Portada » Provincia » Alcalá de Guadaíra » El Molino de la Boca en peligro por el nuevo trazado de la A-392
Alcalá de Guadaíra

El Molino de la Boca en peligro por el nuevo trazado de la A-392

 

El portavoz del Partido Popular de Alcalá de Guadaíra, Javier Jiménez, ha alertado sobre la posibilidad de que el nuevo trazado de la carretera de la A-392, que unirá Alcalá con Dos Hermanas, afecte al Molino de la Boca, al arroyo  de Marchenilla y en general, a todo el entorno natural de la zona.

Sevilla Actualidad. Javier Jiménez, portavoz del PP de Alcalá de Guadaíra ha advertido sobre el peligro que corre el Molino de la Boca, situado en el arroyo de Marchenilla en el Guadaíra, y sobre el entorno natural de la zona por donde pasa la nueva Variante Este de la A-392 que une Alcalá con Dos Hermanas. Y es que el nuevo trazado de la carretera pasa cerca del edificio y por ello, le puede afectar.

“Se trata de uno de los cinco molinos que quedan en pie en el arroyo cuando hace 30 años hubo nueve. Además, éste fue catalogado en 2005 a propuesta del PP y es, tal vez, el más interesante de la zona”, ha informado Javier Jiménez sobre el molino. Por ello, los populares han dejado claro que al tratarse de un edificio de importancia patrimonial debe tener un área de protección. La solución del PP es que la carretera se modifique y su trazado se aleje de este edificio y del entorno. 

Por todos estos hechos, el Partido Popular alcalareño ha solicitado la comparecencia en la Comisión de Control del próximo 18 de enero de Ana Cuesta, delegada municipal de Patrimonio, con el principal objetivo de que explique si los socialistas van a solicitar a la Junta de Andalucía una modificación del trazado y si el Ayuntamiento tiene previstas otras actuaciones para conservar el patrimonio de Marchenilla.

En el pleno celebrado en junio de 2005 Javier Jiménez hizo balance sobre la historia de Marchenilla y dijo que “de los nueve molinos que hubo en tiempos, hoy sólo quedan en pie cinco, aunque la mayoría de ellos en ruina. El primero en caer, allá por los años 70, fue el llamado de Cañiveralejos, que dio su nombre a la fuente homónima. Casi 20 años más tarde, le tocó el turno a Tragahierro, demolido, en gran parte, al construirse el colector de la cárcel de mujeres de Las Canteras”.

 

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required