Portada » Provincia » Aljarafe » Los empleados de Bellavista saldrán a la calle para protestar por el ERE de Roca
Aljarafe

Los empleados de Bellavista saldrán a la calle para protestar por el ERE de Roca

Los trabajadores de la planta de Dos Hermanas no creen que tras el despido de 191 empleados el Grupo traslade la carga de trabajo a la factoría alcalareña. Anuncian paros puntuales a partir de la semana que viene, pero no huelgas, “para no hacerle un favor a la empresa”. Roca dice que se ha generado “un stock insostenible”. Los afectados cuentan ya con el respaldo del ayuntamiento nazareno y la Junta.

Sevilla Actualidad. “Una justificación para llevar la producción fuera de las fronteras españolas”. Así califican los trabajadores de Roca en la planta de Alcalá de Guadaíra la decisión de la empresa de ejecutar un expediente de regulación de empleo –ERE- que afectará a 191 de los 242 empleados –el 80 por ciento- de la plantilla de Cerámicas Bellavista en Dos Hermanas.
Y es que, los empleados de la factoría en la provincia de Sevilla no creen que la decisión de reducir la plantilla revierta en una mayor carga de trabajo, concretamente la procedente de las instalaciones de Bellavista, y acusan al producto procedente de otros países, entre ellos China, como responsables del stock existente en ambas plantas. “Roca pretende dejar sus plantas españolas como meros almacenes de mercancía”, subrayan los trabajadores.
 
“Se trata de dar justificaciones para quitarse la plantilla de encima”, apuntan los trabajadores de Roca, que vaticinan que «la producción en España quedará bajo mínimos, liquidando todo el trabajo nacional y el derecho de los trabajadores”, al tiempo que califican la decisión de “cierre encubierto”.
 
Aún así, lejos de cerrarse en banda, la plantilla nazarena de se muestra dispuesta a negociar cualquier otra opción para intentar solventar la situación actual, ya que considera este ERE “inviable e insostenible”. Es por ello que los trabajadores ya han anunciado el desarrollo de un calendario de movilizaciones y paros puntuales a partir de la próxima semana, aunque descartan la huelga “para no hacerle un favor a la empresa”. Es más, la plantilla asegura que trabajará “más que nunca en una fábrica caracterizada por su alto rendimiento”.

“Stock insostenible” para Roca

Sin embargo, en un comunicado, la empresa asegura que su intención es traspasar toda la producción de porcelana sanitaria de su planta de Dos Hermanas a la ubicada a apenas once kilómetros, en Alcalá de Guadaíra. Alude a que “se ha visto obligada” a presentar este ERE debido, en gran parte, a “la creciente desaceleración del sector de la construcción” que “viene arrastrando desde 2007 y que se ha agudizado de forma drástica en 2008”.
 
De esta forma, y según se desprende de este propósito de intenciones, Cerámica Bellavista mantendría en su planta de Dos Hermanas sus oficinas, el almacén y un centro logístico para seguir realizando las tareas de comercialización y distribución habituales.
 
La empresa justifica el despido de casi 200 empleados augurando que esta mala situación seguirá “durante varios años más”, puesto que “no es un problema meramente coyuntural, sino de cambio de ciclo económico”. Además, asegura Roca que la disminución del consumo y la crisis de la construcción “ha provocado un constante descenso de las ventas, generando un volumen de stock insostenible”.
 
Por ello, y para hacer frente al “desfase entre ventas y producción”, se redujo el programa de producción para reajustarlo a las necesidades de ventas actuales y previstas para los próximos años, “que van a ser muy inferiores a las de años anteriores”. Sin embargo, esta reducción “ha sido insuficiente para absorber el abundante stock disponible y, además, ha tenido como doble efecto un incremento en los costes de producción y una infrautilización de la capacidad productiva de las instalaciones”, lo que hace “inviable la producción de porcelana sanitaria en la fábrica de Cerámica Bellavista”, continúa el comunicado.
 
Para superar el “desequilibrio entre la plantilla existente y las necesidades del programa de producción”, Roca considera “obligado” trasladar la fabricación de a la planta de Alcalá de Guadaíra, para así “garantizar su viabilidad [del Grupo] futura al recuperar niveles de producción que también se han visto afectados por la crisis del sector inmobiliario en nuestro país”.

Dos Hermanas apoyará a los trabajadores

Mientras tanto, el ERE ya ha llegado a instancias de la Junta de Gobierno Local nazarena, que considera que este expediente supondría el cierre definitivo de la empresa. Tramitado este asunto de urgencia en el mediodía de ayer, el alcalde de la localidad de Dos Hermanas, Francisco Toscano, se reunió con los directivos y el Comité de Empresa, trasladando a los trabajadores la solidaridad del municipio.
 
Así, Toscano se ha apresurado en tranquilizar a los empleados afectados, a los que ha querido comunicar que desde el Consistorio se van a realizar cuantas gestiones sean posibles jurídicamente para evitar el cierre de la empresa y buscar otras salidas.
 
Por su parte, el consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, aseguró ayer en Cádiz que “una causa coyuntural no puede justificar una medida estructural”, y advirtió de que si la idea de Bellavista es “aprovechar” el descenso de suministros vinculados con el sector de la construcción para “extinguir para toda la vida”, entonces “se va a encontrar con la negativa de la Junta”.
 
En rueda de prensa, de la que informa Europa Press, Fernández explicó que Bellavista “ha tenido distintas complejidades a lo largo de su historia” cuyas causas pueden derivarse de que “tiene una especificidad vinculada al sector de la construcción”.
 
Sin embargo, la construcción atraviesa “una coyuntura que puede durar seis meses, nueve o un año”, pero “nadie puede pretender, por una coyuntura que dura a un año, despedir para toda la vida a los trabajadores”. En este sentido, se mostró “proclive” a adoptar medidas laborales que puedan “dar viabilidad a la empresa”.

Medio centenar de despidos como antecedente

Hay que recordar que la planta alcalareña ya sufrió con anterioridad otro ERE debido al exceso de producción. En esta ocasión, la regulación finalizó con el despido de 44 personas, quedando una plantilla de 340 empleados. Para los trabajadores, los resultados han sido desastrosos. Según estos, la planta de Roca en Alcalá cuenta ahora con “peores condiciones de trabajo que las anteriores”.

www.sevillaactualidad.com

Sobre el autor

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro de la Asociación de la Prensa de Cádiz y del Colegio de Periodistas de Andalucía.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required