Portada » Andalucía » Desciende la lista de espera para el trasplante de órganos en Andalucía por tercer año
Andalucía

Desciende la lista de espera para el trasplante de órganos en Andalucía por tercer año

El número de personas que aguardan estas intervenciones ha disminuido un 26%, pasando de 905 en 2010 a 715 en la actualidad.

La lista de espera para trasplante de órganos en Andalucía ha descendido por tercer año consecutivo, pasando de 905 personas que aguardaban este tipo de intervenciones el 31 de diciembre 2010 a 715 personas que actualmente tienen indicación de esta cirugía (536 de riñón, 111 de hígado, 32 de pulmones, 22 de páncreas y 14 de corazón).

Se trata de un descenso acumulado del 26%, según ha avanzado hoy en rueda de prensa la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio. Una cifra esperanzadora gracias a la tasa de 35,2 donantes por millón de población con la que cuenta la comunidad, lo que demuestra una vez más la alta concienciación de la población andaluza.

La tasa de donación en Andalucía sigue duplicando, por tanto, las medias anuales alcanzadas por los países de la Unión Europea (18 donantes por millón de población), a la vez que sigue siendo superior a la de Estados Unidos (26 donantes por millón de población) y también es ligeramente superior a la media en España, que en 2012 volvió a ser el país con más donantes del mundo, con una tasa de 34,8 donantes por millón de población.

En 2013, el 83% de las familias andaluzas dijo sí a la donación, lo que sitúa el porcentaje de negativa a la donación de órganos en un 17%. Cuando se creó la Coordinación Autonómica de Trasplantes, a principios de la década de los 90, este porcentaje estaba en torno al 40%.

Actividad 2013

Durante 2013, los hospitales públicos andaluces han realizado 686 trasplantes de órganos, de los que 61 fueron gracias a donaciones de vivo (60 renales y 1 hepático). Estas excelentes cifras se deben a la solidaridad que han mostrado las familias de 297 donantes fallecidos y a los 61 donantes vivos. Desde 1978 hasta el 31 de diciembre de 2013, se han realizado 13.452 trasplantes.

De los 686 trasplantes de órganos registrados en 2013, 412 fueron de riñón (de ellos, 3 birrenales, 60 de donante vivo y 11 infantiles), 195 de hígado (de los que 9 son infantiles y uno de donante vivo), 34 de pulmón (2 infantiles), 27 de corazón (2 infantiles) y 18 de páncreas. A estos trasplantes de órganos hay que sumar también que más de 1.400 pacientes han recibido implantes de distintos tejidos (córneas, válvulas cardíacas, tejido óseo, segmentos vasculares, etc.).

La distribución de los trasplantes en cada uno de los cinco hospitales andaluces autorizados para ello es la siguiente: en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz se han practicado 67 trasplantes renales; en el Hospital Reina Sofía de Córdoba se han realizado 166 trasplantes (54 de riñón, 54 de hígado, 34 de pulmón, 12 de corazón y 12 de páncreas); en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada se han llevado a cabo 117 (90 trasplantes renales y 27 hepáticos); el Regional de Málaga ha practicado 152 trasplantes (106 de riñón, 40 de hígado y 6 de páncreas); y el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha trasplantado 184 órganos (95 riñones, 74 hígados y 15 corazones).

El perfil del donante fallecido de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva, lo que sigue constituyendo una dificultad y un reto para los profesionales sanitarios. La edad media ha pasado de 35 años en 1991 a más de 61 años en 2013. Los donantes menores de 45 años han pasado de representar el 66% en 1993 a significar sólo el 12% en 2013. Por el contrario, los donantes de 60 o más años han pasado del 6% en 1993 al 58% en 2013. De hecho uno de cada tres donantes tiene 70 o más años.

Este cambio del perfil del donante está causado en gran parte por el descenso de la mortalidad por accidentes de tráfico, que ha pasado de representar un 38% del total de los donantes de órganos hace 20 años a solo un 5% en el pasado año, hecho del que toda la sociedad tiene que felicitarse.

Respecto al perfil de los donantes vivos, el 62% es mujer. El donante vivo de mayor edad contaba con 71 años y el de menor edad con 22. En cuanto al grado de parentesco con el receptor, mayoritariamente las donaciones se han producido de padres a hijos, seguido de las realizadas entre parejas y hermanos.

Sánchez Rubio ha agradecido la labor desarrollada por todos los colectivos y agentes sociales implicados en el proceso de donación de órganos (asociaciones de enfermos, medios de comunicación, magistrados, forenses, profesionales sanitarios y no sanitarios, de aeropuertos, policía o guardia civil, entre otros), ya que contribuyen a crear un clima favorable a la donación. Además, ha manifestado su admiración y gratitud a los familiares de los donantes de órganos por su extraordinaria solidaridad y generosidad, que constituyen un claro ejemplo a seguir.

Estrategias para aumentar las donaciones y los trasplantes

En los últimos años, la Coordinación Autonómica de Trasplantes, en colaboración con los distintos equipos de trasplantes y los diferentes agentes sociales implicados, ha desarrollado una serie de estrategias encaminadas a evitar el descenso de donantes y trasplantes, entre las que destacan la donación en asistolia, el impulso del trasplante renal de donante vivo, el trasplante renal cruzado, el trasplante birrenal, el trasplante hepático en dominó o la modalidad de split.

Con respecto a la donación en asistolia o a corazón parado, un tipo de donación que ahora se ha recuperado gracias a los avances médicos, el Hospital Virgen de las Nieves de Granada inició este programa en Andalucía en mayo de 2010. En estos casos el donante es una persona que sufre una parada cardiorrespiratoria en su domicilio o en la vía pública y, a pesar de la aplicación de las técnicas de reanimación cardiaca por parte de profesionales del 061, en ocasiones no es posible salvarle la vida y se certifica el fallecimiento del paciente a su llegada al hospital.

Esta modalidad se puso también en funcionamiento en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en el pasado año 2011. También otras variantes de donación en asistolia se están desarrollando en otros hospitales andaluces (Regional y Virgen de la Victoria en Málaga, Torrecárdenas en Almería, Puerta del Mar y Puerto Real en Cádiz, Reina Sofía en Córdoba y la Merced en Osuna). Así, se ha pasado de no tener ningún donante en asistolia en 2009 a obtener 10 en el año 2010, otros 14 en 2011, 26 en 2012 y 20 en 2013. Esto quiere decir que esta modalidad de donación ha permitido conseguir 70 donantes y 106 trasplantes desde su implantación.

En cuanto al impulso del trasplante renal de donante vivo y trasplante renal cruzado, el progresivo envejecimiento de la edad media del donante y el descenso de los donantes más jóvenes, condiciona que los pacientes, igualmente jóvenes, en lista de espera para trasplante renal tengan menos oportunidades de acceder a esta solución terapéutica. De ahí la conveniencia de promover y difundir la opción del trasplante de riñón procedente de donante vivo, labor que se comenzó a potenciar en Andalucía en 2005.

Este tipo de trasplante, con escasos riesgos para el que dona, tiene una supervivencia más alta que el trasplante de riñón de donante fallecido. En este sentido se ha pasado de hacer de forma testimonial 2-3 trasplantes por año al inicio de la pasada década a realizar 60 en 2013. Los trasplantes renales de donante vivo representan ya el 15% del total de trasplantes renales en Andalucía, porcentaje muy positivo que se ha conseguido dos o tres años antes de lo previsto por la Coordinación Autonómica de Trasplantes.

A pesar de la concienciación que ya tiene la población andaluza sobre esta alternativa de donación, en un 30% de los casos no es posible ceder un riñón, ya sea por incompatibilidad de grupo sanguíneo o por problemas inmunológicos. En este tipo de casos es donde se desarrolla la donación cruzada entre aquellas parejas (donante-receptor) que son incompatibles entre sí, pero que son compatibles con otras que tienen el mismo problema.

En este contexto, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) desarrolló en 2009 el procedimiento de trasplante renal cruzado. Actualmente, los cinco hospitales andaluces que realizan trasplante renal de vivo (Puerta del Mar de Cádiz, Reina Sofía de Córdoba, Virgen de las Nieves de Granada, Carlos Haya de Málaga y Virgen del Rocío de Sevilla) están autorizados para esta modalidad y tres de ellos (Puerta del Mar de Cádiz, Virgen de las Nieves de Granada y Virgen del Rocío de Sevilla) han sido designados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como centros de referencia nacional, lo que refrenda la experiencia andaluza acumulada en este tipo de trasplantes.

El 30% de los trasplantes cruzados realizados en España desde 2009 a la actualidad, se han hecho en pacientes andaluces, concretamente 19 trasplantes, consolidándose Andalucía como un referente nacional en esta modalidad.

En esta línea de actuación, se enmarca igualmente el llamado ‘donante altruista’, que es una persona que dona en vida un riñón a otra desconocida que lo necesita. Andalucía planteó formalmente el desarrollo de esta figura en la Comisión de Trasplantes y Medicina Regenerativa del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Tras su aprobación por unanimidad, se canalizó su desarrollo a través del Comité de Expertos de Trasplante Renal de Vivo-Donación Cruzada.

El incremento global en los trasplantes de riñón en Andalucía ha supuesto un importante incremento de la calidad de vida de los pacientes renales, ya que continúa creciendo el número de pacientes trasplantados frente al número de pacientes en diálisis. De los más de 9.100 pacientes que tienen un tratamiento renal sustitutivo, 4.739 está con un trasplante renal funcionante, lo que representa un 51,8 % del total; mientras que en el resto de países de nuestro entorno, el trasplante sólo supone el 30% de los pacientes en tratamiento renal sustitutivo y el 70% se someten a hemodiálisis.

Además de los 60 trasplantes renales de donante vivo realizados en el pasado año en Andalucía, hay que añadir un trasplante hepático de donante vivo, infrecuente por su gran complejidad, realizado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba.

En este impulso a nuevas estrategias y el desarrollo de técnicas especiales destaca también el trasplante birrenal, que se aconseja cuando la funcionalidad de cada uno de los riñones de un donante de elevada edad, detectada tras la correspondiente biopsia, no aconseja que se implanten en dos receptores por separado, pero sí permiten que se reimplanten los dos riñones a un solo receptor. En el pasado año se han realizado 3 trasplantes birrenales, todos ellos en el Hospital Regional de Málaga.

Los trasplantes hepáticos ‘en dominó’ y en la modalidad de ‘split’, en los que a partir de un solo hígado se hacen dos trasplantes, son otras dos técnicas avanzadas que se pueden realizar en Andalucía. En el caso del trasplante en dominó, el hígado de un donante fallecido es trasplantado a una persona portadora de una enfermedad denominada polineuropatía familiar amiloidótica, que supone el deterioro del hígado y que se detiene con el trasplante. A su vez, el hígado extraído de esta persona es trasplantado a otro enfermo en lista de espera, ya que éste no sufre las consecuencias de la polineuropatía. De esta modalidad de trasplante hepático se han realizado dos intervenciones en 2013, ambas en el Hospital Virgen del Rocío.

En el caso del trasplante ‘split’, se trasplantan cada uno de los dos lóbulos que tiene un hígado a dos pacientes distintos, habitualmente a un paciente pediátrico y a un adulto. El Hospital Reina Sofía de Córdoba, en colaboración con el Hospital Regional de Málaga, ha realizado con éxito una intervención de este tipo de trasplantes en 2013, que se suman a los dos primeros realizados durante 2012, con la colaboración del hospital cordobés y el Hospital Virgen de las Nieves.

A la cabeza nacional en donaciones de médula ósea

Incrementar las donaciones de médula ósea ha sido otra línea prioritaria para la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, en línea con un objetivo marcado por la ONT para todo el Sistema Nacional de Salud. El objetivo era duplicar la cifra de donantes, que hasta ahora en Andalucía había sido de unos 2.300 donantes al año.

Por este motivo, el Plan de Médula Ósea en Andalucía se puso como objetivo para 2013 incrementar el número de donantes hasta alcanzar 4.463 donantes nuevos, lo que ayudaría a posibilitar que las personas que necesitan este tipo de trasplantes tengan mayores posibilidades de conseguirlo. La cifra finalmente obtenida ha sido de 8.843 donantes, un 190% más de lo previsto. Un dato que supone casi cuadruplicar las cifras de partida y que convierte a Andalucía en la comunidad que más donantes ha conseguido dentro de esta estrategia nacional.

Los ocho centros de transfusión sanguínea existentes en la comunidad están desarrollando una intensa labor de información, captación, evaluación y registro de donantes. Esta actividad se centra especialmente en los menores de 35 años, ya que si se captan los donantes de edad más joven pueden permanecer durante más tiempo inscritos en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo).

Los trasplantes de progenitores hematopoyéticos se han consolidado como una alternativa terapéutica eficaz para el tratamiento de leucemias, tumores y otras enfermedades hematológicas. Pendientes de confirmar los datos correspondientes a 2013, en Andalucía se realizaron durante 2012 un total de 74. De ellos, 13 eran procedentes de sangre de cordón umbilical, 26 de médula ósea y 35 sangre periférica.

Cifras históricas en trasplante pulmonar

En el pasado año 2013 también se han conseguido cifras históricas de trasplantes pulmonares, con 34 intervenciones y unas cifras de supervivencia que duplican las tasas internacionales a diez años.

En 2013 se ha conmemorado el XX aniversario de este programa en Andalucía, que realiza el Hospital Universitario Reina Sofía, con Ángel Salvatierra como responsable. Desde entonces, más de 400 pacientes han sido trasplantados en este centro, que es referencia autonómica y nacional para trasplante pulmonar en población infantil y adulta. De hecho, fue el primer programa de trasplante pulmonar infantil de España y, hasta 1997 el único programa para todo el territorio español. Además, fue uno de los pioneros en el mundo en la utilización de lóbulos pulmonares procedentes de donantes cadavéricos adultos para trasplantar a niños.

El trasplante pulmonar consiste en sustituir uno o ambos pulmones enfermos por órganos sanos procedentes de un donante. Los resultados del trasplante pulmonar son cada vez mejores y los pacientes mejoran enormemente su esperanza y calidad de vida, pudiendo llevar a cabo las mismas actividades cotidianas, incluso deportivas, que las personas sanas.

Los pacientes que necesitan un trasplante pulmonar tienen una enfermedad avanzada, para la que ya no existe ningún otro tratamiento eficaz, que ocasiona una baja calidad de vida y una esperanza vital corta. Las enfermedades que más frecuentemente abocan a un trasplante pulmonar son el enfisema, la fibrosis quística, la fibrosis pulmonar idiopática y la hipertensión pulmonar primaria.

Existen tres tipos de trasplante: el trasplante unipulmonar (uno de los dos pulmones dañados se reemplaza con un pulmón donante sano); trasplante bipulmonar (se sustituyen ambos pulmones enfermos); y trasplante cardiopulmonar (en el que se sustituye el bloque constituido por ambos pulmones y el corazón; se realiza muy infrecuentemente, cuando el corazón también está dañado de forma irreversible).

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required