia administrativa), donde nuestro colectivo no tiene visibilidad ( nuestras actividades son sistemáticamente censuradas), y por otro lado en el justo reparto de las ayudas que las administraciones están obligadas a dedicar al tejido asociativo.

Un antecedente a estos tres largos años de bloqueo y boicot  lo vivimos en 2007, cuando el equipo de Gobierno ordenó el desalojo de la Asociación DIGO Y HAGO de las instalaciones que veníamos ocupando en el Hogar del Pensionista prácticamente desde nuestra fundación hace más de veinte años.

Esta indeseable situación no podía minar nuestro convencimiento y, con la fuerza que nos dan los años de trabajo incesante por los derechos de la mujer en Castilblanco, acudimos tantas veces como han sido necesarias a otras administraciones a pedir ayuda para continuar con nuestra labor y sacar adelante nuevos proyectos. Cada mes todas las socias aportamos los recursos necesarios para poner en marcha actividades socio-educativas y formativas que están permitiendo a las mujeres de nuestro municipio participar intensamente en la vida política, económica, cultural y social del mismo. También  para llenar nuestro tiempo libre con interesantes alternativas de ocio que debatimos en nuestras reuniones y desarrollamos a lo largo del año.

Con más ilusión que nunca las mujeres de la Asociación DIGO Y HAGO seguimos adelante. Como demostramos en cada acción que desarrollamos, nuestra tarea, la tarea de todas y cada una de nosotras, no ha sido nunca cosa de un golpe de pecho, de adquirir protagonismo o lucro personal. Tampoco nuestra desinteresada labor es cosa de una semana o de un día: es un pulso diario e irreversible hacia la igualdad que estamos plenamente convencidas de que ganaremos y sabremos defender, pero denunciando todas aquellas situaciones que no ayudan a desarrollar con plenas libertades nuestro propósito de situar a la mujer en el sitio que le corresponde en todos los ámbitos de la sociedad local de una vez por todas.

Por todo lo expuesto, queremos manifestar nuestro malestar y nuestro más profundo rechazo al duro revés que hemos recibido, ahora,   de la agrupación del PSOE de Castilblanco. Por respeto a nuestras socias y a los participantes en el Curso de Manipulador de Alimentos que hemos organizado, exigimos a este partido político con responsabilidad de Gobierno en Castilblanco una rectificación y unas disculpas formales.  Elevaremos  este escrito, junto a las graves acusaciones que aparecen en boletín del PSOE local,  como denuncia pública del hecho a las administraciones competentes en materia de igualdad, así como a la Mesa de la Ciudadanía por la Igualdad de la que formamos parte para su debate en la próxima reunión.

En DIGO Y HAGO hemos resistido hasta ahora a toda una campaña de acoso permanente a nuestras iniciativas, y no estamos dispuestas a seguir siendo el centro de los agravios del equipo de Gobierno municipal y del PSOE, ni a  que se sigan burlando de nosotras y vulnerando nuestros derechos  un segundo más. Lamentamos que se haga uso de un boletín político para atacarnos con mentiras delirantes y blasfemias. Exigimos de  Segundo Benítez, como alcalde de Castilblanco y como secretario general del PSOE local, una rectificación inmediata a la zafia, vulgar y pedante actitud con la que vienen maltratando a esta importante asociación que hoy formamos más de 200 vecinas de la localidad. Ni queremos ni podemos seguir siendo pisoteadas por el AYUNTAMIENTO DE TODOS LOS CASTILBLANQUEÑOS, que incapaz de hacer políticas para todos, pretende embarrar y manchar la imagen de otros colectivos.

Ponemos todo lo dicho anteriormente en conocimiento de los vecinos y vecinas de Castilblanco para que sean ellos quienes desde su criterio valoren en su justa medida lo ocurrido, y puedan llegar a sus propias conclusiones.

Asociación de Mujeres  DIGO Y HAGO

Sobre el autor

Juan Carlos Romero

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required