Portada » Deportes » Betis » El Betis gana a medio gas (3-0)
recre-betis-oficial
Betis

El Betis gana a medio gas (3-0)

El Betis buscará retomar la senda de la victoria tras su tropiezo en tierras manchegas. El rival será un recién ascendido, la Ponferradina.
Pepe Mel ha facilitado este mediodía la lista de convocados para el partido, lista formada por Goitia, Razak, Isidoro, Miguel Lopes, Nacho, Roversio, Dorado, Cañas, Iriney, Juande, Salva Sevilla, Caffa, Momo, Israel, Ezequiel, Rodri, Emaná y Rubén Castro. Han quedado fuera Belenguer, Beñat y el eterno tocado Juanma, así como Casto, a quien parece que Razak le ha quitado definitivamente el puesto de portero suplente.
José Carlos Granero, técnico visitante, no puede contar para el partido con los lesionados Alejandro y Francis Suárez ni con el veterano De Paula, aquejado de un proceso gripal. Han quedado fuera de la convocatoria por decisión técnica Jávi López, Jano y Candela. Vuelve a Heliópolis el ex-bético Miguel Ángel.
La semana en verdiblanco ha estado monopolizada por el tema económico. La deudas contraída con la plantilla (y con jugadores que ya no pertenecen a la disciplina verdiblanca) ha sido la gran protagonista de la actualidad verdiblanca, con la AFE de por medio. Me pregunto si el Betis es el único club de primera y segunda división que tiene deudas con sus jugadores y espero que no nos utilicen de chivo expiatorio para dar una lección al resto. En cualquier caso la situación es otra muestra más de la nefasta herencia de Lopera.
Si el Betis busca reencontrarse con la victoria y sumar de nuevo de tres en tres, el rival intentará puntuar para salir de la zona de descenso. Cuenta con sólo dos puntos y aún no conoce la victoria, tras sendos empates en su estadio ante Huesca y Recreativo de Huelva. Este pobre bagaje es un arma de doble filo ya que la necesidad puede traer consigo ansiedad pero también una motivación extra y más ante uno de los favoritos para el ascenso.
El tema económico es importante aunque los jugadores verdiblancos tienen una oportunidad de oro de demostrar su profesionalidad abstrayéndose de todo y sumando tres puntos que les permitan seguir una semana más en puesto de ascenso. El rival es propicio y estarán arropados por la fiel afición bética, por lo que no hay excusas para colocarse con quince puntos en la clasificación y demostrar que lo de Albacete sólo fue una mala tarde.

Los hombres de Pepe Mel se imponen cómodamente ante una débil Ponferradina. Emaná y Roversio anotaron en la primera parte. El segundo período fue aburrido, con un Betis muy fallón. Rubén, en la última jugada del partido, sentenció.

Ángel Espínola. Fueron tres, pero pudieron ser muchos más. El Betis se impuso sin despeinarse ante una Ponferradina que lleva marcado en el destino la palabra sufrimiento. El conjunto dirigido por José Carlos Granero aún no es un equipo de segunda y no fue rival para un Betis que aún tiene mucho que mejorar par ser el de los primeros partidos de Liga.

Emaná, Roversio y Rubén pusieron los goles en un encuentro que arrancó con un Betis muy feroz que parecía salir a comerse el mundo. Todo una ilusión, porque al rato estaba moviendo la pelota sin mucho tino y con jugadas colectivas aisladas que, no obstante, llegaban con mucho peligro a la meta de Queco Piña. El guardameta de los bercianos jugó un partido para olvidar, inseguro, impreciso y con manos de manteca. Con un cerrojo así es difícil que la Ponferradina levante el vuelo tras este desastroso inicio de temporada.

Cuando la impaciencia llegaba en la grada, Emaná dijo “basta de tonterías”, y sacó la chistera. Su azafato, el canario Momo, se marcó un jugadón, pase al área incluido, y el camerunés, a la media vuelta, se sacó un derechazo que exterminó a las indefensas arañas que vivían apacibles en la escudara de la portería de Piña. Poco más haría Emaná en el partido, salvo algunas arrancadas aisladas.

El centro del campo verdiblanco, con un Iriney a lo grande, funcionaba bien, pero las bandas de este Betis aún dejan mucho que desear, y fueron las principales responsables de que la sentencia no llegara hasta el minuto 40. Caffa mandó un centro aéreo al corazón del área, el balón se paseó agusto por la línea de gol y Roversio, que por allí andaba aprovechando que se estrenaba como titular, empujó la bola para hacer el segundo. Otro error garrafal de la defensa berciana y otro fiasco de Queco piña.

El Betis se iba al descanso con todo resuelto, una vez visto la poca capacidad, que no pocas ganas, que la Ponferradina estaba demostrando sobre un Ruiz de Lopera con demasiados parches.

En la segunda parte, el Betis se echó atrás y la Ponfe se quedó donde estaba, en otro nivel. El partido, por tanto, se hizo monótono, con un ritmo lento y pocas ocasiones. Cumplida la media hora del período, el Betis tuvo tres Salva Sevilla y por último Ezequiel, desperdiciaron goles que hubieran agradado a la afición. El joven canterano se marcó buenas jugadas, con algún detalle estético de más.

Todo parecía acabar así hasta que, ya cunplido el tiempo de prórroga, un tiro de Ezequiel da en Queco Piña, éste la despeja mal, como venía siendo habitual y Rubén mete la cabeza para dar una presencia más justa a un resultado que aún así debió ser mayor. Queda trabajo por delante para Pepe Mel. Pero hace un año, partidos tan fáciles como estos, acababan en derrota. La ruta hacia Primera sigue siendo la correcta.

{module Twitter en directo}

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Ángel Espínola

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required