Portada » Provincia » Alcalá de Guadaíra » Los impagos amenazan el futuro del tranvía de Alcalá
tranvia-alcala-4
Alcalá de Guadaíra

Los impagos amenazan el futuro del tranvía de Alcalá

Las obras, que se encuentran paralizadas, no tienen fecha prevista de reinicio. Todo dependerá de si la Junta incluye la partida presupuestaria de 70 millones en los presupuestos de 2014.

Cuando comenzaron las obras del tranvía de Alcalá de Guadaíra, muchos creían que en estas fechas ya disfrutarían de los 23 minutos de travesía que conectarán los 12,5 kilómetros que existen entre el núcleo urbano con la Universidad Pablo de Olavide (UPO). Pero nadie contaba con la temida crisis que sacudió los pilares de la economía española y paralizó toda obra pública. En Alcalá, dio tiempo a construir dos tercios de la infraestructura, pero se quedó en el aire la última fase.

Desde 2011, el tranvía de Alcalá se ha quedado congelado en el tiempo. Los alcalareños utilizan lo construido como plataforma peatonal a través de la cual acceder de un extremo a otro de la ciudad. Pero ahí queda todo. Aún falta por construir los 4,2 kilómetros del tercer tramo que conecta el Parque Tecnológico con la UPO. Según han reconocido a Sevilla Actualidad fuentes de la Agencia de Obra Pública de la Consejería de Fomento y Vivienda, encargada de la construcción, finalizar la obra sólo supone una inversión de 20 millones de euros.

Sin embargo, terminar la infraestructura no lo es todo. A partir de ahí, quedaría la puesta en marcha del servicio, estimado en unos 50 millones de euros, y que, en el actual escenario de crisis, se ha convertido en el talón de Aquiles del futuro tranvía. “Esto no es una carretera, la obra no acaba al montar la vía”, reconocen estas fuentes que aún ven “lejos” todas las actuaciones de señalización del tráfico, comunicaciones, electrificación así como los talleres y las cocheras que necesitarán los vagones.

¿De qué depende la continuidad del tranvía de Alcalá? De que la Junta quiera seguir con la obra, paralizada por la falta de financiación. Para ello, debe liberar la partida de 70 millones en los próximos presupuestos de 2014. Hasta finales de septiembre no se conocerá si el Gobierno andaluz dispondrá de esta cantidad en sus presupuestos. Estas fuentes reconocen que es complicado invertir ahora en obra pública, más aún, después del Plan de Ajuste establecido por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y la limitación del déficit al 1,58%, que presumiblemente, obligará a repartir los esfuerzos en Sanidad y Educación, los dos ámbitos en los que se ha refugiado la Junta para diferenciar su política de la de Moncloa.

No obstante, también desde la Agencia reconocen que el tranvía de Alcalá es una “obra prioritaria” para su reinicio, toda vez que ya se han invertido unos 76 millones en una infraestructura que está siendo asolada por el abandono y el vandalismo, como ya ha puesto de manifiesto el propio alcalde de la localidad. Antonio Gutiérrez Limones (PSOE) ha solicitado en varias ocasiones a la Junta y la Diputación de Sevilla que retomen las obras del tranvía porque, según ha manifestado «el costo de no finalizarlo es siempre superior al ahorro derivado de la paralización de las inversiones».

Del mismo modo, el desarrollo tranvía de Alcalá está muy por delante que el Dos Hermanas –donde apenas se han invertido dos millones de euros- debido también a las necesidades comunicativas del municipio –sólo cuenta con autobuses como medios de transporte público- así como a las expectativas de uso, que son mucho mayores en la actualidad en Alcalá, que en el municipio nazareno.

Aunque todas las fuentes consultadas reniegan de dar plazos, en el mejor de los casos –si la Junta liberase la partida en estos presupuestos-, el tranvía no estaría finalizado hasta 2015, el tiempo mínimo para acabar la infraestructura -a la que resta, como mínimo, 12 meses-, iniciar la licitación de la puesta en marcha en servicio, que supone otro año más, e iniciar la explotación.

En este sentido, Metro de Sevilla es una de las empresas que tantea a la Junta para hacerse con la explotación del servicio, ya que les permitiría aglutinar los servicios de la Línea 1 y del ramal tranviario. Un encaje “lógico y argumentado” según fuentes de la Agencia, aunque su ofrecimiento choca con el principio de libre concurrencia de todo concurso público.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista en Comunicación Estratégica y Publicidad, es miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required