Deportes Betis La dignidad no suma puntos (3-1)
betis barcelonaa
Betis

La dignidad no suma puntos (3-1)

El Betis planteó en el Camp Nou un partido valiente y aguerrido que le sirve para elevar su autoestima de cara al derbi, pero que condujo a una nueva derrota ante el peor de los rivales posibles.

El conjunto verdiblanco saltó al campo sin complejos, dispuesto a pelear un partido en el que no tenía absolutamente nada que perder. La derrota e incluso la goleada estaba firmada por lo que Calderón situó a un hombre más en el centro del campo como Nono para tapar pasillos interiores, dos laterales con velocidad como Juanfran y Juan Carlos con Cedrick y Vadillo por delante y Baptistao arriba, dejando en el banquillo a Jorge Molina y Rubén Castro.

En estático, el Betis esperaba al Barcelona en la medular con las líneas muy juntas, sólo permitiendo cierta profundización por las bandas en un trabajo repleto de ayudas, solidaridad y que dignificaba a un colectivo muy por debajo de sus posibilidades durante todo el año. Cuando recuperaba, buscaba el pase rápido hacia Baptistao que esperaba a Vadillo, Cedrick e incluso Nono. Así inquietaban al Barcelona y le hacían dudar, aunque el equipo no fue capaz de crear una ocasión clara en la primera parte.

El trabajo del Betis más digno de alabar fue la agresiva presión tras perdida que asfixiaba al Barcelona y convirtió la primera parte en un toma y daca constante, más acentuado tras el gol inicial del partido. Llegó en el minuto quince, siendo el terreno individual frente al colectivo el que desequilibraría el partido cuando incomprensiblemente Jordi Figueras derribó a Alexis dentro del área cuando estaba acompañado por cuatro compañeros y el chileno no tenía salida. Messi hizo lo que se espera de él y puso a los suyos en ventaja superando a Adán, que ya había tenido alguna intervención destacada.

Como decimos, tras el gol de Messi, el Betis se fue arriba, agobió al Barça y un Pinto, al que obligaba a despejar en largo. También dejaba espacios, pero su rival mostró su cara más imprecisa y para el resto estaba Adán. Tras unos minutos de disputa entre iguales, los culés domaron el partido y finalizaron la primera parte con el balón cosido a sus botas. El Busquets se hizo grande imposibilitando las salidas del Betis y el segundo estuvo muy cerca, pero estaba reservado para agrandar la fatalidad bética.

El segundo gol llegó en los mejores minutos béticos, durante la segunda parte, a la que el Betis salió aún más ofensivo y alegre que en el periodo anterior. El Barça sufría mucho, el colista se apoderó por unos instantes del Camp Nou, lo hacía con la misma receta y todavía más decidido, presionando con más énfasis, la pelota era visitante, Mascherano y Bartra eran incapaces de sacar el balón y pudo llegar el empate, pero Pinto sacó un disparo de N´Diaye a pase de Jorge Molina, que junto a Rubén Castro salió en la segunda parte para dar más mordiente ofensiva a los suyos.

Pero otra jugada desafortunada hizo casi imposible sacar algo positivo del Camp Nou y el protagonista fue otra vez Jordi Figueras introduciendo el balón en su propia portería tras un centro culé desde la izquierda. Era la muerte del Betis, pero todavía habría tiempo para acercarse en el marcador gracias a Rubén Castro, que tras un buen contragolpe que el mismo inició, recogió un rechace de la defensa azulgrana y fintó a tres defensas antes de superar a Pinto con un disparo cruzado.

El escenario era imprevisible, el farolillo rojo volvía a sembrar la inquietud en el campo de uno de los mejores equipos de Europa. Indudablemente la victoria no corrió excesivo peligro para el Barcelona, pero para un equipo muerto hace dos meses, el esfuerzo realizado hoy resulta bastante destacable. En saques de esquina, y faltas, el Betis estuvo muy cerca del empate, pero nunca llegó el remate certero ni esa pizca de suerte, que también faltó minutos más tarde. Porque el colegiado también tuvo su incidencia en el partido sancionando como penalti una mano claramente involuntaria de Amaya. Para colmo, Adán paró el disparo de Messi, pero el rechazo volvió a caer a los pies del argentino que dio por finalizado el partido, pese a los esfuerzos del guardameta madrileño.

El gol dejó sin premio el esfuerzo de un Betis, que se marchará a Segunda más vivo que nunca. El estado terminal llegó hace meses y la puntilla el pasado lunes, pero trata de evitar el equipo de Gaby Calderón el bochorno y la humillación de arrastrarse por todos los campos de España tal como lo hizo sus antecesores. En el camino sólo queda dignidad y el derbi, donde deberán desquitarse de la eliminación europea.

Ficha técnica

F.C. Barcelona: Pinto, Daniel Alves, Marc Bartra, Mascherano, Sergio Busquets, Xavi (Xavi 88’), Iniestam (Cesc 78’), Alexis Sánchez, Messi y Pedro (Neymar 78’).

Real Betis: Adán, Juanfran, Amaya, Jordi Figueras, Juan Carlos, Lolo Reyes, N´Diaye, Nono, Vadillo (Rubén Castro 60’), Leo Baptistao y Cedrick (Jorge Molina 60’).

Árbitro: Prieto Iglesias, gallego. Amonestó a los visitantes Lolo Reyes y Amaya.

Goles: 1-0 (15’) Messi (p.); 2-0 (66’) Jordi Figueras (p.p.); 2-1 (68’) Rubén Castro; 3-1 (85’) Messi.

www. SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Avatar

Miguel Arco

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required