Portada » Andalucía » Educación flexibiliza las condiciones para los solicitantes de las becas salario
mar-moreno-rp-230712
Andalucía

Educación flexibiliza las condiciones para los solicitantes de las becas salario

Para el próximo curso desaparecen dos de los requisitos más restrictivos: ser demandante de empleo de forma ininterrumpida durante doce o más meses y tener a cargo cónyuge o hijos.

La convocatoria 2012-2013 de la Beca Andalucía Segunda Oportunidad, también conocida como ‘beca salario’ o ‘beca 400’, ha cambiado sus bases reguladoras para ampliar el número de beneficiarios en el próximo curso.

La Beca Andalucía Segunda Oportunidad fue aprobada en 2011, con Mar Moreno -actual titular de Educación- de consejera de Presidencia, y va dirigida específicamente al sector de población afectado por el abandono educativo temprano y tiene como finalidad facilitar la reincorporación al sistema educativo andaluz de los jóvenes de entre 18 y 24 años que abandonaron el sistema educativo sin obtener  ninguna titulación y ahora se encuentran en situación de desempleo.

La modificación, publicada en el BOJA el pasado 6 de agosto, elimina dos de los requisitos más estrictos: ser parado de larga duración y tener responsabilidades familiares a cargo. Ahora solo hará falta, según consta en la orden de modificación de las bases regulatorias de la beca, “figurar inscrita como persona desempleada demandante de empleo” en el SAE (sin límites temporales).

De este modo, podrán optar a la beca los jóvenes que, aunque no tengan hijos, cumplan el resto de condiciones: tener entre 18 y 24 años (25 para los que la renueven), estar matriculado del curso completo en las enseñanza del ESO para adultos, bachillerato o ciclos formativos de Grado Medio, no recibir ninguna prestación por desempleo a nivel contributivo y carecer de rentas superiores al 75 por ciento del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem).

También como novedad este año, se exige participar en la convocatoria de becas y ayudas al estudio de carácter general para enseñanzas no universitarias y se establece un baremo para seleccionar a los beneficiarios en caso de que las solicitudes superen en número a la oferta de becas, que vuelve a ser de 3.000.

La Consejería de Educación no ha aportado cifras sobre el balance de la primera edición de la Beca Segunda Oportunidad, aunque ha reconocido que fue, sobre todo, una convocatoria “piloto que sirvió de ensayo”. Pese a todo, justifican el cambio en las bases para garantizar la concesión de la totalidad de ayudas convocadas, puesto que  desde Educación admiten que los requisitos eran “demasiado duros” y con “condiciones excluyentes”.

 

www.SevillActualidad.com

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required