Pastrana: "La derecha española lidera una operación antisindical"

Lunes, 22 Abril 2013 16:48

Sevilla Actualidad

El secretario general de UGT en Andalucía, Manuel Pastrana, ha publicado una carta en su blog tras anunciar que no aspirará a la reelección. Insta al sindicato a impulsar cambios en el seno de la organización para enfrentar las "convulsiones sistemáticas", consecuencia de la crisis económica.

"Estimados compañeros y compañeras:

En los próximos días 9, 10 y 11 de mayo, celebraremos el 10º congreso de UGT Andalucía con el lema: UGT, el sindicato, ahora más que nunca.

La celebración del mismo tendrá lugar transcurridos ya cinco años desde el inicio de la crisis económica que está provocando convulsiones sistemáticas en todos los ámbitos de nuestra sociedad además de las habituales consecuencias para los trabajadores y trabajadoras: destrucción de millones de empleos; aumento de la precariedad laboral; reducción de salarios; violación de los convenios laborales y de los derechos laborales en general; y el consiguiente aumento de la desigualdad y la pobreza.

La crisis está siendo sobre todo la coartada perfecta para los ideólogos del neocapitalismo en su ofensiva por acabar con los derechos de los trabajadores conquistados a lo largo de décadas de lucha sindical y social.

Dicho ofensiva ideológica contempla, como podemos observar claramente, la eliminación de la capacidad de acción de las organizaciones sindicales de clase, o más bien, la eliminación de la capacidad de organización de los trabajadores en sindicatos que cuestionen y confronten con los postulados neoliberales y los modelos sociolaborales que están imponiendo.

La derecha española, fiel a su tradición, lidera hoy en Europa esta operación antisindical. El gobierno del Partido Popular ha impuesto desde su acceso al poder, cuantas medidas de desregulación laboral y eliminación de la capacidad operativa de los sindicatos ha considerado oportunas para su estrategia. Unas y otras con el único objetivo de dificultar o impedir la capacidad de los trabajadores para defender sus derechos.

Por otra parte, la derecha mediática con su cohorte de tertulianos, columnistas y demás “expertos”, se encarga de realizar una permanente campaña de descrédito contra las organizaciones sindicales. Todos ellos, siempre proclives a defender los intereses del poder, por lo general desde posiciones fascistoides, realizan una apasionada labor en detrimento de la credibilidad de los sindicatos, mintiendo y manipulando cuanto y sobre lo que sea necesario, esperando el debilitamiento de los mismos, y con ello, la desregulación total de las relaciones y derechos laborales. En definitiva, la indefensión ante las empresas.

Creo que la UGT Andalucía de hoy poco tiene que ver con el sindicato de 1998 cuando fui elegido por primera vez como secretario general. Nuestro sindicato es en la actualidad la mayor organización sindical de nuestra Comunidad Autónoma, siendo a su vez la mayor organización social de la misma. A lo largo de estos años hemos acometido una permanente labor sindical por implementar un modelo sociolaboral en nuestra comunidad que aspira a proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras andaluzas.

Una continua lucha sindical para conseguir que todos los trabajadores tuviesen la cobertura de un convenio, priorizando las iniciativas y propuestas para la creación y mantenimiento del empleo, a pesar de la incapacidad de la economía andaluza, de su tejido empresarial, para generar empleos para todos los andaluces.

Paralelamente y de manera continuada hemos intentado una modernización del sindicato, fortaleciendo sus estructuras, su capacidad de acción, y sus servicios a los afiliados y al conjunto de los trabajadores. UGT Andalucía en estos años ha duplicado su afiliación, ahora somos más de 200.000, de los cuales un tercio son jóvenes menores de 30 años y el 40% mujeres trabajadoras. Hemos incrementado en un tercio nuestra representación sindical: hoy somos casi 20.000 delegados sindicales en las empresas. La UGT tiene más del 40% de la representación sindical en nuestra Comunidad.

A pesar de todo ello, como trato de exponer, la nueva realidad a la que nos enfrentamos, exige nuevas iniciativas, nuevas propuestas, nuevas ideas en definitiva, y nuevas personas que las lleven a cabo.

Nuestra situación actual como trabajadores, los graves problemas a los que nos enfrentamos como consecuencia de la imposición de un modelo económico y un modelo social que lo supedita todo a los intereses de los grandes poderes económicos, y la situación de nuestro sindicato en este contexto, abrió hace meses una reflexión colectiva y personal sobre la necesidad de iniciar una nueva etapa en el devenir de la UGT Andalucía desde la que posibilitar una serie de cambios en interés de los afiliados, de los trabajadores andaluces en general y del propio sindicato.

Como conclusión de mi reflexión personal he decidido no optar de nuevo a la reelección como Secretario General en el próximo Congreso. Considero que desde mi compromiso con los trabajadores y con el sindicato, es el momento de promover un cambio no sólo en el equipo de dirección del sindicato sino en sus objetivos inmediatos, sus estrategias, su acción sindical, en sus procedimientos de gestión interna y en sus relaciones con la sociedad.

Considero una responsabilidad desde mi compromiso con el sindicato, a pesar de contar con el apoyo de los compañeros y compañeras, dar un paso atrás en estos momentos para posibilitar los cambios que, fruto de la reflexión en torno al momento que vivimos los trabajadores, es necesario acometer, en beneficio insisto, tanto de los afiliados y afiliadas que conformamos el sindicato, como del conjunto de los trabajadores andaluces y del interés general de nuestra Comunidad.

En estos momentos, desde el convencimiento ideológico de que nuestra Organización debe seguir liderando en Andalucía como primer sindicato de la comunidad por decisión democrática de los trabajadores andaluces, con el objetivo de lograr un modelo económico, laboral y social que garantice la democracia, igualdad y la justicia social como valores constitucionales, creo que es imprescindible abordar un nuevo proceso de cambios que permitan seguir siendo a la UGT, un instrumento imprescindible, ahora más que nunca, para los trabajadores y las trabajadoras.

Por ello creo que hay que va abordar un proceso para:

Cambiar para seguir generando el impulso necesario para una adaptación del sindicato a las nuevas realidades sociolaborales y a los problemas y necesidades que los trabajadores sufrimos como consecuencia de las mismas.

Cambiar para fortalecer el sindicato, su capacidad de acción, su capacidad para atender, servir y defender con mayor eficacia en todas las empresas, sectores y poblaciones de nuestra Comunidad, a todos los afiliados y afiliadas que conformamos la Unión General de Trabajadores en Andalucía.

Cambiar para mejorar la capacidad del sindicato para implicar, para comprometer al máximo número de trabajadores y trabajadoras en la mejora y defensa de sus propios intereses, derechos y necesidades.

Cambiar para facilitar e incrementar la participación de los afiliados, nuestra militancia activa. Para garantizar que nuestra opinión y planteamientos, forman parte de la toma de decisiones del sindicato en aquellas cuestiones que nos afecten individual o colectivamente. Cada afiliado debemos ser un activista tanto en la defensa de nuestros propios derechos como en la defensa de los derechos colectivos.

Cambiar para profundizar en la implantación de fórmulas y mecanismos que permitan garantizar a afiliados y afiliadas, un conocimiento exhaustivo y transparente del funcionamiento interno de su Organización. Desde las normas que rigen el funcionamiento del sindicato, estatutos, hasta los procedimientos en la toma de decisiones, y la información puntual y detallada, de la gestión de los recursos económicos, patrimoniales y humanos.

Cambiar para hacer más visible la acción del sindicato en la defensa de los trabajadores y trabajadoras. Para hacer más transparente tanto la gestión sindical de los intereses y derechos de los trabajadores como la gestión interna como Organización. Desde los procedimientos democráticos de la misma en la toma de decisiones hasta el modo de gestionar los recursos, su procedencia y destino, que el sindicato emplea en su acción sindical y social.

Cambiar para abrirse a otras organizaciones sindicales y sociales que entre sus fines y objetivos, persigan la igualdad, la justicia social y la solidaridad. La defensa de los derechos de los trabajadores y de los ciudadanos en general, nos exige hoy, incrementar los esfuerzos cara a la unidad de acción, profundizando en el trabajo conjunto con CCOO que venimos desarrollando y reforzando la interlocución y compromisos iniciados con el resto de organizaciones sociales.

En definitiva compañeros y compañeras, los hombres y mujeres que conformamos UGT Andalucía, como trabajadores y trabajadoras, tenemos ante nosotros el reto de dotarnos en cada momento de la Organización que nuestros intereses, problemas y necesidades exigen como instrumento capaz de dar respuesta a los mismos.

Los hombres y mujeres de nuestro sindicato, que este año cumple su 125 aniversario, siempre han sabido, desde los principios y valores que son el fundamento ideológico de nuestra Organización, cambiar para adaptarse. Hoy es necesario seguir acometiendo esa tarea, porque el sindicato es más imprescindible que nunca.

Quiero terminar pidiendo perdón por mis múltiples errores como Secretario General a lo largo de estos años. Jamás quise herir a nadie, y creo que he procurado cada día dar cuanto he podido y he sabido.

Agradezco a todos los que me habéis apoyado durante este tiempo vuestra confianza.

A mis compañeros de equipo por su esfuerzo, apoyo y paciencia, mil gracias y mi reconocimiento eterno a su valía como personas y sindicalistas.

Yo como siempre quedo a disposición del sindicato, que es a vuestra disposición. Saludos Ugetistas"

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar