Portada » Provincia » Alcalá de Guadaíra » El Ayuntamiento entierra el gran estadio de Alcalá pese a ser viable
El delegado de Urbanismo, Rafael Chacón, junto al entonces delegado de Deportes, José Manuel Campos/SA
Alcalá de Guadaíra

El Ayuntamiento entierra el gran estadio de Alcalá pese a ser viable

Limones opta por remodelar el Francisco Bono frente al nuevo estadio en La Isla

Con la remodelación del actual Francisco Bono, el Ayuntamiento aunque sin decirlo abiertamente, desecha el estadio de grandes dimensiones en La Isla, dando la espalda a la apuesta que suponía el proyecto para el ocio, la cultura y el deporte de Alcalá de Guadaíra.

 

Christopher Rivas. Fue en año de elecciones cuando Antonio Gutiérrez Limones (PSOE) presentó el proyecto y posiblemente eso lo explique todo. Con el anuncio por parte del Consistorio de la reforma del actual estadio Francisco Bono, se pierde la oportunidad de que Alcalá cuente con un gran estadio municipal, preparado para realizar competiciones del más alto nivel y para acoger grandes espectáculos y conciertos.

El diseño ganador, cuyas obras se iniciarían según Limones a finales de 2008, nunca llegó a ponerse en marcha. El nuevo recinto estaría situado en la zona de La Isla. Además como publicó en 2007 Deguadaira.com, el espacio contaría con mil plazas de aparcamiento subterráneo y 500 en superficie. El proyecto tenía en cuenta además un futuro intercambiador de transportes que junto a la organización de los viales de la zona lo impulsaron a ganar el concurso convocado al efecto.

 El ganador fue la propuesta ‘Lume’, de la empresa IDOM-ACXT. Fue elegido por un jurado, entre un total de 29 presentados. La empresa ganadora era la misma que diseñó edificios emblemáticos como la torre de control del aeropuerto de Fuerteventura, el campo de fútbol del Pontevedra CF o la remodelación de San Mamés en Bilbao.

El nuevo campo de fútbol ahora desechado, iba a contar con una superficie de más de 15.000 metros cuadrados y tenía una capacidad para 10.000 personas. En el se invertirían 9 millones de euros, independientemente de obras de urbanización y dotaciones, frente a la barata remodelación para el Ayuntamiento que supone el arreglo del actual campo.

El recinto iba a contar con césped artificial, gradas cubiertas y buenos servicios complementarios, era «viable económicamente y de bajo rendimiento, versátil, al diseñarse para acoger otro tipo de eventos no deportivos» y además iba a crear movimiento económico al incluir una galería comercial y de oficinas adosadas al propio estadio.

El delegado de Servicios Territoriales, Rafael Chacón, y el concejal de Deportes en aquella época, José Manuel Campos, explicaron en una rueda de prensa que el proyecto fue elegido «por ser el que mejor se adapta a las necesidades de la ciudad, deportiva y urbanísticamente». El hecho de que integrase los viales urbanos que prevé el intercambiador del metro y «el permitir un espacio peatonal le valieron el primer premio del concurso junto a sus criterios de sostenible, ventilación natural y el empleo de paneles solares» según indicó el Ayuntamiento en 2007.

Ahora el PSOE hace la vista gorda y se olvida de que ellos mismos catalogaron el proyecto como «de primer nivel y de lo mejor de Andalucía”. Eso fue entonces, ahora la situación es distinta. El estadio, muy probablemente, no llegue a ver la luz.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena SER, o Canal Sur. Es miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required