Portada » Andalucía » El Hospital Reina Sofía apuesta por la risa como terapia
DSC04275
Andalucía

El Hospital Reina Sofía apuesta por la risa como terapia

¿Quién dijo que en los hospitales no se ríe? ¿Quién dijo que la enfermedad está reñida con el humor? El reconocido Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba celebró ayer las primeras Jornadas conmemorativas del Día Mundial de la Risa.

 

Belén Zurbano Berenguer. El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba celebró ayer las primeras Jornadas en conmemoración del Día Mundial de la Risa con una gran acogida por parte de los profesionales sanitarios y de algunos enfermos que también acudieron a esta especial sesión clínica.

La risoterapia ya está reconocida en el ámbito sanitario por sus innumerables beneficios, sin embargo, aún no está lo suficientemente implantada como alternativa terapeútica lo que provoca la preocupación de algunos sanitarios y ha impulsado la celebración de este pionero encuentro. Además, la risa, se ha convertido en el símbolo de un cambio de enfoque sobre la atención de la salud, el enfoque de “tengo una sonrisa para usted” como medio de acercamiento al enfermo y herramienta para desdramatizar la situación que éste vive.

Como objetivos, los profesionales que han impulsado estas jornadas se han propuesto ayudar a desdramatizar la situación de “enfermo” de quienes precisan ser hospitalizados en nuestro centro y recordarnos a nosotros mismos el poder que tiene la risa, el humor, el buen talante… a nivel terapeútico (en el trato con los pacientes y familiares), a nivel laboral (en el trato con compañeros) y en general, en cualquier ámbito de nuestras relaciones.DSC04265

Javier Briceño, cirujano y jefe de estudios de la Facultad de Medicina, inauguró la sesión reconociendo la particularidad de esta especial jornada clínica en la que el objetivo iba a ser tomar conciencia sobre la importancia de la risa como complemento a la medicina académica.

Para incitar las reflexiones de los participantes –en su mayoría médicos y enfermeros residentes así como personal sanitario del propio hospital– se proyectó la película Patch Adams, inspirada en la vida y obra del médico estadounidense Doherty Hunter “Patch” Adams a quien se le atribuye la ‘invención’ de la risoterapia con fines médicos y terapeúticos.

La importancia del nombre

Tras el visionado del film, cargado de simbolismos y altamente emotivo, se estableció una charla en la que los asistentes destacaron sobre todo la importancia de humanizar el tratamiento médico y la atención sanitaria. En las diferentes intervenciones se hizo especial hincapié en las convenciones –erróneas– acerca de separar la emoción, el afecto, el humor, a la práctica profesional sanitaria. “Somos personas que ayudan a personas, no podemos olvidarnos de eso”, comentó una enfermera. “El problema está en que no se ha querido perder nunca el estatus”, reconoció una médico. 

En la película, Patch, interpretado por Robin Williams, le dijo a su amiga, preocupada también por el reconocimiento, que tenía que aprender a verlo de otro modo, que no lo buscara en la bata blanca, sino en los ojos de sus pacientes. Ése es el nuevo enfoque que persiguen todos los profesionales que apuestan por la risa y que ayer se reunieron en el Reina Sofía. No sólo hacer reir como parte del proceso terapeútico de cura, sino como una nueva forma de relacionarse con sus pacientes, de crear complicidades, de no desterrar la emoción, para desdramatizar y, al fin al cabo, para humanizar. “Yo les debo mis 32 años de vida a esos médicos y enfermeras que han hecho que hoy esté como estoy”, apuntó un enfermo que también acudió a las jornadas. Al hilo de la película también se destacó la importancia que los pequeños detalles pueden tener en la valorización de la relación paciente- personal sanitario. Y puede comenzarse por llamar a las personas por su nombre, en vez de por un número de cama o habitación.

En este sentido otra de las asistentes destacó la “mala educación” que debemos tener para repensar, por ejemplo, la terminología: paciente, usuario… persona al fin y al cabo. Con nombres, y apellidos. Practicando con el ejemplo, la organización de las Jornadas contó con el apoyo dinamizador del Teatro con “mimo”, de la Escuela Superior de Arte Dramático y con el mago Juan Tamaral, de la Asociación Nacional de Magos Solidarios “Llevamos magia” quienes realizaron diversas actuaciones para los niños y no tan niños. DSC04231

Para finalizar el acto se celebró una “charla de sofá” en la que se reflexionó desde diversos puntos de vista sobre el impacto de la risa y el buen humor en la salud. En ella participaron Raquel Fimia, enfermera y antropóloga; Pedro Ventura, enfermero e investigador; Begoña Carbelo, psicóloga de la risa y enfermera y Julián Molina, fundador de la Escuela de Teatro Avanti.

Ayer en el Reina Sofía, pacientes y personal del hospital convivieron con payasos, magos, gente con la nariz roja y niños con varitas mágicas durante toda la mañana y las sonrisas se multiplicaron.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Belén Zurbano

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required