Portada » Andalucía » Cuenta atrás para el adiós de Griñán
diaz-grinan-comite-director-psoe-090512
Andalucía

Cuenta atrás para el adiós de Griñán

Griñán insiste en que no adelantará las elecciones

Susana Díaz, favorita en las quinielas

Tras el anuncio de Griñán, algunas voces ya advierten que celebrar primarias en julio, provocaría un desgobierno en el PSOE. Se contempla incluso que no acabe la legislatura, pese a sus reiteraciones.

El anuncio de la ‘espantá’ de José Antonio Griñán aún se está digiriendo. El presidente de la Junta de Andalucía expresó este miércoles de forma pública lo que se había conocido en la madrugada del martes: que no volvería a ser el candidato a la reelección. El rumor se hizo realidad y se ha convertido en una pesadilla para el PSOE nacional, que últimamente afronta estos casos como lo hace un partido débil, con nerviosismo y descolocado de inicio.

¿Por qué se va Griñán? Muchas quinielas pero pocas certezas que sólo él y sus más allegados puden desentrañar. Desde el PP, han encontrado el motivo perfecto en el caso ERE y achacan su marcha al cerco que la juez Mercedes Alaya está imponiendo en su Gobierno.

Sin embargo, a día de hoy, ni la Fiscalía ni la juez han encontrado pruebas que puedan responsabilizar a Griñán directamente en el caso ERE, pese a que él era consejero de Hacienda e incluso presidente del Gobierno andaluz en los últimos años de este fraude. Esto no es un eximente de responsabilidad, sin embargo, es difícil entender que el presidente de la Junta arroje la toalla por estos motivos en este momento si no lo ha hecho antes.

Por otro lado está la crisis. Andalucía lidera la tasa de desempleo, su economía no consigue despegar y el cambio de siglas respecto al Gobierno central, están suponiendo un duro desgaste para sus dirigentes. El socio de Gobierno, también influye. IU ha comenzado un proceso de renovación con Maíllo como líder, que irá resquebrajando progresivamente la sintonía creada entre Griñán – Valderas. Por último, también está la edad, con 67 años, que Griñán no volviera a presentarse no es noticia, pero lo que ha sorprendido a todos es el momento elegido para hacerlo público. ¿Por qué ahora?

Porque es «un momento muy bueno», decía el propio presidente en el Parlamento. ¿Bueno para qué? A tres años vista de las elecciones, este movimiento sólo se puede entender si se trata de una estrategia para asegurar el relevo socialista antes de 2016. En política no es lógico anunciar una marcha con tanto tiempo, porque esta circunstancia puede pesar mucho en futuras decisiones. Como ya apuntan algunas voces, la explicación podría estar en preparar el terreno para el sucesor con tiempo ante una prevista salida anticipada del Gobierno.

Chaves se apresuró a decir que no se interpretara la decisión en clave interna. No se puede hacer de otro modo, más aún cuando Griñán estaba ganando peso en la esfera nacional e internacional con medidas como el Decreto andaluz de vivienda o el Decreto de Exclusión Social, que garantiza tres comidas al día. Hasta la Troika empezaba a tener al presidente andaluz en el punto de mira, pero esto contribuía a reforzar su imagen frente a la de la política ineficaz.

Más en clave interna. Pesos pesados como Fernando Rodríguez Villalobos ya apuntan a julio como mes para celebrar las primarias. La pregunta está cantada. ¿Por qué tanta prisa? Esto supondría que en julio el PSOE andaluz ya tendría nuevo líder que tendría que convivir tres años con Griñán como presidente hasta el fin de la legislatura. La bicefalia que tanto se teme en política, sería una realidad.

El ex presidente de la Junta, José Rodríguez de la Borbolla, lo ha manifestado muy claro. Si gana las primarias la principal candidata que propone el aparato, Susana Díaz, se presentará una difícil «dualidad» porque «no se va a saber quién manda en el Gobierno andaluz». Y el desconcierto es lo último que hace falta a un partido que lleva varios años anclado en el inmovilismo y a medio camino entre el socialismo europeo y el liberalismo.

Indudablemente, la elección de Susana Díaz como candidata -con permiso de las primarias- no está dejando indiferente a nadie. Desde los propios secretarios provinciales que apoyan la candidatura, hasta a grandes nombres como De la Borbolla, a quien no gusta la elección de Díaz, por su trayectoria política, más cercana a los despachos que a la calle.

Sólo es el primer día de la nueva era. Pero se aproximan nubarrones y de los que manchan. Aún quedan preguntas sobre la mesa pero flota en el ambiente un deseo casi unánime. Si el movimiento de Griñán provoca un cambio, que sea aprovechado para reconvertir y adaptar las estructuras de un partido anquilosado. Griñán hablaba de la necesidad de renovación en su discurso. Aunque la renovación no es sólo situar a una cara joven al frente del mismo partido, muchas más cosas deben cambiar. La cuenta atrás ha comenzado.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista en Comunicación Estratégica y Publicidad, es miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required