Portada » Andalucía » Adiós, bolsa ‘caca’
mujer-hipermercado
Andalucía

Adiós, bolsa ‘caca’

El grupo francés Carrefour ha retirado ya completamente las bolsas de plástico de sus supermercados en Andalucía. La alternativa, bolsas ecológicas biodegradables que tienen el objetivo de reducir el consumo de plástico y fomentar la utilización de materiales sostenibles. Así la multinacional se adelanta al Plan Nacional de Gestión de Residuos aprobado en Bruselas.

María Fernández. Las bolsas de plástico que se utilizan en las compras, aunque parezca mentira, producen un alto coste medioambiental. Amenazan nuestra vida y la de muchas especies. De 238 bolsas que consumimos al año, solamente se recicla el 10% y sus residuos contaminan de manera tal que tardan en descomponerse hasta 400 años. Hasta hoy, España es el tercer país europeo en consumo de bolsas de plástico.

Ante esta situación, y en vigor el Plan Nacional de Gestión de Residuos aprobado en Bruselas, la última en unirse a esta medida ecológica es la cadena de grandes supermercados Carrefour. El grupo francés ha dejado de repartir desde esta semana bolsas de este material.

La primera provincia en la que se aplicó esta medida fue Jaén pero la multinacional no se ha quedado ahí. Desde el 1 de septiembre las bolsas desaparecieron también de la Comunidad de Madrid y el País Vasco. El primero de octubre lo hicieron de Cataluña, Aragón, Extremadura, Cantabria, Asturias y Navarra. Y en el resto de Comunidades Autónomas, el fin de las bolsas de Carrefour llegó el pasado 16 de noviembre. El objetivo es claro, reducir el impacto sobre el medio ambiente fomentando el uso de soportes reutilizables.

La multinacional francesa ya ha anunciado que su finalidad con esta supresión de las bolsas de plástico no es otra que apoyar y contribuir al objetivo del Gobierno español, de reducir el consumo de este material en un 50% a partir del año 2010.

En este sentido, el director del Carrefour San Pablo de Sevilla ha afirmado que “es un riesgo tomar una decisión así tal y como está el consumo, pero la tomamos por criterios estrictamente medioambientales”.

¿Pagar también por la bolsa?

Sin embargo, desde que el grupo francés iniciara su campaña contra el uso de bolsas de plástico con el lema ‘Bolsa Caca’ las voces de los detractores no se han hecho esperar. La campaña con la que Carrefour vistió cientos de vallas publicitarias parece que ha comenzado a dar sus frutos tras infinidad de problemas.

Los primeros que no estaban de acuerdo con esta iniciativa fueron los fabricantes de estas bolsas que decían sentirse “dolidos por las campañas tan agresivas” de la multinacional francesa.

Asimismo, son muchos también los consumidores que no ven con buenos ojos que una empresa cobre por dar una bolsa para guardar lo que se compra. Sin ir más lejos, y según una encuesta realizada por Anaip, la Asociación de Industriales de Plásticos, el 90% de los españoles está a favor de reducir el consumo de este tipo de bolsas de un solo uso, aunque un 48% está en contra de que los comercios la cobren a los usuarios porque consideran que su valor va incluido en el precio de los productos.

Otros, como es el caso de los clientes al hipermercado de San Pablo, han acogido la iniciativa de manera favorable y aseguran que “no nos supone ningún impedimento utilizar otro tipo de bolsas”, además “ayudamos así a que nuestro futuro y el de nuestra generación sea mejor”.

Son ya muchos los clientes que han pedido más información sobre este tema y por ello la compañía ha impartido 150 horas de formación a todos los colaboradores del grupo en España y los empleados de atención al público han recibido cursos específicos para informar a los clientes de este cambio en sus hábitos de compra.

Alternativas ecológicas

Las antiguas bolsas, de un solo uso, han sido sustituidas por otras con mucho menor impacto medioambiental. «Todas las bolsas las distribuimos a precio de coste, no ganamos nada con ellas», dice Ángel Jiménez. La marca francesa ha facilitado a sus clientes bolsas reutilizables de forma gratuita con el fin de fomentar la reutilización, potenciar el reciclaje y reducir el consumo de bolsas de plástico de un sólo uso.

De hecho, la cadena de grandes supermercados ha ofrecido hasta cuatro alternativas reutilizables y una alternativa 100% biodegradable para usos excepcionales. Desde 0,10 céntimos, pueden comprarse bolsas biodegradable fabricadas a base de fécula de tubérculo no alimentario; bolsas de rafia por 0,50 céntimos; de nylon  por 0,60 o de tela de algodón ecológico por 2,50 euros; y hasta un carrito plegable por 3,90 euros.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro de la Asociación de la Prensa de Cádiz y del Colegio de Periodistas de Andalucía.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required