La Gran Sevilla ordena su crecimiento para los próximos años
Aljarafe

La Gran Sevilla ordena su crecimiento para los próximos años

El Consejo de Gobierno ya ha dado el visto bueno al plan de crecimiento de los municipios de la Gran Sevilla en los próximos años. La aprobación del Potaus supondrá una inversión superior a los 25.000 millones de euros y espera crear 220.000 empleos en la provincia.

Vea todos los proyectos contemplados

Sevilla Actualidad. Espaldarazo definitivo al marco que regulará el crecimiento de 46 municipios y casi millón y medio de habitantes. El Consejo de Gobierno, último trámite que debía superar el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla, el Potaus, aprobó ayer el documento que establece las bases para el desarrollo sostenible y la cohesión social y territorial del área metropolitana de Sevilla. Y lo hace con varios meses de retraso –en un principios se preveía su aprobación final a comienzos de año- debido al cambio de Gobierno en nuestra Comunidad.

De esta forma, se da vía libre a una inversión mixta que alcanzará los 30.000 millones de euros durante los próximos diez años y en proyectos productivos, urbanísticos y de vivienda, así como de mejora de las infraestructuras. Y es que, el Potaus recoge una estrategia dirigida fundamentalmente a ordenar el crecimiento urbano y la localización de actividades económicas, aumentar la oferta de viviendas protegidas y ampliar los sistemas de transporte público.

Así es como se reflejan en el documento hasta 69 zonas con alto potencial de desarrollo, denominadas ‘áreas de oportunidad’, donde se generará una inversión total de más de 25.000 millones de euros y 220.000 empleos. De ellas, 47 se reservan para actividades productivas y 22 para uso residencial de relevancia metropolitana.

El Potaus resuelve, así, su último trámite después de recibir el visto bueno de la Comisión de Redacción del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla, la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Sevilla, la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía -Cotua)-, el Consejo de Participación de Doñana y, en última instancia, de la Comisión de Viceconsejeros de la Administración autonómica.

Casi 6.500 hectáreas de desarrollo

Las áreas de oportunidad de carácter productivo pondrán a disposición de los distintos sectores económicos un total de 5.300 nuevas hectáreas para el desarrollo de sus actividades. Más de la mitad de estos espacios, 24, se destinan a uso empresarial y serán fundamentalmente polígonos y parques industriales, mientras que el resto se divide entre aprovechamientos terciarios –nueve-, tecnológicos –ocho- y logísticos –cinco-. Algunos de ellos llevarán también asociadas promociones residenciales, con un total de 6.000 viviendas.

Debes leer también  La Seguridad Social recupera en Sevilla más de 4.400 afiliados

Entre las nuevas zonas empresariales previstas, figuran las 200 hectáreas que el Potaus reserva en el municipio de Guillena para la ampliación del Polígono de El Esparragal. Este espacio, dedicado a la industria pesada y dotado de buenos accesos a través de la autovía A-66, consolidará el denominado Corredor de la Plata como uno de los ejes productivos emergentes del área metropolitana. Otro parque empresarial destacado es el previsto entre los municipios de Huévar y Benacazón, sobre una superficie de 300 hectáreas.

Respecto a las áreas de tipo terciario, el plan recoge proyectos como el de la Ciudad de la Justicia de Sevilla o el centro comercial de Espartinas, que se situará en una superficie de 25 hectáreas entre la A-49 y el núcleo urbano, en una zona de gran concentración residencial. Este complejo estará basado en una oferta de pequeños y medianos comercios, diferenciada del modelo de las grandes superficies. Por su parte, en Villamanrique de la Condesa se construirá la denominada Ciudad del Caballo –de 124 hectáreas-, que responderá a la tradicional demanda de actividades ecuestres que se da en la zona.

En el ámbito tecnológico, las principales iniciativas son la ampliación en 146 hectáreas del parque Aerópolis, en La Rinconada, y la creación de otro espacio científico y de innovación dedicado a la energía solar en Sanlúcar la Mayor, que ocupará una superficie de 160 hectáreas. Otros proyectos destacados son la Ciudad del Agua en Carrión de los Céspedes y el Parque Agrópolis en Los Palacios y Villafranca.

Las áreas de oportunidad empresarial se completan con las zonas logísticas, entre las que figura el nuevo centro de transportes de mercancías que se ubicará en Majarabique, entre Sevilla y La Rinconada, ante la saturación del actual complejo de La Negrilla.

49.000 nuevas viviendas, más de la mitad en Dos Hermanas y Alcalá. En cuanto a las 22 áreas de oportunidad para suelos de uso residencial, la reserva de 1.230 hectáreas en toda el área metropolitana permitirá construir 49.050 nuevas viviendas, que serán de protección oficial en un 60%-70%. Junto con los 6.000 previstos para las áreas productivas, estos inmuebles suponen por sí solos la mitad de la demanda de pisos protegidos identificada por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados –IESA- para la aglomeración urbana de Sevilla. A ellos se añadirá la propia oferta de las entidades locales y de los promotores públicos y privados.

Las principales áreas se localizan en el municipio de Dos Hermanas. Así, la zona de Entrenúcleos albergará en torno a 12.000 inmuebles en una superficie cercana a las 200 hectáreas, mientras que en el Cortijo del Cuarto se levantarán 6.000 viviendas sobre una superficie de 155 hectáreas.

Debes leer también  Arranca la "Operación Salida" del verano en Andalucía: consulta todos los detalles 

Estos desarrollos urbanísticos permitirán renovar el tejido social y dotar de servicios al barrio contiguo de Bellavista, perteneciente a Sevilla. Otra zona destacada es la de Pago de Enmedio en La Rinconada –de 135 hectáreas-, donde está prevista la edificación de 4.500 residencias y que será fundamental para propiciar la unión física de este núcleo urbano con el de San José.

Estos crecimientos urbanísticos se complementan con una amplia red de 9.000 hectáreas de espacios libres, especialmente parques metropolitanos. Entre las principales novedades en este capítulo, destacan la ampliación del Parque del Alamillo en la capital con una superficie adicional de 76 hectáreas; la creación de una nueva zona verde entre Aznalcázar y los pinares de Puebla del Río –de 76 hectáreas-, y la delimitación de otras 35 hectáreas entre los cerros de Camas y Castilleja de Guzmán.

Junto con los parques metropolitanos, el Potaus recoge también otro tipo de zonas verdes, como los parques culturales de Los Alcores -entre Carmona y Alcalá de Guadaíra- y Aljarafe Norte. Este último incluirá el área dolménica de Valencina y Castilleja de Guzmán, el yacimiento arqueológico de El Carambolo –Camas- y la ciudad romana de Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce. Asimismo, el plan consolidará la red metropolitana de corredores verdes con un amplio programa de adecuación y reforestación (especialmente en las cornisas oriental y occidental del Aljarafe-, además de crear los parques fluviales de Charco de la Pava, Guadaíra, Riopudio y Majuelo.

Tranvías del aljarafe y SE-40. Junto con la definición de las áreas de oportunidad, el Potaus amplía la actual planificación en materia de infraestructuras viarias, energéticas e hidráulicas, con una previsión de inversiones cifrada en 4.778 millones de euros.

En el capítulo de red viaria y sistema de transporte público, el Potaus incorpora los grandes proyectos ya recogidos tanto en el Plan de Transporte Metropolitano del Área de Sevilla como en el Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía.

Entre estas obras destacan el Metro de Sevilla; los tranvías del Aljarafe, Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas-Los Palacios; la construcción de la SE-40; el nuevo trazado de la A-8077 entre Camas y Olivares; el desdoblamiento de la conexión Dos Hermanas-Alcalá de Guadaíra, y las nuevas rondas urbanas, variantes y plataformas reservadas para transporte público.

El objetivo fundamental se dirige a primar el transporte público para alcanzar en los próximos diez años una tasa de utilización del 35% sobre el total de las personas que se desplazan en el área metropolitana por medios mecanizados -actualmente, el nivel se sitúa en alrededor del 25%-.

Debes leer también  En vídeo: Así es la campaña para reactivar la cultura en Sevilla 

Los ecologistas se oponen al Potaus

El Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla ha resuelto, así, su último trámite. Y lo ha hecho, además, sin haber encontrado apenas complicaciones en su recorrido.

De hecho, en los últimos tres años -pues fue mediante decreto y en noviembre de 2006 como se encargó la formulación del Potaus- representantes de la administración pública andaluza y de distintos colegios profesionales en materia de obras públicas han avalado un Plan al que sólo se oponen los delegados de Ecologistas en Acción, que echan en falta estudios medioambientales en las zonas en que se ejecutarán los grandes proyectos metropolitanos del futuro más inmediato.

Aún así, lo cierto es que se trata del primer documento que aceptan firmar, sin condiciones, los empresarios con presencia en la Comisión de Ordenación Territorial. Una muestra de apoyo del colectivo que, para la Junta de Andalucía, supone el respaldo del sector a los proyectos que se incluyen en el último Potaus.

Espadas: «Punto y final al sálvese quien pueda»

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, aseguró que el Potaus «pone punto y final a la política del sálvese quien pueda» en materia urbanística, en pro de «un modelo compartido y supramunicipal» en torno a la «especialización del territorio en actividades específicas».

De esta forma, Juan Espadas celebró la aprobación de un instrumento de planificación «largamente esperado» y explicó que las actuales relaciones económicas, de infraestructuras, urbanísticas y de planificación de los municipios que conforman el área metropolitana de Sevilla obligan a impulsar políticas «supramunicipales» más allá del trabajo «unilateral» de los ayuntamientos, porque a día de hoy, con algunas zonas del área metropolitana ya saturadas y con problemas de comunicación o infraestructuras, «no se puede plantear este tipo de cosas desde los planes generales de ordenación urbana (PGOU). Necesitamos un modelo compartido”, informa Europa Press.

Además, el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio advirtió de que «hacer ciudad no es una suma de urbanizaciones» y destacó que gracias al Potaus, «se define cual es la vocación del territorio y sus capacidades económicas y productivas», porque la elaboración de este documento ha contado con un proceso de «preselección» a través del cual se determina una «especialización» de sectores de territorio para actividades «específicas».

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro de la Asociación de la Prensa de Cádiz y del Colegio de Periodistas de Andalucía.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required