Portada » Deportes » Betis » Derrota del Betis ante el Barcelona (2-3)
Betis - Barcelona / RBB
Betis

Derrota del Betis ante el Barcelona (2-3)

El Real Betis Balompié cayó derrotado esta noche ante el FC Barcelona en un partido en el que mereció algo mejor. El equipo completó una buena primera parte en la que adelantó en dos ocasiones con goles de Canales, de penalti, y de Fekir. En la segunda, el equipo no jugó tan bién y, defienden desde el club, vio como el árbitro jugaba en su contra. «Perdonó una clara expulsión a Sergi Roberto y sí mandó al vestuario de manera injusta a Fekir».

Regresaba la competición liguera al Estadio Benito Villamarín con el gran aliciente del retorno del que fuera entrenador del Betis durante las dos temporadas previas. Quique Setién y su cuerpo técnico regresaban a la que fuera su casa. Además, en el once inicial, destacaba el regreso de William Carvalho tras varios meses de lesión y el estreno como titular en LaLiga de Guido Rodríguez. En el once del rival, sobresalía la vuelta de Junior Firpo a la que fuese su casa durante muchos años.

Ya con el balón en juego, un disparo de Fekir era la primera, pero era rechazado por el brazo de Lenglet. El árbitro no pitaba nada de primeras, pero era avisado por el VAR y, tras revisar, decretaba pena máxima. Canales tomaba la responsabilidad y no fallaba desde los once metros. Sin embargo, el Barcelona tardaba solo tres minutos en empatar, al aprovechar De Jong un gran pase de Messi. Tras el frenético de partido, ambos equipos empleaban una presión alta sobre la salida del rival. Poco a poco, ganaba metros el equipo visitante.

Aun así, el Betis salía con solvencia en algunas jugadas y así llegaba el segundo del equipo. Fekir recibía con espacios, encaraba a Umtiti y soltaba un zurdazo que se colaba pegado a la cepa del poste. El Barcelona quería atacar más, pero se encontraba a un Betis bien plantado y con criterio. Cerca del descanso, el colegiado perdonaba lo que era una clara amarilla a Sergi Roberto, lo que hubiese supuesto su expulsión.

En el descuento de la primera parte, el Barcelona empataba de nuevo. Una falta lanzada por Messi al corazón del área que, tras varios rechaces, Busquets remachaba. La segunda parte se iniciaba con los mismos 22 jugadores que habían comenzado el encuentro. El Barça tenía la primera nada más comenzar, pero Joel estaba atento al disparo de Messi y despejaba a córner. El partido estaba muy abierto, con mucha intensidad sobre el césped. De nuevo Joel se hacía enorme para negar el tanto al jugador argentino.

La más clara de la segunda parte hasta el momento era, una vez más, para Messi, que mandaba fuera por poco su intento de vaselina. En este tramo del partido, el Betis sufría más en defensa y le costaba hilvanar jugadas. Así llegaba el tercero del Barcelona, en otra falta que no defendía bien el Betis y que Lenglet cabeceaba dentro. Poco después, en una jugada incomprensible, el árbitro mostraba dos amarillas seguidas a Nabil Fekir, la segunda supuestamente por protestar.

Dos minutos después, Lenglet veía también su segunda amarilla y dejaba a ambos conjuntos con diez jugadores. El Betis quería intentarlo hasta el final, pero el cansancio después de la entrega del equipo hacía mella. Se agotó el tiempo y no pudo sacar nada positivo el equipo del encuentro.

eal Betis Balompié cayó derrotado esta noche ante el FC Barcelona en un partido en el que mereció algo mejor. El equipo completó una buena primera parte en la que adelantó en dos ocasiones con goles de Canales, de penalti, y de Fekir. En la segunda, el equipo no jugó también y también vio como el árbitro también jugaba en su contra. Perdonó una clara expulsión a Sergi Roberto y sí mandó al vestuario de manera injusta a Fekir.

Regresaba la competición liguera al Estadio Benito Villamarín con el gran aliciente del retorno del que fuera entrenador del Betis durante las dos temporadas previas. Quique Setién y su cuerpo técnico regresaban a la que fuera su casa. Además, en el once inicial, destacaba el regreso de William Carvalho tras varios meses de lesión y el estreno como titular en LaLiga de Guido Rodríguez. En el once del rival, sobresalía la vuelta de Junior Firpo a la que fuese su casa durante muchos años.

Ya con el balón en juego, un disparo de Fekir era la primera, pero era rechazado por el brazo de Lenglet. El árbitro no pitaba nada de primeras, pero era avisado por el VAR y, tras revisar, decretaba pena máxima. Canales tomaba la responsabilidad y no fallaba desde los once metros. Sin embargo, el Barcelona tardaba solo tres minutos en empatar, al aprovechar De Jong un gran pase de Messi. Tras el frenético de partido, ambos equipos empleaban una presión alta sobre la salida del rival. Poco a poco, ganaba metros el equipo visitante.

Aun así, el Betis salía con solvencia en algunas jugadas y así llegaba el segundo del equipo. Fekir recibía con espacios, encaraba a Umtiti y soltaba un zurdazo que se colaba pegado a la cepa del poste. El Barcelona quería atacar más, pero se encontraba a un Betis bien plantado y con criterio. Cerca del descanso, el colegiado perdonaba lo que era una clara amarilla a Sergi Roberto, lo que hubiese supuesto su expulsión.

En el descuento de la primera parte, el Barcelona empataba de nuevo. Una falta lanzada por Messi al corazón del área que, tras varios rechaces, Busquets remachaba. La segunda parte se iniciaba con los mismos 22 jugadores que habían comenzado el encuentro. El Barça tenía la primera nada más comenzar, pero Joel estaba atento al disparo de Messi y despejaba a córner. El partido estaba muy abierto, con mucha intensidad sobre el césped. De nuevo Joel se hacía enorme para negar el tanto al jugador argentino.

La más clara de la segunda parte hasta el momento era, una vez más, para Messi, que mandaba fuera por poco su intento de vaselina. En este tramo del partido, el Betis sufría más en defensa y le costaba hilvanar jugadas. Así llegaba el tercero del Barcelona, en otra falta que no defendía bien el Betis y que Lenglet cabeceaba dentro. Poco después, «en una jugada incomprensible, el árbitro mostraba dos amarillas seguidas a Nabil Fekir, la segunda supuestamente por protestar».

Dos minutos después, Lenglet veía también su segunda amarilla y dejaba a ambos conjuntos con diez jugadores. El Betis quería intentarlo hasta el final, pero el cansancio después de la entrega del equipo hacía mella. Se agotó el tiempo y no pudo sacar nada positivo el equipo del encuentro.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required