Portada » Andalucía » La generación JESP: jóvenes cualificados emigran por la crisis
El desempleo juvenil llega al 48,56% y provoca la salida de los jóvenes al término de sus estudios en busca de una oportunidad de crecimiento profesional/Juan Carlos Romero
Andalucía

La generación JESP: jóvenes cualificados emigran por la crisis

Más de 300.000 jóvenes españoles salieron desde 2008. El porcentaje de emigrantes en Andalucía se incrementó en un 22,6% desde que estalló la crisis.

Es la generación JESP (Jóvenes Emigrantes Sobradamente Preparados) y sale a buscar una oportunidad a países emergentes dejando atrás un país con una tasa cercana al 50% de desempleo juvenil, la más alta de la Unión Europea. La patronal de empresarios propuso la implantación de ‘mini jobs’, un tipo de contratación parcial criticada por el Consejo de Juventud de España porque “incentivan la precariedad laboral”.

La federación de pequeña y mediana empresa de consultoría (Fenac) de España ha publicado un informe donde pone de relieve que desde 2008 han abandonado el país más de 300.000 jóvenes debido a la falta de empleo y de oportunidades de crecimiento al término de sus estudios. Son jóvenes cualificados, “especialmente ingenieros, arquitectos e informáticos” y constituyen la ‘generación JESP’: jóvenes, emigrantes y sobradamente preparados.

Desde que estallara la crisis en España en 2008 hasta finales de 2011, el estudio constata un incremento del 25,6% de españoles emigrantes inscritos como residentes en el extranjero; 307.900 personas en edad de trabajar. Pero la cifra es superior, escapan del estudio los españoles que no se inscribieron como residentes en el extranjero en las oficinas consulares del país de destino.

“Han acudido a la universidad, pero en el momento de incorporarse al mercado de trabajo no tenemos oportunidades que ofrecerles, como sí les prometimos”, reflexiona  el vicepresidente de la Fenac, Francisco Aranda, responsable de la Comisión Laboral de la Patronal de empresarios (CEOE). Aranda alerta de la decapitalización de talento que padece el país, y de su incidencia en el desarrollo de una economía de valor añadido. En el contexto de crisis, supone a medio y largo plazo una barrera para la recuperación económica de España que se acerca de nuevo a la recesión.

“El origen de este movimiento emigratorio lo encontramos en la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre de 2011, que deja al descubierto el hecho alarmante de que un millón y medio de licenciados hacen cola ante las oficinas del INEM y que prácticamente la mitad de los jóvenes está en el paro”, explica Aranda.

La canciller alemana Ángela Merkel, tras reunirse con el presidente Mariano Rajoy (PP), alertó de la afección de la legislación española a la empleabilidad de los jóvenes. “El problema viene cuando lo invertido durante los últimos 30 años abandona el país y se rentabiliza en el extranjero”, indica Aranda al respecto, quien insta a las autoridades a invertir en educación.

El Consejo de Juventud de España contra los ‘mini empleos’ de la patronal

El Consejo de la Juventud de España -organismo autónomo dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, formado por 60 entidades juveniles del estado- rechazó la implantación de los denominados ‘mini jobs’ o ‘mini empleos’ (contrataciones parciales compatibles con otras contrataciones del mismo tipo) que propuso la patronal de empresarios como solución al desempleo juvenil.

Introducir en la reforma laboral que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy este tipo de contrataciones “generaría una ‘juventud mini‐job’ que podría verse obligada a tener varios empleos para poder subsistir, incluso recurriendo una y otra vez al mercado negro, lo que originaría un colapso del mercado de trabajo y promovería la economía sumergida”, destacó el Pleno del Consejo de Juventud de España en un comunicado. Lejos de mejorar las posibilidades de crecimiento de los jóvenes, pondría trabas “a la emancipación e independencia de sus progenitores”.

Los ‘mini empleos’, según el CJE,  incidirán en la pérdida de poder adquisitivo de la población y por consiguiente en las posibilidades de consumo de la juventud. El CJE recomienda a grandes empresas y pymes “la creación de puestos de trabajo de mayor calidad porque es una inversión altamente rentable que redundará en más productividad y mayores beneficios”.

Cerca de 200.000 andaluces emigrantes

Argentina, Francia, Alemania y Brasil son los destinos de mayor preferencia para los andaluces residentes en el extranjero. En el transcurso de 2010, emigraron 14.009 andaluces hasta llegar 196.937 inscritos como residentes en el extranjero según los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE) a fecha 1 de enero de 2011. El perfil del andaluz demandante de empleo en el extranjero es joven de 25 a 35 años con alta cualificación y sin cargas familiares.

Desde 2008, el porcentaje de emigrantes andaluces se disparó un 22,6%. Almería, Málaga y Granada son las provincias con más habitantes en el extranjero frente a Córdoba, Huelva o Jaén con menor porcentaje. Son 23.698 los sevillanos que optaron por buscar una oportunidad lejos de su provincia en 2011, un 17,4% más con respecto al año 2010.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Juan Carlos Romero

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required