Portada » Provincia » Alcalá de Guadaíra » Ballesteros: “Limones conocía qué ocurría en ACM desde 2011”
ballesteros-rdp-portavoces-alcala
Alcalá de Guadaíra

Ballesteros: “Limones conocía qué ocurría en ACM desde 2011”

Alcalá celebra un Pleno extraordinario sobre ACM

La concejal no adscrita, antigua edil socialista, afirma que un grupo de militantes pusieron en conocimiento del alcalde las presuntas irregularidades en ACM a finales de 2011. Gutiérrez Limones defiende que no ha cometido “hecho delictivo alguno” y lamenta “su indefensión”.

En la mañana de este miércoles ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra el Pleno extraordinario, a petición del PP, sobre la empresa pública de comunicación, ACM, a raíz de la investigación que la Fiscalía de Dos Hermanas ha llevado a cabo por presuntas irregularidades en sus cuentas y que recientemente ha enviado al Juez Decano de Alcalá de Guadaíra

El Pleno se ha desarrollado como se preveía, en un fuerte tono verbal entre los portavoces de la oposición y del Gobierno. Destacada ha sido la prohibición de intervenir del alcalde alcalareño, Antonio Gutiérrez Limones, a la concejal no adscrita, Laura Ballesteros, por no ser portavoz de ningún grupo municipal, ya que la solicitud del pleno hablaba de turno de debate entre “los portavoces”. Esta prohibición ha motivado que el concejal andalucista Ramón Ramos interviniese para anunciar que “si sólo va a dejar hablar a los portavoces” abandonaba el pleno, gesto que ha sido secundado por ocho de los nueve concejales del PP.

pleno-extraordinario-acm

De este modo, la sesión se ha desarrollado con la presencia de los portavoces de los grupos municipales de la oposición: María del Carmen R. Hornillo (PP), Lola Aquino (PA), Alberto Miranda (IU) y la concejal no adscrita, Laura Ballesteros, que finalmente no ha intervenido.

Durante el Pleno, los portavoces de la oposición han preguntado a Gutiérrez Limones su conocimiento de las presuntas irregularidades que investiga la Fiscalía sobre ACM. Desde el grupo socialista, su portavoz, Rafael Chacón, ha desmentido todas las acusaciones vertidas sobre la figura de Gutiérrez Limones y su equipo de gobierno.

El propio alcalde ha realizado un alegato donde ha defendido su inocencia y anunciado acciones legales contra los impulsores de lo que considera “una campaña de desprestigio” contra su imagen. Limones ha reiterado “que no ha cometido hecho delictivo alguno y manifestado la “transparencia del Ayuntamiento” y denunciado su “absoluta indefensión” con “un juicio paralelo al que me veo sometido por determinados medios de comunicación alentados por el proceso político que la oposición está llevando a cabo contra mi persona y mi cargo, con fines evidentemente reprobables”.

Al finalizar el pleno el alcalde ha hecho entrega a los grupos políticos de un dossier con las cuentas de los últimos diez años de la sociedad Alcalá Comunicación Municipal (ACM), entendiendo que “tal vez fuera este juicio, el de la maledicencia, el que algunos y algunas perseguían”. Asimismo ha mostrado la carta que ha remitido al presidente de la Cámara de Cuentas de Andalucía solicitando, como máxima autoridad en materia de control externo de las cuentas públicas de la Comunidad Autónoma, “que proceda a auditar la liquidación de ACM para que quede demostrada la correcta gestión de la misma”.

Intervención del alcalde

“Que el pasado día 28 de abril me comunicó la Fiscalía que unas diligencias informativas instruidas, de cuyo contenido jamás he sido informado y en las que nunca he sido oído, se remitían al Tribunal Supremo dada mi condición de aforado”.

“En esa comunicación no se precisaba hecho alguno que fuera objeto de reproche preciso, justificador tanto de la investigación como de la remisión al Tribunal Supremo, por lo que es imposible conocer su contenido”.

“Con fecha 29 de mayo, la Fiscalía me comunica que las actuaciones remitidas al Tribunal Supremo habían sido devueltas, sin que en dicha comunicación se me ofreciera explicación alguna de proqué dichas diligencias resultaban devueltas, por más que deba pensar con mínimo sentido común, que carece de toda relevancia, para justificar que conozca el Tribunal Supremo”.

Asimismo, el alcalde alcalareño ha expresado su inquebrantable confianza y lealtad a jueces y tribunales y ha asegurado que “tan pronto se me requiera para explicar lo que fuere daré cabal y cumplida explicación de cuanto se me solicite y sepa”.

“Tengan todos la seguridad de que cuando llegue el momento oportuno, solicitaré la tutela efectiva de los Tribunales de Justicia y demandaré las reparaciones de todo orden en la forma que las leyes me autorizan, por los gravísimos perjuicios que se me están ocasionando con los gravísimos ataques de que vengo siendo objeto, ante la falta de fundamento de las acusaciones que se vienen propagando y que cuestionan injustamente mi honradez y honestidad pública y privada, virtudes que siempre me han acompañado, todo ello como base de una cobarde campaña de desprestigio en la que se ataca impunemente mi honor, con informaciones falsas, folletos anónimos, rumores malintencionados, pintadas y mentiras”.

En tal sentido, el primer edil ha dicho que se compromete “ante mi ciudad, ante mi familia y ante mí mismo a ejercer cuantas acciones sean necesarias para poner al descubierto las oscuras razones de estos hechos. Ese momento llegará, no tengan la menor duda”.

De esta forma ha hecho hincapié en que “no he sido imputado en procedimiento alguno y, por tanto, de nada se me acusa. A quienes se apresuraron a condenarme, a pedir mi dimisión, les invitaría a la reflexión y a la coherencia. Se supone que exigimos a los demás lo que nos exigimos a nosotros mismos, si alguien lanza acusaciones tan graves debe asumir las consecuencias”.

Gutiérrez Limones ha explicado que “ahora es un buen momento para hacer dos cosas, una para reflexionar sobre lo que ha pasado y preguntarnos si es legítimo hacer daño a la imagen de una ciudad, de una familia y una persona realizando afirmaciones tan graves como carentes de fundamento. En segundo lugar es momento para plantearse, si es decente, sin saber si quiera si existe acusación, lanzarse a repartir pasquines por casas, coches y barrios difundiendo falsas acusaciones cuando el falso acusado no se puede denfender. A mí ambas actitudes me parecen inciviles y ruines, propias de cobardes, pues nada es tan profundamente disgregador para la convivencia como el faltar a la verdad con la activa difusión de la mentira, algo radicalmente impropio del respeto que nos merecemos como personas y como vecinos”.

Por último se ha comprometido ante todos los presentes y ante los ciudadanos de Alcalá a dar “una rueda de prensa completa y documentada cuando tenga acceso al expediente y sepa si existen o no denuncias contra mi persona”.

Ballesteros: “El alcalde sabía qué ocurría en ACM desde 2011”

Sin embargo, notable relevancia han tenido los hechos tras el Pleno. Ha sido entonces cuando la concejal no adscrita, Laura Ballesteros, antigua edil socialista, ha ofrecido una rueda de prensa multitudinaria donde ha realizado la intervención que no hizo en la sesión plenaria. En ella, Ballesteros ha afirmado que el alcalde, Antonio Gutiérrez Limones, conocía “desde el último trimestre de 2011” las presuntas irregularidades en ACM.

Ballesteros señala que “un grupo de militantes socialistas”, entre los que se encontraba la por entonces edil del PSOE, se reunieron personalmente con el alcalde para expresarles las “denuncias de un grupo de trabajadores de ACM”, que se quejaban de un “acoso laboral y psicológico”. “Queríamos que se tomaran medidas si realmente el gerente de la entidad estaba acosando a los trabajadores”, ha manifestado Ballesteros.

“Cuando el alcalde lo supo, no dijo nada, se limitó a escuchar”, ha destacado la concejal. “A las personas que estábamos informando de este tema nos desplazó y emplazó como interlocutora de este asunto a la edil socialista Miriam Burgos”.

La concejal señala que, junto al alcalde, estos militantes se reunieron con el entonces presidente del PSOE, Bernabé Gámez; la actual secretaria de Organización, Elena Álvarez; y el secretario general del PSOE de Alcalá, Rafael Chacón, para poner en conocimiento esta situación. “Todos lo sabían, hubo secretismo y ocultismo por parte de todo el mundo”, señala Ballesteros, quien apunta a que, tras conocerse estas denuncias, se empezaron a producir algunas dimisiones entre los consejeros de ACM. “No entiendo que digan que no son conocedores, otra cosa es que no hayan querido hacer nada”, critica Ballesteros.

Ballesteros hace referencia a las dimisiones producidas en el seno del PSOE de Alcalá y de cargos de confianza del alcalde. Así ocurrió con los ediles Ana Belén González y José Manuel Rodríguez, que reconocieron discrepancias con la forma de gobernar de Gutiérrez Limones. También, como ha recordado la concejal, en esta época dejó de prestar sus funciones el responsable de Comunicación del Ayuntamiento, Carlos García Lara y consejeros de ACM como Francisco García, antiguo secretario de Organización del PSOE.

“No me parece lógico que se esté culpando al que denuncia los hechos, pero se defiende al que lo ha cometido”, señala. “Se está cargando contra las personas que hemos puesto en conocimiento las irregularidades”. Ballesteros ha preguntado al alcalde “qué se ha hecho” desde que pusieron en conocimiento las denuncias de los trabajadores de ACM y defiende que ella, junto a otros militantes, siempre han pedido una comisión de investigación interna sobre este asunto que “nunca” se ha llevado a cabo.

La oposición pide la dimisión del alcalde y de varios concejales

Tras la celebración de este Pleno, el PP de Alcalá ha pedido formalmente “y por primera vez en este convulso mandato”, la dimisión del actual alcalde, Antonio Gutiérrez Limones, así como la de varios concejales “por su supuesta implicación” en las irregularidades en ACM. En concreto,

Los populares han tachado de “antidemocrática cuanto menos la actitud del alcalde por no haber permitido tomar la palabra a la que fue su concejal hasta junio del pasado año, Laura Ballesteros”.

“Esta medida tomada por Gutiérrez Limones de silenciar a una ex miembro de su gobierno claramente por miedo a que contara lo que sabe, junto a la decisión de eliminar el turno de réplica a los grupos de la oposición, han dejado al descubierto la pretensión del alcalde para intentar coartar a toda costa a los grupos políticos representantes de la mayoría de los ciudadanos”.

Petición de dimisión que también ha reiterado hoy la portavoz del Partido Andalucista en el Ayuntamiento de Alcalá. “Si tanto el alcalde como los ediles socialistas Rafael Chacón y Miriam Burgos sabían estas denuncias de trabajadores de ACM, sólo cabe que dimitan de inmediato todos ellos por no haber puesto en manos de la Justicia unos hechos de los que eran conocedores”, ha dicho.

Para los andalucistas, “no tiene lógica alguna que habiendo una investigación judicial abierta, y sabiendo algunos de los detalles que se han hecho públicos, el alcalde no haya realizado aún una investigación interna, y lo que resulta más paradójico todavía, siga amparando a la cúpula de la extinta ACM” de cuyo ex gerente, José Luis Díaz, ha pedido el cese inmediato, pues aún sigue desarrollando su labor en la entidad que absorbió ACM tras su disolución: Innovar en Alcalá.

Asimismo, Aquino ha solicitado a Limones que se pronuncie sobre la campaña difamatoria contra el delegado sindical de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento de Alcalá, y que, según las grabaciones, se habría gestado en esta extinta sociedad pública municipal. En este punto Aquino ha afeado a Limones que “aún no haya tenido tiempo para interesarse por ese trabajador municipal, su familia o la organización a la que representa” cuestionándole “si no lo detesta o no le duele” preguntándole “¿dónde está su corazón?”.

El PSOE defiende al alcalde y critica “intereses personales” en la oposición

Para la Agrupación local del PSOE, “la demostración de transparencia (…) es el principal argumento para que la oposición política y la concejal tránsfuga, pidan perdón y reconozca que sus intereses personales y políticos se han antepuesto a los de los alcalareños”.

Para el PSOE alcalareño, en la sesión de Pleno extraordinaria “la ciudad de Alcalá ha podido comprobar que la gestión económica de la extinta ACM, y la denuncia que la oposición llevó a la fiscalía era una excusa perfecta para lograr de forma antinatural el gobierno del ayuntamiento que las urnas concedieron al PSOE y para ello no han dudado en alcanzar un pacto IU-PP- PA, junto a la concejal tránsfuga, para lograrlo”.

Se pone de manifiesto la “perfecta sintonía que se ha podido ver en el pleno en el que ninguno de los tres grupos de la oposición han repetido preguntas sobre la situación de la extinta ACM y como ha quedado claro que más que respuestas solo se buscaba difamar y empañar la figura del alcalde, Antonio Gutiérrez Limones” como se ha venido haciendo durante estos meses.

Para los responsables del PSOE “todos los portavoces de la oposición han planteado el pleno como un trampolín para sus aspiraciones personales y no como un foro para mejorar la vida de los alcalareños”.

Para la Agrupación del PSOE de Alcalá, el Pleno extraordinario ha servido para que quede demostrada la absoluta indefensión del alcalde y su equipo de gobierno, frente a las falsedades políticas y mediáticas y que el responsable municipal no ha sido acusado de nada, pese a lo cual la oposición ha tratado de ajusticiarlo, sin la más mínima prueba.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Alejandro Balbuena

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista en Comunicación Estratégica y Publicidad, es miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required