Portada » Provincia » Alcalá de Guadaíra » ACM habría usado facturas ‘infladas’ para desviar fondos con fines «partidistas»
pleno-alcala-15-mayo-2014
Alcalá de Guadaíra

ACM habría usado facturas ‘infladas’ para desviar fondos con fines «partidistas»

La Guardia Civil cree que la cúpula de ACM «malversó» fondos públicos

La investigación de la Guardia Civil detalla cómo la empresa pública duplicaba facturas o adquiría productos a precios inflados para justificar un desvío de fondos “con fines particulares o partidistas”.

La Guardia Civil cree que los directivos de Alcalá Comunicación Municipal (ACM) han realizado, durante los años investigados, una serie de corruptelas e irregularidades en la facturación de la sociedad con el fin de desviar fondos públicos “con fines particulares o partidistas”. Es una de las conclusiones extraídas del informe que el Equipo de Delitos Económicos de la Guardia Civil entregó el pasado mes de marzo a la titular del juzgado nº2 de Alcalá de Guadaira, que instruye el caso sobre las irregularidades en ACM y al que tenido acceso Sevilla Actualidad.

A través de las declaraciones testificales de proveedores de ACM, los investigadores han hallado lo que pudieran ser facturas duplicadas -pagadas a dos proveedores distintos por un mismo concepto- o infladas con el fin de justificar un gasto por parte de la empresa pública.

Entre estas irregularidades, la Guardia Civil destaca el caso de Joyería Mezquita –actualmente cerrada-, administrada por el padre de Manuel Costillo, coordinador de ACM -uno de los directivos de la sociedad para los que la Fiscalía ha solicitado su imputación-. Esta joyería era un proveedor habitual de ACM en la venta de galardones, placas o trofeos para competiciones o torneos municipales.

La investigación detalla cómo la joyería del padre de Costillo facturaba a ACM con un sobrecoste en ocasiones “superior al 200%”. Esta tesis se sustenta en varios casos, entre los que se encuentran una compra que la joyería realizó a otra empresa por valor de 1.900 euros y que facturó a ACM por importe de 6.000 euros. La Guardia Civil calcula que, en tan solo ocho facturas, entre 2008 y 2009, Costillo obtuvo un beneficio de “más de 12.000 euros”.

Algunos proveedores también han reconocido haber comprado móviles encargados por el coordinador de ACM, Manuel Costillo, “para el alcalde –el socialista Antonio Gutiérrez Limones- o el teniente de alcalde” con la promesa de que recuperarían el dinero “engordando la factura de los servicios prestados”.

Asimismo, varios proveedores han reconocido ante los agentes que era habitual la realización a ACM de servicios prestados “pero no pagados” que se llevaban a cabo “sin contratos” y  se acordaban “de forma verbal”, en muchas ocasiones, a través del ex contable imputado por presunta malversación, Javier Luque.  

Facturas duplicadas para justificar gastos

Entre las irregularidades encontradas, la Guardia Civil destaca la realización de facturas duplicadas. Eventos municipales celebrados en Alcalá de Guadaíra cuentan con facturas donde se pagó a dos proveedores diferentes por el mismo concepto. En estos casos ACM pagó con dinero público facturas que tenían el mismo concepto a dos proveedores diferentes: un empresario autónomo y una empresa de diseño e impresión.

La Exposición Canina fue un evento celebrado en Alcalá en 2009. Cuenta con una factura emitida en abril 2009 por la empresa de diseño e impresión por 15.300 euros bajo el concepto “Exposición canina”. El mismo mes, el empresario autónomo emitió otra factura por valor de 3.600 euros con el concepto “Diseño, maquetación e impresión de 30 ejemplares a color y encuadernados Exposición Canina”. Se da la circunstancia de que el empresario declaró ante los agentes que sólo subcontrataba servicios de impresión a dos imprentas de Málaga.

La misma situación se produce en facturas sobre materiales para la Semana Santa, el Festival Alcalá por Sevillanas o el Campeonato de Billar, donde los investigadores recogen cómo ACM pagaba -con apenas un mes de diferencia- a los dos proveedores por los mismos conceptos.

Por ello, los investigadores relatan en su informe que los responsables de ACM justificaban en las cuentas de la empresa unos gastos “que realmente no eran facturados -al empresario-”, unas afirmaciones que sustentan en el desfase entre el diario de la empresa y las contabilidades presentadas ante la Agencia Tributaria.

Sobre el autor

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista en Comunicación Estratégica y Publicidad, es miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required